EL PAíS › LA GOBERNACIóN ACEPTó NO DESCONTAR LOS 37 DíAS DE HUELGA Y LOS DOCENTES, RECUPERARLOS

Los docentes neuquinos vuelven al aula

El gobernador Sapag había declarado “ilegal” la huelga. Tras el clímax del conflicto llegaron finalmente a un acuerdo en el que se fijó el piso salarial en 2170 pesos. Las negociaciones continuarán y la tensión con el poder político también.

 Por Laura Vales

Tras 37 días de paro, los docentes de Neuquén llegaron a un acuerdo salarial con la gobernación de Jorge Sapag, por lo que retomarán las clases el miércoles, después de los feriados del 25 de Mayo. Los maestros se comprometieron a recuperar los días perdidos por la huelga, mientras que la provincia les reintegrará los descontados.

Este último punto, junto con la garantía de que la gobernación no aplicará sanciones a quienes participaron de las medidas de fuerza, fueron la clave para destrabar el conflicto. Desde el domingo pasado ya había un consenso entre los funcionarios y los dirigentes del gremio sobre el aumento en los sueldos, pero la gobernación no había dado una garantía de devolver los días no trabajados por el paro. Por esto, el lunes las asambleas de base no habían querido levantar la medidas de fuerza.

El obispado de Neuquén habilitó una mesa de diálogo para discutir los puntos pendientes, que se realizó el jueves a la noche. Y ayer, el plenario de secretarios generales de ATEN (Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén) aceptó el último acuerdo y levantó el paro. La asamblea de la seccional Capital de ATEN reunió a unos 1400 maestros y tuvo fuertes niveles de debate, pero finalmente aceptó la propuesta. Según detalló el secretario general del gremio, Marcelo Guagliardo, el acuerdo “fue aprobado por quince de las seccionales presentes en el plenario de delegados, incluida el de la Capital, mientras que seis lo rechazaron”.

En una conferencia de prensa posterior, el gobernador anunció que los días descontados se devolverán a medida que se recuperen. Sapag señaló que se utilizarán los feriados y días de vacaciones. Visiblemente molesto, volvió a calificar de “salvaje” al paro y propuso a quienes están disconformes con cómo gobierna que se presenten a elecciones. “Hay dirigentes sociales y sindicales que tienen aspiraciones electorales para el 2011”, aseguró.

El gobernador también defendió el decreto que dictó declarando a la educación como un “servicio público esencial”, base sobre la cual su Secretaría de Trabajo declaró ilegal el paro. Sapag dijo estar “casi seguro” de que el decreto será convertido en ley y que no va a derogarlo.

Por el acuerdo, el salario mínimo del sector quedó establecido en 2170 pesos. El porcentaje de aumento que recibirán los docentes será de entre el 10 y el 13 por ciento, según las categorías.

La provincia había tenido clases de manera normal sólo los tres primeros días del ciclo lectivo, ya que luego las negociaciones con la gobernación se trabaron y comenzó el conflicto. Además de los paros, cuya extensión se fue alargando hasta llegar al tiempo indeterminado, los docentes hicieron marchas y cortaron el puente que une a la ciudad con la vecina Cipoletti, en la provincia de Río Negro.

De la reunión en el obispado que permitió cerrar el tema participaron Guagliardo (titular de Aten), el subsecretario de gobierno de Neuquén, Facundo Gaitán; el secretario de Educación, Cultura y Deporte, Ernesto Seguel, y el obispo Virginio Bressanelli, entre otros.

El miércoles, la Ctera había presentado ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) una denuncia contra Sapag por haber ilegalizado el paro. Ctera también había iniciado gestiones ante el Ministerio de Trabajo de la Nación para pedirle que intervenga para resolver el conflicto.

El decreto del gobernador declarando a la educación servicio esencial quedará ahora como un tema abierto. Una de las posibilidades que habilita esta medida es la de contratar a maestros suplentes cuando hay paro, medida que por supuesto los gremios no van a convalidar. El acuerdo de ayer permitirá que se retomen las clases, pero en los próximos días los docentes deberán discutir el tema para que no quede establecido como un antecedente desventajoso en futuras negociaciones paritarias.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador Sapag dijo que enviará un proyecto para declarar a la educación servicio esencial.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.