EL PAíS › SE QUEJó DE QUE LOS DERECHOS HUMANOS SON PARA LOS “MUERTOS O DESAPARECIDOS”

Duhalde, con la cara pintada

El candidato de Unión Popular visitó a Aldo Rico, a quien apoya para la intendencia en San Miguel. Afirmó que los muertos en Jujuy son producto del “desorden” que vive la Argentina. Llamó al peronismo a hacer “una verdadera rebelión electoral en todo el país”.

“Aldo será el próximo intendente de San Miguel. Yo no hablo mal de los que están gobernando, pero necesitamos orden, y Aldo es una persona que pone orden”, señaló ayer Eduardo Duhalde, durante una visita al pago del ex carapintada para llevarle todo el apoyo de su candidatura presidencial por Unión Popular. Rico había tenido su paso por el kirchnerismo en 2008 y finalmente volvió a la escena política de la mano de Duhalde. Más temprano, el ex presidente había recorrido la localidad de Grand Bourg, con el mismo latiguillo que repitió junto a Rico: “Que me dejen de joder con eso de que los derechos humanos son sólo para los muertos o desaparecidos de los ’70. Los sectores más postergados tienen derecho hoy a alimentarse y ese también es un derecho humano”. Además, sostuvo que los muertos en Jujuy son producto del “desorden” que vive la Argentina.

Escoltado por el ex intendente de San Miguel, el intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, y por su esposa y senadora, Hilda González, Duhalde desparramó sus críticas al gobierno nacional y llamó al peronismo a hacer “una verdadera rebelión electoral en todo el país”.

Sacando chapa de la excelente elección en Santa Fe de Miguel del Sel, quien dijo que votará por él cuando se realicen las primarias abiertas del 14 de agosto, el peronista disidente dijo que el kirchnerismo “denigra y maltrata a los trabajadores y sobre todo a los más pobres con planes humillantes”.

Consultado por las cuatro muertes tras una violenta represión en Jujuy, Duhalde diagnosticó que sucede “cuando se desordena y la gente cree que puede hacer cualquier cosa”. “La policía quiere poner orden y no puede”, remató. “No puede ser que la primera tierra que tenga un argentino sea la del cementerio”, declamó Duhalde, quien tuvo que poner fin a su interinato como presidente tras los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán durante una protesta en Avellaneda.

Más temprano, Duhalde había participado en un acto en Grand Bourg junto a su candidato a gobernador bonaerense de Unión Popular Eduardo Amadeo, las diputadas Graciela Camaño, Claudia Rucci y el ex presidente del Banco Central Martín Redrado, aspirante a diputado de ese espacio por la Ciudad de Buenos Aires. “¿Alguien vio carne para todos, chancho para todos? Bueno, éstas son mentiras para todos”, aseguró.

Cariglino, otro ex kirchnerista recientemente devenido en duhaldista, deseó que “la Argentina le reconozca a Duhalde la virtud y el coraje para ponerse el país al hombro en el 2001, y sacarlo del abismo para entregar un gobierno ordenado”. A su turno la candidata a diputada nacional Claudia Ru-cci aseguró que apoya a Duhalde “porque es un hombre que se preparó para conducir al país. La Argentina se merece un gobierno peronista”, afirmó.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo Duhalde y su esposa, Hilda, durante la recorrida por el partido de Malvinas Argentinas.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.