ECONOMíA › FUERTE ALZA DE LOS ACTIVOS BURSáTILES EN SEPTIEMBRE. EL DóLAR FUE LA PEOR INVERSIóN FINANCIERA

Acciones y bonos, lo mejor del mes

El mejor contexto especulativo internacional, junto a elevadas tasas de retorno de los títulos públicos, impulsó a grandes inversores a apostar por activos locales. Las acciones líderes subieron en promedio 19,9 por ciento. El dólar cerró a 3,85.

 Por Cristian Carrillo

Para el mercado local, septiembre fue el mes de la recuperación. Tras el castigo al que fueron sometidos los títulos públicos y las acciones, esos activos se convirtieron en la mejor inversión financiera. El panel Merval, que reúne a las empresas líderes, registró una ganancia de 19,9 por ciento. La mayoría de los bonos contabilizó alzas de dos dígitos. Las mejores perspectivas que se presentaron con el cumplimiento del pago de los cupones de Boden 2012 se fortalecieron con el canje de deuda de corto plazo indexada por el costo de vida. El contexto internacional también favoreció, pero el mercado local mostró una menor volatilidad que los índices Dow Jones (Estados Unidos) y Bovespa (Brasil). Los inversores que apostaron al dólar hicieron un mal negocio. El billete verde cedió un centavo y quedó en 3,85 pesos al público, en tanto el euro ganó once centavos a 5,67.

Los activos bursátiles aprovecharon el volátil escenario internacional. Con los primeros “signos de recuperación” en Estados Unidos y Europa, los fondos de inversión salieron lentamente en búsqueda de mayores retornos. El retraso en la implementación de los controles a la especulación financiera en el mundo también hizo su aporte. Ese flujo se acercó a la región que, aunque castigada, se encuentra mejor en términos relativos respecto de otros emergentes. En particular, la Argentina se mostró como un destino interesante para invertir en bonos, ya que el mercado dio por descartados los rumores de un default o una megadevaluación. Los acercamientos con el Fondo Monetario y la intención de acordar con el Club de París también impulsaron al mercado.

Los bonos de la deuda duplicaron el volumen negociado. Hubo recompras de parte del Gobierno, pero el grueso provino de inversores institucionales del exterior. Los títulos que se entregaron con el canje de 2005 tuvieron un renovado protagonismo. El Descuento en pesos alcanzó una mejora de 14,5 por ciento. Por su parte, el Boden 2012, que se entregó a los ahorristas por los plazos fijos que quedaron en el corralito, mostró una mejora de 12,3 por ciento. Este título nominado en dólares ya había tenido una explosiva recuperación en agosto, luego de que se abonara su cupón de intereses y amortización. Ayer cerraron con un alza, en promedio, de medio punto porcentual. El Merval, que desde hoy tendrá una nueva composición, finalizó ayer con un alza de 0,5 por ciento, de 19,9 durante septiembre y de 92,0 por ciento en el año.

El ingreso de fondos del exterior presionó a la baja la cotización del dólar. La plaza se vio inundada de divisas por parte de operadores que, en muchos casos, eludieron los controles oficiales a través de las operaciones de “contado con liquidación” para posicionarse en papeles locales. Esta maniobra contempla la compra de un título en el mercado local en pesos y la venta simultánea en dólares en una plaza afuera. Así es como se fugaron dólares en octubre pasado. Sin embargo, el camino ahora es el inverso. El tipo de cambio informal que resultaba de esta operación se mantuvo por debajo del ofrecido en el segmento mayorista.

Por el lado de la demanda privada se observó un marcado descenso que fue equilibrado por el Banco Central. Esto le permitió al organismo captar una mayor cantidad de divisas a sus reservas. Luego de los 1400 millones de dólares que puso a disposición del Tesoro, la entidad que conduce Martín Redrado para el pago del Boden, el BC recuperó 500 millones en el mes. “En un contexto positivo, como el actual, en el cual la demanda de divisas ha decaído, el costo de apreciar el peso sería mayor que el de hacer variar las reservas. De esta forma, es posible que acumule mayores reservas sin tener que afectar el tipo de cambio”, señala un informe de la city. Ayer el stock se ubicó en 45.311 millones de dólares.

En el microcentro el dólar se mantuvo casi inmovilizado, mientras que el euro ganó once centavos, para cerrar en 5,67 pesos. El real, en tanto, cedió terreno frente a la moneda norteamericana, que pasó de 1,89 a 1,77 unidades por dólar. Esto le quitó presión al peso que, con esa apreciación del real, ganó competitividad en el comercio bilateral.

Compartir: 

Twitter
 

El Merval finalizó ayer con un alza de 0,5 por ciento, de 19,9 en septiembre y de 92,0 en el año.
Imagen: Martín Acosta
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.