ECONOMíA › LA ACTIVIDAD EN LA CONSTRUCCIóN SIGUE ESTANCADA

Los ladrillos no levantan

El mes pasado se registró una caída de 3,2 por ciento en forma anual y un alza de 1,8 respecto de julio. El sector apuesta a la obra pública. Impacto negativo en el empleo.

En agosto, la construcción cayó en forma anual un 3,2 por ciento, aunque registró un alza frente a julio del 1,8. En lo que va del año, la merma acumula un 2,8 por ciento, en una actividad con fuerte impacto en el empleo y formadora de encadenamientos productivos. Desde el sector aseguran que la obra pública será fundamental para sostener la actividad en los próximos meses, en los que se espera que la caída continúe. A nivel trimestral, hubo bajas en el empleo a nivel interanual y respecto de los primeros tres meses del año. Las perspectivas para los analistas no son alentadoras. “Vamos hacia un menor nivel de actividad en el sector”, manifestó a Página/12 José Rozados, de la consultora especializada Reporte Inmobiliario.

Los datos que publicó ayer el Indec reflejan que las comparaciones con el año pasado siguen siendo negativas, lo que impactó en el trabajo registrado en la construcción. En el segundo trimestre, la baja interanual llegó al 9,4 y la caída respecto de los primeros tres meses fue de un punto.

El indicador que confecciona el organismo toma en cuenta la demanda de insumos requeridos para la construcción. En el mes, se registraron bajas interanuales en pisos y revestimientos cerámicos (-15,2), hierro redondo para hormigón (-12,9) y cemento Portland (-2,0). Según la opinión de especialistas, el índice debe ser complementado por otros indicadores. Esto se debe a la particularidad del sector, que muestra cierto rezago una vez que el impacto económico se produce. Por ejemplo, en el mes analizado, la actividad se mide por las insumos demandados en obras ya comenzadas, que difícilmente se suspendan. “Es más costoso parar una obra que abordar los gastos de la finalización”, explicó Rozados. Pero lo que no da cuenta es del impacto en la decisión de invertir o dejar de hacerlo.

Un indicador que muestra más el “día a día” son los nuevos proyectos registrados. Según el relevamiento, en 42 municipios que hace el Indec, la superficie a construir registrada por los permisos de edificación cayó un 17,9 por ciento en agosto y acumula en el año una baja de 19,4. En la misma línea, en los primeros ocho meses del año, la baja en los metros cuadrados en nuevos proyectos de construcción fue del 42 por ciento en la ciudad de Buenos Aires. En el rubro viviendas (que constituye tres cuartas partes del total) la caída fue de casi 45 por ciento. Esto muestra que la baja en la actividad actual puede agravarse, porque casi la mitad de los proyectos que hace un año se comenzaban, ahora no se realizan. “La caída en los nuevos proyectos impacta a futuro, y puede dar una idea de que la merma en la actividad continuará en los próximos meses”, indicó Rozados.

“El papel de la obra pública para sostener la actividad del sector es determinante”, agregó el analista. Sin embargo, el Presupuesto 2010 prevé una baja en los gastos destinados a aquel rubro. El flojo desempeño de la actividad impacta fuerte en el empleo, en particular para los trabajadores con menor calificación, quienes tienen mayor dificultad para eventualmente reingresar al mercado laboral.

Los datos del Indec también muestran que las expectativas de los empresarios para septiembre no fueron buenas. Tanto en obras públicas como privadas, alrededor de un 40 por ciento creyó que la actividad iba a bajar, mientras que cerca de un 30 pensaba en disminuir su plantilla laboral. Los optimistas en este último caso no llegan al 3 por ciento y más de la mitad de total pensaba que no iba a haber cambios.

Compartir: 

Twitter
 

En el mes, se registraron bajas interanuales en pisos y revestimientos cerámicos (-15,2) y cemento Portland (-2,0).
Imagen: Gustavo Mujica
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.