EL PAíS › JOSé ALFREDO MARTíNEZ DE HOZ VOLVIó AYER A LA CLíNICA

Una única noche en una cárcel de verdad

José Alfredo Martínez de Hoz retornó ayer a la confortable clínica De los Arcos. Luego de pasar la noche en el hospital de la unidad penal de Ezeiza, donde el juez federal Norberto Oyarbide ordenó que cumpla su prisión preventiva por delitos de lesa humanidad, el juez de Instrucción porteño Alberto Baños accedió a un pedido de los abogados del ex ministro de Economía de facto –cuyos fundamentos se desconocen– y ordenó su traslado desde la cárcel hasta el hospital del barrio de Palermo. Mientras la Cámara Federal porteña debe resolver las apelaciones a la negativa del juez para excarcelar a Martínez de Hoz, Oyarbide no se pronunció aún formalmente sobre el pedido de arresto domiciliario planteado hace tres semanas por los letrados del ex hombre fuerte del dictador Videla.

“Nos causa extrañeza y rechazo que un juez que no es competente, que no ha intervenido en la causa y que no conoce los informes médicos, adopte esta medida repentinamente y sin darles vista a las partes”, afirmó Luis Alén, subsecretario de Derechos Humanos de la Nación. “Para peor, lo hace un viernes por la tarde, con lo cual impide toda posibilidad de recurrir”, agregó el funcionario del organismo que depende del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, desde el que se reclama cárcel común para Martínez de Hoz.

“Es infrecuente que un juez disponga lo contrario de lo que resolvió otro magistrado del mismo rango”, analizó Rodolfo Yanzón, abogado de la Fundación Liga Argentina por los Derechos Humanos, que impulsa la causa desde hace cuatro años. “En caso de hacerlo, si bien no leí la resolución, entiendo que el juez Baños habrá considerado que el estado de salud de Martínez de Hoz imponía el traslado a una clínica para no vulnerar tratados internacionales de derechos humanos”, agregó.

La última semana de abril, la Corte Suprema de Justicia declaró inconstitucional el decreto de Carlos Menem que indultó a Martínez de Hoz en la causa por el secuestro extorsivo de los empresarios Gutheim. De inmediato, los abogados del ex ministro de facto se adelantaron a pedir su arresto domiciliario en caso de ser procesado. Oyarbide ordenó su detención el 4 de mayo. Hasta el jueves estuvo en la clínica privada, producto de una supuesta descompensación al momento de ser detenido. Ese día fue trasladado al hospital del penal de Ezeiza.

Los abogados de Martínez de Hoz presentaron ayer por la mañana una medida cautelar ante la Cámara Federal solicitando el retorno a la clínica. Si bien se desconocen los fundamentos, podría haber invocado bien un agravamiento de las condiciones de detención, bien un pedido de traslado hasta que la Cámara se pronunciara sobre su excarcelación u Oyarbide sobre su arresto domiciliario. Lo cierto es que el tribunal le dio trámite de hábeas corpus y lo envió a la cámara del crimen ordinaria, que a su vez asignó el caso al juez Baños, quien accedió al pedido que le permite a Martínez de Hoz tomar distancia de la cárcel.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Economía de Videla, José Alfredo Martínez de Hoz.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.