ECONOMíA › PARA OBTENER EL CUIT HABRá QUE ENTREGAR FOTO Y HUELLAS DIGITALES

Una sonrisa para la AFIP

El organismo puso en marcha un nuevo sistema de empadronamiento para los contribuyentes que soliciten el CUIT: incluye foto, huellas dactilares, firma digital y escaneo del DNI. En 2011, el sistema se extenderá a todos los poseedores de CUIT.

 Por Sebastián Premici

La AFIP puso en funcionamiento un nuevo sistema de empadronamiento para todos los contribuyentes que soliciten por primera vez la Clave Unica de Identificación Tributaria (CUIT). Se trata de un sistema biométrico a partir del cual el organismo asociará a cada clave la foto del solicitante, la digitalización de su firma y la huella dactilar, sumado a al escaneo del DNI. “Buscamos la protección de los ciudadanos y sus datos ante el robo de identidad tributaria”, afirmó ayer Ricardo Echegaray, titular de la AFIP, durante una rueda de prensa. La medida –publicada en el Boletín Oficial– será optativa durante los primeros treinta días, tiempo que se tomará el organismo para ajustar el sistema en sus 200 dependencias. Por día, la AFIP registra 2000 nuevos contribuyentes. La segunda etapa del plan –que empezará el año que viene– prevé el reempadronamiento de todos los actuales usuarios del CUIT, calculados en 7 millones de contribuyentes. “Si todo sale bien, para 2011 queremos tener a todos reempadronados”, graficó Echegaray.

Este nuevo sistema de registro tributario comenzó el año pasado como prueba piloto –pero de carácter formal– con los operadores de comercio exterior. Si bien la medida se oficializó ayer en el Boletín Oficial, ya había sido adelantada en noviembre del año pasado. Entre marzo y noviembre de 2009, la Aduana realizó un reempadronamiento de 91.500 operadores, de los cuales un 39 por ciento no había registrado correctamente sus datos o directamente no realizó la operación. Durante ese período quedaron en total 56.288 operadores de comercio exterior.

Luego de la prueba piloto, comenzó el proceso de registro para los nuevos contribuyentes. Para ello, la AFIP adquirió mediante licitación pública 380 kits tecnológicos (un escáner, una webcam y un detector dactilar) para distribuir entre las 200 dependencias del organismo. La ampliación de la información suministrada al fisco y su correspondiente digitalización servirá para “preservar a los contribuyentes de cualquier fraude que se quiera realizar en su nombre”. Por otro lado, las huellas dactilares quedarán encriptadas y sólo podrán ser exhibidas por la AFIP a partir de una solicitud judicial.

Una vez que el contribuyente realice el trámite para brindar sus datos biométricos –también están previstos agencias móviles para aquellas localidades que tienen una dependencia de la AFIP a más de 80 kilómetros–, deberán ingresar en la web del organismo (www. afip.gov.ar) para ratificar que tanto su fotografía, firma y documento corresponden a su identidad. Por día, la AFIP calcula un empadronamiento de 2000 nuevos contribuyentes.

Sin embargo, el plan más ambicioso es lograr el reempadronamiento de los 7 millones de usuarios del CUIT. La AFIP está en tratativas con las asociaciones de profesionales, cámaras empresarias y académicos para organizar el nuevo proceso, que será en forma escalonada: primero para los responsables inscriptos (aproximadamente 2,5 millones), monotributistas y autónomos (3,1 millones) y así sucesivamente. “El proceso de reempadronamiento dependerá del diálogo que mantengamos con las entidades para realizarlo de la manera más ordenada posible”, aseveró Echegaray. Desde la AFIP esperan concluirlo durante 2011.

Mientras tanto, los contribuyentes podrán acercarse de manera voluntaria para el reempadronamiento. Sin embargo, una vez que la medida ya sea oficial, quien no realice el nuevo registro será dado de baja.

Esta medida se complementa con el nuevo Registro de Sociedades de Segundo Orden, lanzado por la AFIP anteayer. En 2005, el Congreso sancionó una ley a partir de la cual los registros provinciales y la inspecciones generales de Justicia pudieran registrar una nueva sociedad y al mismo tiempo obtener de manera automática el CUIT de los integrantes de esa sociedad y centralizar esa información en la base de datos de la AFIP. “Así se cierra el circuito de las usinas de facturas apócrifas y el robo de identidad”, concluyó Echegaray.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Echegaray, titular de la AFIP, sostuvo que el objetivo es evitar robos de identidad.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.