EL PAíS › LA JUSTICIA ORDENó REINCORPORAR A MIEMBROS DE LA INTERNA EN KRAFT

Tres delegados más adentro

La Justicia laboral de San Isidro dispuso que otros tres miembros de la comisión interna de Kraft puedan entrar junto a Ramón Bogado, cuando se reincorpore el lunes. Ayer hubo una extensa reunión donde se avanzó en las negociaciones.

 Por Adriana Meyer

El lunes cuando Ramón Bogado –jefe de la gremial de Kraft Foods– vuelva a entrar a la planta de Pacheco podrá hacerlo acompañado de sus compañeros de la comisión interna Alcadio Alfonso, Jorge Penayo y María Rosario porque la Justicia laboral de San Isidro ordenó ayer su reincorporación. Fue consecuencia de las presentaciones que hicieron los ministerios de Trabajo nacional y provincial, cuyos funcionarios consideraron que el pronunciamiento “sienta un precedente de protección a futuro” respecto de la actividad sindical. “Le pedimos a la empresa que presente un listado de nuevas reincorporaciones y al gremio que rápidamente convoque a elecciones porque se venció el mandato de los delegados”, dijo el ministro Carlos Tomada cuando terminó la cuarta reunión, ayer en La Plata. Este último aspecto trabó las negociaciones durante horas. Los delegados condicionaron el llamado a elecciones a que quedara explicitado que hasta la fecha en que se concreten debe regir una prórroga de los actuales mandatos que les permita hacer actividad gremial en la fábrica. El escenario planteado ayer volvió a dejar afuera de la planta de Pacheco a Javier Hermosilla, del turno noche, y a los miembros del cuerpo de delegados.

Juan Pablo Fiorini, representante legal de Bogado, había acudido a los tres juzgados laborales donde están los pedidos de exclusión de los fueros de Rosario, Penayo y Alfonso, pero le explicaron que el tema ya estaba resuelto. “El amparo favorable que logramos para Bogado abrió la puerta para esto”, dijo el abogado.

Desde las 11.30 estuvieron reunidos en la sede de la cartera laboral provincial –que fue rodeada por un importante operativo policial y por estudiantes y militantes de partidos de izquierda– los ministros de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada; de la provincia de Buenos Aires, Oscar Cuartango; directivos de Kraft, el jefe del gremio de la alimentación, Rodolfo Daer, e integrantes de la comisión interna. Los representantes de la empresa trajeron los nombres de los 20 trabajadores reincorporados luego de la reunión del martes, pero el ministerio pidió que reintegren a más empleados de la lista de 72 despedidos.

Aunque los funcionarios evaluaban que habían logrado un avance “más que positivo”, la situación de Hermosilla, miembro de la interna suspendido, seguía sin resolverse. Así como a Bogado lo acompañó el jueves a la madrugada la dirigente Vilma Ripoll (MST), que reclamó la expropiación de Kraft, por la noche el “Poque” Hermosilla, como le dicen, intentó entrar en la planta acompañado por el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, con familiares de desaparecidos y sobrevivientes de la dictadura. A diferencia de la respuesta favorable obtenida en los juzgados 1, 2, 4 y 5, el laboral 3 resolvió que “garantizar funciones gremiales no resulta aplicable a Hermosilla” porque según lo “manifestado por la empresa hoy (por ayer) cesaría en su mandato”. El delegado tiene una audiencia el martes, en la que cree que su suerte está decidida. “La empresa va a buscar que me quiten los fueros cuanto antes para despedirme, un juicio que dura un año lo quieren hacer sumarísimo”, dijo.

Anoche, los funcionarios de Tomada expresaban su malestar porque se había colado el tema de la finalización de los mandatos, que no estaba en la agenda. “Los dirigentes pusieron su reincorporación por sobre la de los trabajadores, no quieren reconocer que avanzamos, ahora es un problema intersindical y político”, dijo la viceministra Noemí Rial cuando terminó la reunión de casi diez horas en La Plata. “Plantearon la cuestión y luego rechazaron que se llamara a elecciones en 30 días”, agregó un vocero.

En tal sentido, en el punto 3 del acta firmada ayer dice que “el sindicato y la empresa se comprometen a permitir y no obstaculizar la función proselitista, sin interrumpir la producción”. ¿Qué significa esto? Mariano Pedrero, abogado de Hermosilla, explicó que “no es problema la elección, se tiene que garantizar que entre hoy y la fecha de la elección los trabajadores puedan ejercer sus funciones, sobre todo porque están en conflicto, y según el acta los delegados reinstalados sólo tienen garantizado pegar afiches, ni se les puede siquiera ocurrir hacer una asamblea”. Cansado por las horas de reunión, Hermosilla dijo: “Queremos la elección porque sabemos que ganamos, el punto es que se puedan prorrogar estos mandatos. Tengo diez años de fábrica y siempre que venció un mandato los delegados seguían cumpliendo funciones. Ahora la empresa está nerviosa porque adentro hay mucha bronca y apoyo para que entren los delegados, entonces armaron esta maniobra con Daer para que entre por la ventana, porque por la puerta de los votos no entra”.

Compartir: 

Twitter

Los delegados de Kraft esperando la llegada de los funcionarios para el inicio de la reunión.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.