EL PAíS › BERGOGLIO HABLó SOBRE POBREZA, DERECHOS HUMANOS Y FUGA DE CAPITALES

“Hay que saldar la deuda social”

En un seminario en el Hotel Alvear, junto a Chiche Duhalde y el rabino Bergman, el titular de la Conferencia Episcopal retomó conceptos de una declaración de obispos latinoamericanos y reclamó “erradicar la exclusión y la pobreza”.

 Por Washington Uranga

“Los derechos humanos se violan no sólo por el terrorismo, la represión, los asesinatos, sino también por la existencia de condiciones de extrema pobreza y de estructuras económicas injustas que originan grandes desigualdades.” La afirmación está tomada del documento emitido por los obispos católicos latinoamericanos en Santo Domingo (1992), pero ésas fueron las palabras elegidas por el cardenal Jorge Bergoglio, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, para pronunciarlas ayer en el marco de un seminario sobre políticas públicas organizado por la Escuela de Posgrado Ciudad Argentina, la Universidad del Salvador y la Universidad Carlos III de Madrid. Según los organizadores, el encuentro tuvo por finalidad “analizar y definir las políticas rectoras de los temas clave que requiere consolidar la Argentina en su camino del Bicentenario”.

A Bergoglio se le reconoce tanto su inteligencia como su capacidad política para construir, desde cualquier auditorio circunstancial, mensajes destinados a generar impacto en audiencias mediáticas, sabiendo que su condición de cardenal y de presidente del máximo organismo de la jerarquía católica amplifica por sí solo cada uno de sus dichos.

En esta ocasión, el cardenal porteño sostuvo que “hay aproximadamente 150 mil millones de dólares de argentinos en el exterior, sin contar los que están en el país fuera del circuito financiero, y que además los medios de comunicación nos informan que se van del país aproximadamente dos mil millones de dólares más por mes”.

Entonces, Bergoglio se preguntó: “¿Qué podemos hacer para que estos recursos sean puestos al servicio del país en orden a saldar la deuda social y generar condiciones para un desarrollo integral para todos?”.

Para Bergoglio, que en la ocasión estuvo acompañado por el rabino Sergio Bergman y por la senadora Hilda González de Duhalde, “la deuda social exige la realización de la justicia social” y esta situación debe interpelar “a todos los actores sociales, en particular al Estado, a la dirigencia política, al capital financiero, los empresarios, agropecuarios e industriales, sindicatos, la Iglesia y las demás organizaciones sociales”. Y agregó que “en nuestro caso, la deuda social son millones de argentinas y argentinos, la mayoría niños y jóvenes, que exigen de nosotros una respuesta ética, cultural y solidaria”.

Para el arzobispo porteño, la deuda social es “inmoral, injusta e ilegítima” y “esto nos obliga a trabajar para cambiar las causas estructurales y las actitudes personales o corporativas que generan esta situación”. Según Bergoglio, se trata “a través del diálogo” de “lograr los acuerdos que nos permitan transformar esta realidad dolorosa a la que nos referimos al hablar de la deuda social”.

“Con la exclusión social –agregó– queda afectada en su misma raíz la pertenencia a la sociedad en la que se vive, pues ya no se está abajo, en la periferia, o sin poder, sino que se está afuera.” Siguiendo con el mismo tono admonitorio de su presentación, Bergoglio dijo también que “no podemos responder con verdad al desafío de erradicar la exclusión y la pobreza, si los pobres siguen siendo objetos, destinatarios de la acción del Estado y de otras organizaciones en un sentido paternalista y asistencialista, y no sujetos, donde el Estado y la sociedad generan las condiciones sociales que promuevan y tutelen sus derechos y les permitan ser constructores de su propio destino”.

El arzobispo estimó que “la deuda social en la Argentina apunta contra la dignidad humana” por lo que consideró necesario “reconstruir el tejido social” para no violar “los derechos de los ciudadanos de poder desarrollar una vida plena, activa y digna”.

Compartir: 

Twitter
 

El cardenal Jorge Bergoglio compartió un panel con el ex ministro menemista Roberto Dromi.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.