EL PAíS

Los apoyos son más claros, los repudios son tajantes

Kirchner encabeza la intención de voto, superando por casi dos puntos al Adolfo y por más de tres a Carrió. Menem mantiene el más abrumador índice de rechazo. El “no sabe” sigue siendo una de las principales fuerzas.

En una reciente encuesta sobre intención de voto a presidente para 2003, Néstor Kirchner obtiene el 15,1 por ciento, seguido por la común respuesta del “no sabe, no contesta” con un 14,9 por ciento. Atrás, están Adolfo Rodríguez Saá con 13,3 y Elisa Carrió con 11,9. La investigación también reveló que Carlos Menem cosecha el mayor porcentaje de rechazo ya que en el ítem de “no votaría nunca para presidente” se llevó 75,6 puntos.
La consultora Equis realizó una medición entre el 8 y el 10 de enero en los principales centros urbanos de la Argentina. En la encuesta por intención de voto según candidato, debajo de Carrió se ubica Menem con 8,6 por ciento y Ricardo López Murphy con 7,2. Los menos favorecidos fueron José Manuel de la Sota, con 3,5 por ciento, y Rodolfo Terragno con 2,5. Mientras que el heterogéneo rubro de “otros” se lleva el 4,6 por ciento, el voto en blanco suma 7,1. Quienes no irán a votar son el 5,7 por ciento de los encuestados y los que impugnarán su voto ascienden al 5,6.
Lo llamativo de la encuesta que refleja el rechazo a algún candidato en particular es que el ex presidente Menem gana en repudio y se aleja en casi 45 puntos del pelotón. Todos los demás candidatos reciben un rechazo bastante homogéneo que oscila entre el 20 y el casi 30 por ciento, pero el riojano supera el 75. Mientras el 29,6 de los encuestados nunca votaría a Carrió, el 21,6 nunca lo haría por Kirchner. En el cuadro de intención de voto a presidente según la región de residencia y estrato socio-económico, Kirchner también encabeza la lista con un 16,4 en el Gran Buenos Aires y un 11,8 en el interior del país. El patagónico cosecha alrededor del 10 por ciento entre los pobres y casi el mismo porcentaje entre los encuestados de nivel socio-económico alto. Pero los números crecen en los estratos medios, ya que la intención de voto ronda el 20 por ciento.
Para Rodríguez Saá, la cosa se pone mejor en el interior con un 16,5 por ciento, mientras que baja al 12,1 en el Gran Buenos Aires. Este candidato se lleva la mayor intención de voto entre los sectores más bajos, 16 por ciento, y baja en los más altos casi a la mitad. Elisa Carrió ronda los 11 puntos en el interior y el Gran Buenos Aires.
Por último, es notoria la diferencia que hay entre el interior del país, casi un 12 por ciento, y el Gran Buenos Aires (7,4) de los encuestados que eligen votar a Menem. El ex presidente también tiene mayor aceptación entre los sectores socio-económicos más bajos que casi duplican a los encuestados de niveles medios altos.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.