EL PAíS › GABRIEL FUKS, TITULAR DE LOS CASCOS BLANCOS

“Una porción de los sectores medios ha vuelto”

 Por Martín Piqué

El titular de Cascos Blancos de la Cancillería, Gabriel Fuks, fue uno de los responsables del operativo de ayuda humanitaria desplegado por el gobierno argentino ante la emergencia en Haití. Ahora se cumplen cien días del terremoto. Basta intercambiar dos o tres palabras con Fuks para comprobar que la catástrofe sigue muy presente en su memoria. Aunque no son sólo las imágenes que observó en el país más pobre de América. El 4 de mayo, en la cumbre de Unasur a celebrarse en Buenos Aires, el tema de fondo será justamente la reconstrucción en Haití. Sobre ese punto, Fuks explica la posición que ya acordó la Cancillería: “La reconstrucción haitiana no puede ser igual al modelo que se usó en Irak, donde a partir de los mecanismos bancarios se tercerizó en las grandes empresas contratistas los formatos para la reconstrucción”. El diálogo hace honor a su perfil dual: aparte de su condición de titular de Cascos Blancos, Fuks sigue de cerca la política porteña. Su interés por las pujas de poder en el distrito queda en evidencia al preguntarle por la sucesión de Mauricio Macri en la Jefatura de Gobierno. “He visto por lo menos dos o tres encuestas que muestran claramente que las posibilidades electorales del Gobierno y de sus candidatos, tanto para las elecciones locales como para las nacionales, tienden a ir creciendo”, se esperanza con vistas al 2011.

–¿Cómo es la situación en Haití a cien días del terremoto?

–El primer punto de la reunión de Unasur será la participación del bloque en la reconstrucción de Haití. Por primera vez el bloque ha ido más allá de un espacio de generación de opiniones: Unasur ha realizado un aporte de 100 millones de dólares como bloque regional. Con lo cual ha ganado, como se haría en el poker, su derecho a opinar también sobre las formas de la reconstrucción. Y la Argentina está asumiendo nuevas responsabilidades. Una es poner dinero. De los 100 millones que pondrá la Unasur, por primera vez la Argentina está poniendo –además de los Cascos Blancos y los envíos humanitarios– plata contante y sonante: 18 millones de dólares para Haití. Queremos ver en qué otras cosas podemos tener participación.

–Una pregunta bisagra entre política internacional y la local. ¿Qué opina de la posible designación de Kirchner como secretario general de Unasur?

–El tema Haití marca para mí un cambio en un organismo que hasta hace poco se proyectaba como un foro de presidentes y ahora se perfila como un organismo que tiene entidad e influencia en el concierto internacional. La tarea del secretario general va a ser consolidar ese crecimiento. Y que reconozcan a la Argentina y que sea Kirchner quien pueda tener ese rol es para enorgullecernos. Claramente.

–¿Es verdad lo que dicen algunos analistas sobre una leve mejora en la relación entre el Gobierno y los sectores medios urbanos?

–Una porción de los sectores medios urbanos ha vuelto a reconocer el hecho de que este gobierno supo, a partir de políticas activas, mantener una situación económica sólida en medio de la crisis. Y eso se hizo con participación activa del Estado. Además, hay un agotamiento a partir de la saturación mediática, porque se llegó a un nivel de maquineísmo en la presentación de las políticas de gobierno por parte de un conglomerado de medios que generó la reacción opuesta. Y específicamente en la ciudad de Buenos Aires, algunas encuestas están reflejando que esto no es una sensación térmica. Yo he visto por lo menos dos o tres encuestas donde las posibilidades electorales del Gobierno y de sus candidatos, ya sea para las elecciones locales o para las nacionales, tienden a ir creciendo.

–Hablando de las elecciones en la ciudad, ¿quién debería ser el candidato del espacio que representa el Encuentro Popular para la Victoria?

–Nosotros venimos acompañando a Daniel Filmus y creo que Daniel es un excelente candidato. Pero por supuesto que hay otros con potencialidades, como la propia Mercedes Marcó del Pont, que ha logrado sobrellevar todos los ataques a los que hacíamos referencia. Por supuesto que ahora está en su rol específico, pero indudablemente puede llegar a ser. Las posibilidades electorales en la ciudad están divididas por tres. El macrismo mantiene una porción aunque ha ido disminuyendo en los últimos tiempos. El sector de Pino Solanas mantiene una perspectiva electoral importante, pero todavía no ha logrado pasar más allá del discurso genérico a una acción en la que demuestre que puede encarnarse en políticas de gobierno activas. Y nosotros estamos recuperando espacio y las encuestas lo están marcando, en la línea de que seremos otro de los tercios de ese electorado. De acá a la elección de jefe de Gobierno, la continuidad de la estabilidad económica, la burda incapacidad del macrismo y el avance de las causas de las que el propio macrismo es objeto, especialmente el de las escuchas telefónicas, van a hacer crecer aún más nuestras posibilidades.

Compartir: 

Twitter
 

Bernardino Avila
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.