EL PAIS › DE NARVAEZ CRITICO A MACRI POR “DERECHOSO” Y DESDE EL PRO LO CONSIDERARON “UN DISPARATE”

Una pelea a la derecha del ring

El diputado y empresario buscó diferenciarse de Macri y le endilgó pertenecer a un sector al que “le molestan los pobres”. Los macristas calificaron los dichos como “una falta de respeto” y opinaron que el gobierno porteño “no tiene que ver con la derecha”.

No fue un dirigente de izquierda, ni siquiera uno de centroizquierda... sino Francisco de Narváez. En su ardorosa pelea con su ex socio Mauricio Macri, el empresario criticó por “derechoso” y “bipolar” al jefe de Gobierno porteño. “En el PRO hay dos posturas”, se explayó ayer el diputado De Narváez en diálogo con una radio, “una que dice que podemos tener buena relación con el peronismo y otra que es como que le molestan los pobres”. Y ubicó a Macri en esa última postura, una estrategia con la que –según sus aliados– intenta instalarse como verdadero peronista dentro de la puja abierta en el espacio disidente del PJ (ver nota aparte). Sus dichos generaron polémica y desde el macrismo fueron calificados como “un disparate”. Al final del domingo, corrido hasta por la repercusión de sus cuestionamientos, De Narváez intentó enmendarse: “No fue mi intención ofender a Mauricio Macri”, señaló.

Los macristas quedaron pasmados. “No entendemos las declaraciones de Francisco de Narváez”, escribió Marcos Peña, secretario general del Gobierno porteño, en Twitter. “Son un disparate y una falta de respeto al PRO, a sus votantes y a Mauricio Macri, quien lo hizo ganar las elecciones en 2009”, agregó desde su Blackberry. Cristian Ritondo, jefe del bloque PRO, se sumó: “Me extraña de Francisco, porque sé que es un conciliador de la política que se ha sumado para aportar”. Por si acaso, aseguró sentirse “tan peronista o más peronista que Felipe Solá” y consideró que el Gobierno de la Ciudad “no tiene que ver con la derecha”.

Todo empezó cuando, por radio, le preguntaron a De Narváez cómo quedaba Macri al unificarse, sin su participación, el PJ disidente. El diputado respondió que a su juicio en el macrismo hay dos posturas, una proclive a vincularse con el peronismo y otra refractaria: “Sinceramente –dijo–, lo voy a poner tal vez en forma brutal para que se entienda, es como que le molestan los pobres en la Argentina, es como que tiene una visión de que todo pasa por el mercado, por el tipo de cambio, por la libre competencia y cómo nos insertamos en el mundo. Y yo creo que ésa es una visión equivocada. Entonces esa visión derechosa de la política es la que resiste el peronismo, y con razón”.

Las declaraciones del empresario no terminaron ahí. “Yo creo que hay una parte del PRO –continuó De Narváez– que dice que la economía es lo que resuelve todo y que el mercado y la libre competencia finalmente son lo que va a sacar a las familias del lugar de la pobreza. Esa es la división que tiene PRO”, afirmó. “Después, Macri a veces es bipolar: a veces va para un lado, a veces para el otro. Mientras se quede recostado en un camino, yo diría de extremo liberalismo, me parece que no van a tener un lugar en el partido.”

De Narváez no se convirtió ni vendió todo para donárselo a los necesitados. Uno de sus lugartenientes lo explicó así: sólo salió a marcar el que cree que es su territorio, afirmando que Mauricio es la derecha y que él es peronista.

Daniel Amoroso, legislador del PRO, recién alejado del macrismo y hoy alineado a De Narváez, intentó contextualizarlo. “La intención de De Narváez es que Macri se defina”, indicó. “Macri tiene tres sectores dentro del gobierno: los michettistas, que no quieren saber nada con el peronismo y adscribirían un acuerdo hasta con Carrió; un sector intermedio, en el que están Jaime Durán Barba y Horacio Rodríguez Larreta, que aceptan un acuerdo, pero con una parte del peronismo federal; y el sector de Marcos Peña, que piensa en un acuerdo integral. Nosotros pensamos que el peronismo federal no es algo que se pueda dividir en pedazos”, dijo Amoroso. “Pero lo que genera más rechazo es que el macrismo dice que el Peronismo Federal no existe, y esperan que vayamos a golpearles la puerta. Y eso no va a pasar.”

Ya por la noche, con la polémica instalada, De Narváez salió a intentar enmendar sus palabras. Lo hizo también a través de Twitter: “No ha sido mi intención ofender a Mauricio Macri; sí, ante el esfuerzo que estamos haciendo de construir un espacio común de ideas, dar definiciones claras con respecto a su afinidad o no con el Peronismo Federal. Lo contrario es funcional a K”.

Las diferencias que afloraron tras los dichos de Francisco de Narváez no fueron sólo con Macri. El empresario mencionó como posibles compañeras en una fórmula bonaerense a Hilda “Chiche” Duhalde y Graciela Camaño, aunque precisó que “las candidaturas vendrán con el tiempo en el que tendrán que venir”. Pero las dos mencionadas salieron a negar la posibilidad de postularse como gobernadoras. Chiche ya lo había hecho el sábado y volvió a hacerlo ayer. “No me imagino aún y, además, es una evaluación política incorrecta”, destacó, por su parte, Camaño. “Yo estoy acompañando al doctor Duhalde en su candidatura presidencial, no precisamente como compañera de fórmula”, precisó la mujer de Luis Barrionuevo.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Gobierno de la Ciudad y el diputado, hace algunos meses, cuando eran socios políticos.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared