EL PAIS › UN PEDIDO DE LOS ABOGADOS DE LOS NOBLE

Buscando nuevos jueces

 Por Irina Hauser y Raúl Kollmann

Los abogados de Marcela y Felipe Noble intentan apartar a la Sala II de la Cámara de San Martín, que viene impulsando la continuidad de la investigación para determinar si son hijos de desaparecidos. Lo dejaron en claro el jueves último, en una audiencia en la Cámara de Casación. Habían sido convocados porque ese tribunal debe resolver un pedido del abogado Jorge Anzorreguy para que se anule la resolución que lo separó de la causa, junto con Horacio Silva, por “incompatibilidad de intereses”, ya que ambos, decía, representaban en forma “coordinada e indistinta” a Ernestina Herrera de Noble y a los jóvenes que adoptó en 1976.

La Sala II de la Cámara de San Martín tuvo muchas intervenciones a lo largo de la investigación sobre la adopción de Marcela y Felipe, que se caracterizaron por ir despejando escollos para que el caso avance: apartó al juez Conrado Bergesio por demorar el expediente, que tuvo durante siete años y no llegó a nada; ordenó obtener muestras de ADN de los jóvenes; avaló su entrecruzamiento con el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG); y rechazó la recusación de Arroyo Salgado. La Cámara de San Martín tiene dos salas, de modo que si fuera apartada la sala actual, sólo quedaría una opción, la Sala I, que suele fallar a favor de los represores y ha insistido con la validez de las leyes de punto final y obediencia debida.

La causa sobre la identidad de los hijos de las dueña de Clarín está llena de vericuetos, y este caso, el de los abogados Anzorreguy y Silva, es uno de ellos. La Cámara de Casación rechazó, por un lado, dos apelaciones que habían presentado sin la firma de Marcela y Felipe. Pero, además, señaló: “Habida cuenta de la incompatibilidad de intereses entre la imputada y quienes se alega serían víctimas (...) corresponde disponer que el juez federal tome las medidas ordenatorias del proceso necesarias para impedir la actuación de esos letrados como abogados, apoderados o patrocinantes simultánea o sucesivamente de los mencionados sujetos”.

Después de aquel fallo, la jueza Arroyo Salgado sostuvo que, como los abogados ya habían actuado “en forma sucesiva”, no le quedaba otra salida más que disponer su apartamiento. Además, los denunció penalmente por prevaricato (actuar o fallar en forma premeditada contra derecho) y ante el Colegio Público de Abogados. Luego, los integrantes de la Sala II de San Martín (Daniel Rudi, Hugo Gurruchaga y Alberto Criscuolo) confirmaron la decisión de la magistrada. Anzorreguy se presentó ante la Cámara de Casación, donde pidió la nulidad.

A la audiencia que se hizo anteayer con los jueces de Casación fueron convocados, además de Anzorreguy y Silva, los abogados actuales de Marcela y Felipe (fueron Alejandro Carrió y Roxana Piña) y los de Herrera de Noble (estuvo Eduardo Padilla Fox). Por Abuelas de Plaza de Mayo fue Alan Iud. En ese contexto, informaron fuentes judiciales, Anzorreguy reclamó apartar a los camaristas de San Martín, con el argumento de que avalaron una decisión de Arroyo Salgado que se extralimitó al correrlo del expediente. Carrió, Piña y Padilla Fox adhirieron al planteo. Casación convocó para otra audiencia el jueves próximo donde anunciará su decisión.

Mientras tanto, la jueza Arroyo Salgado aún debe resolver si ordena alguna nueva medida teniendo en cuenta que con el ADN obtenido en el último allanamiento no se pudo establecer el perfil genético de Marcela y Felipe y fue imposible cotejarlo con el BNDG.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.