EL PAIS › LA PRESIDENTA INAUGURO TECNOPOLIS Y APROVECHO LA OCASION PARA CRITICAR A MAURICIO MACRI SIN NOMBRARLO

“No nos pusimos a rezongar, sino a pensar”

Cristina Fernández de Kirchner recordó que el jefe de Gobierno porteño no autorizó el año pasado el emplazamiento de la feria de ciencia y tecnología en la comuna. “No hay mal que por bien no venga”, dijo, y remarcó que “es una invitación al futuro”.

 Por Nicolás Lantos

Rodeada por gran parte del gabinete, gobernadores e intendentes, CFK inauguró Tecnópolis.
Imagen: Luciana Granovsky.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró ayer Tecnópolis, la megamuestra de ciencia y tecnología. A poco más de dos semanas del ballottage porteño, las discrepancias con Mauricio Macri se filtraron en la ceremonia: la Presidenta recordó que el jefe de Gobierno no autorizó el año pasado la realización de la exposición. Sin embargo, minimizó los efectos de esa negativa porque, “respetuosos, no nos pusimos a rezongar ni a quejarnos, nos pusimos a pensar”. “Tecnópolis es una conmemoración de lo que pudimos hacer los argentinos. Es una invitación al futuro, a pensar el país de una manera diferente, a saber que el compromiso con el pueblo y la historia son los únicos que nos permitirán avanzar en la construcción de ese futuro. Pero también es el legado que la generación del Bicentenario quiere dejarle a la Argentina para su tercer siglo”, resumió. Sobre el final, se permitió dejarse ganar por la emoción cuando habló de las futuras generaciones, refiriéndose en forma velada a la noticia del embarazo de su nuera que va a hacerla abuela por primera vez.

Sin nombrar a Macri ni al diario Clarín, la Presidenta logró la complicidad del palco al contar que “acá me dicen que apareció en un diario –que yo no leo porque miente mucho– que un jefe político llamó a los concejales de su partido y les dijo que no nos votaran la habilitación. Parece que no quieren que lo hagamos en la ciudad de Buenos Aires y tampoco acá”. Entre sonrisas, CFK agregó: “Yo no lo creo, estoy segura de que ese jefe político va a llamar a sus legisladores y les va a pedir que aprueben esto porque es para todos los argentinos”. En contraste con el mandamás del PRO, la Presidenta destacó el rol del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y del intendente de Vicente López, Enrique “Japonés” García, que permitieron el emplazamiento de Tecnópolis en su locación definitiva. “Cuando se hacen las cosas juntos, sin importar la pertenencia partidaria, todo es posible”, celebró Cristina, señalando la identidad “radical hasta los tuétanos” del jefe comunal, a quien la mención hizo sonrojarse bajo los flashes. García le entregó la resolución por la que autoriza el funcionamiento de Tecnópolis. Falta la aprobación del Concejo Deliberante para que la muestra adquiera un carácter permanente.

El predio de 50 hectáreas (adonde antes funcionaba el Batallón 601 de Inteligencia del Ejército y donde Daniel Passarella concentró a la selección antes del Mundial de Francia ’98) aparece a un lado de la avenida General Paz como un parque de diversiones de esos que se ven en las películas yanquis de hace algunas décadas, inspirados en el sueño posmoderno de la carrera espacial antes de que perdiera la inocencia al transformarse en la pesadilla nuclear de la Guerra Fría. Las estructuras que conforman el flamante parque temático (el más importante de su tipo en América Latina según anunció CFK) están iluminadas con muchos colores: pueden verse una columna de alta tensión, un cohete espacial Tronador II –de fabricación argentina–, una especie de pirámide sostenida por una de sus aristas y varias carpas que alojan los distintos sectores de lo que por cinco semanas al año será una exhibición abierta al público y el resto del tiempo un polo de producción y desarrollo científico tecnológico.

“La ciencia, la tecnología y el conocimiento proporcionarán el valor agregado definitivo para continuar dando el salto cualitativo y cuantitativo que la Argentina está realizando”, proclamó la Presidenta, bajo un arco que representa la Justicia, adonde estaba montado el extraño escenario, repleto de miembros del gabinete, gobernadores y otras figuras, entre funcionarios y personalidades del ámbito científico y académico. El parque, relató Cristina, “había sido pensado como la culminación de los festejos del Bicentenario y lo habíamos imaginado para su cierre”, ya que fue pensado como “el eslabón de una convocatoria al futuro” entre los primeros doscientos años del país y los siglos por venir.

Sobre el pequeño escenario también sonreían los ministros Florencio Randazzo (Interior), Carlos Tomada (Trabajo), Nilda Garré (Seguridad), Aníbal Fernández (jefe de Gabinete), Alicia Kirchner (Desa-rrollo Social), Héctor Timerman (Relaciones Exteriores), Arturo Puricelli (Defensa), Julio Alak (Justicia) y Débora Giorgi (Industria).

Además de Scioli estaban los gobernadores José Luis Gioja y Luis Beder Herrera, el senador y candidato a jefe de Gobierno porteño Daniel Filmus, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. Debajo del estrado seguían con atención la ceremonia el biólogo Alberto Kornblihtt, los diputados Juan Carlos Dante Gullo y Diana Conti, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y el director de Anses, Diego Bossio, además de una serie de empresarios entre los que destacaba el otrora ultraopositor Cristiano Rattazzi (FIAT).

Justamente, la Presidenta destacó como fundamental para la realización de Tecnópolis la unión entre “públicos y privados” para “tirar juntos del carro de la Patria”. Sobre el final, se permitió mostrarse sensible, e hizo referencia a la muerte de Néstor Kirchner y al futuro nacimiento de su nieto, anunciado un día antes: “La vida es así, con dolores y alegrías. La vida va y viene. El futuro es una celebración de la vida, de las próximas generaciones. Entrar al futuro es también entrar a la vida”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared