EL PAIS › DIEGO MARADONA VISITO A NESTOR KIRCHNER EN LA QUINTA PRESIDENCIAL

Un reencuentro en Olivos

Fue la reaparición pública de Maradona luego de su renuncia a la Selección. Pero entró y se fue de Olivos sin hacer declaraciones. Le interesaba conocer el estado de salud de Kirchner. “Una charla de amigos”, la definieron.

Néstor Kirchner recibió anoche en la residencia de Olivos a Diego Maradona, en lo que fue la reaparición pública del Diez desde que dejó la conducción técnica de la Selección Argentina. El principal tema de conversación, obviamente, pasó por el fútbol. Pero a Maradona le interesaba también conocer de primera mano cuál era el estado de salud del ex presidente luego de la angioplastia a la que se sometió el fin de semana pasado. Diego llegó y se retiró sin hacer declaraciones.

El ex técnico de la Selección ingresó a Olivos en una camioneta importada color plata junto al intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, a quien se lo considera el forjador del buen vínculo que el Diez mantiene con los Kirchner. Cuando Maradona renunció a la conducción del equipo nacional apuntándole al titular de la AFA, Julio Grondona, la presidenta Cristina Fernández se apresuró a llamarlo para transmitirle su apoyo. “Agarró la Selección prendida fuego, cuando auguraban que ni siquiera clasificaríamos para el Mundial, y terminó haciendo un papel muy digno”, evaluó entonces la Presidenta en tono experto.

La buena relación se mantuvo y el encuentro de ayer es una muestra de ello. Ex presidente y ex entrenador estuvieron a solas durante algunos minutos y nadie supo decir de qué hablaron allí. Luego se sumaron Granados y el secretario de Gestión Pública y principal asesor de Kirchner en la Unasur, Juan Manuel Abal Medina, quien hizo un breve repaso de los temas conversados, aunque salteando estratégicamente los puntos candentes. Por ejemplo, si Maradona había expresado en Olivos deseos de volver a dirigir la Selección Nacional. “No, se habló de lo que había pasado en el Mundial y todas esas cuestiones”, respondió el funcionario.

Tampoco si se hizo mención a esa versión que estaba dando vueltas acerca de que Maradona se podría hacer cargo de la dirección técnica de Racing –club del que Kirchner es hincha– si la Academia pierde esta fecha y el entrenador Miguel Russo renuncia. “No, que yo sepa, no se habló”, dijo Abal Medina, quien contó que no sólo se había repasado la actuación del equipo argentino en Sudáfrica, sino que también habían recordado las actuaciones de los mundiales del ’86 y del ’90, cuando Maradona era la estrella.

Pero más allá del fútbol, a Maradona le interesaba saber cómo estaba el ex presidente. “Se interesó mucho por el estado de salud de Kirchner”, contó Abal Medina. El ex presidente le dijo que estaba muy bien. El funcionario evaluó el encuentro como “una charla de amigos”. “Fue un encuentro de afecto, de cariño mutuo, por lo que Diego nos dio a los argentinos, y de Diego por todo lo que está haciendo Néstor”, dijo Abal Medina. Maradona ingresó a Olivos a eso de las 18.30 y se retiró por la puerta de la calle Villate a las 20.12. Dijeron que piensan repetir el encuentro “muy pronto”.

Compartir: 

Twitter
 

Maradona y Kirchner conversaron un rato a solas y luego se les sumaron Granados y Abal Medina.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.