EL PAíS › LAS HUELLAS DE LA CAMPAñA SUCIA CONTRA FILMUS EN LAS COMPUTADORAS SECUESTRADAS EN LA EMPRESA CONNECTIC

Tras los rastros que prueban el delito

La Gendarmería está tratando de recuperar los archivos. La jueza Servini de Cubría debe decidir cómo sigue el expediente.

 Por Raúl Kollmann

La Gendarmería Nacional habría encontrado rastros de las llamadas con las encuestas truchas en las computadoras secuestradas a la empresa Connectic, asociada a Durán Barba y Asociados. Los archivos están borrados, pero la Gendarmería está tratando de recuperarlos. Esto corroboraría los dos informes de Telecom y el de la proveedora de Internet, Iplan, de que efectivamente las llamadas se cursaron a través de Connectic y TAG Continental, esta última con el mismo domicilio que la sede de Durán Barba, el principal asesor de Mauricio Macri. Las evidencias se van sumando y la jueza María Romilda Servini de Cubría tiene que decidir en los próximos días si continúa con el expediente o lo pasa a otro fuero.

Durante la feria judicial, el juez Ariel Lijo, que subrogó a Servini, allanó las oficinas de Connectic, TAG Continental, Call and Contact Center SRL y Opinión Confidencial. La Justicia se llevó una gran cantidad de computadoras, entre ellas 30 del call center. En esos allanamientos se verificó la relación entre las empresas: tanto en el domicilio de Libertad 1240 como en el de Talcahuano 446 se encontraron facturas y chequeras pertenecientes a las cuatro empresas, y en Libertad 1240 la puerta de la oficina dice Durán Barba y Asociados.

El otro elemento clave de análisis es una carpeta, también secuestrada, que tiene el rótulo de Facturas GCBA, es decir las facturas al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La jueza Servini de Cubría tiene allí material para analizar cuánto contrataba la administración Macri a las empresas de su principal asesor y si los trabajos efectivamente se hicieron. La sospecha de Daniel Filmus es, justamente, que los contratos y facturas encubren también el pago de las encuestas truchas.

Como se sabe, no sólo las facturas, chequeras, informes de proveedores y domicilios vinculan a hombres de Durán Barba con la maniobra de las encuestas. Las empresas figuran a nombre de Guillermo Garat y Rodrigo Lugones, ambos estrechamente relacionados con el consultor. Lugones se presenta como fundador de Tag y Connectic y es propietario de Opinión Confidencial, mientras que Garat figura como socio.

Hasta el momento, tanto Macri como Durán Barba sólo respondieron al aluvión de evidencias con frases del estilo de “nosotros no hacemos campaña sucia”, “las campañas sucias las hace el kirchnerismo”, “conocemos todo lo que se hizo en nuestra campaña y nunca se hizo algo así”. Lo curioso también es que pese a que en los allanamientos la Justicia se llevó elementos imprescindibles para el funcionamiento de las cuatro empresas ligadas a Durán Barba, nadie se presentó todavía en el expediente, ni siquiera a pedir su devolución.

Mientras tanto, Servini de Cubría aceptó a Filmus como querellante, ya que fue el candidato perjudicado por las encuestas falsas y además hay una calumnia contra su padre. En las encuestas se preguntaba al ciudadano si conocía que el padre de Filmus era el principal contratista de Sergio Schocklender, algo totalmente falso.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El candidato Daniel Filmus, víctima de la campaña a la que aparece vinculado Durán Barba.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.