EL PAíS › EL MINISTRO DEL INTERIOR, FLORENCIO RANDAZZO, ANALIZA LA UTILIDAD DE LAS ELECCIONES PRIMARIAS

“Es para mejorar la calidad de la política”

“Pasamos a un sistema de selección participativo”, dice el ministro y señala que en la votación de mañana se van a definir muchos candidatos a diputados y senadores. Pondera la “equidad” con la que se distribuyó la publicidad audiovisual.

 Por Nicolás Lantos

En mangas de camisa, el cuello desabotonado, Florencio Randazzo ultima en su despacho todo lo relativo a las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias que se llevarán a cabo mañana y representan uno de los grandes desafíos de su gestión al frente del Ministerio del Interior. Una larga mesa está repleta de papeles, en un rincón hay una moderna cafetera exprés y sobre un escritorio descansa un puñado de portarretratos, con imágenes de su familia y también de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, pero lo que domina la sala es una multitud de monitores, algunos sintonizados en canales de noticias, otros conectados a un sistema que muestra en vivo y en directo el estado de los trámites para gestionar los nuevos documentos nacionales de identidad (“unos 35 mil por día”, se jacta) o la progresión del uso de la publicidad audiovisual asignada a cada partido según la nueva reglamentación electoral. Aunque parezca relajado, su ojo está atento y en cualquier instante puede interrumpir una frase para señalarle a un colaborador algún detalle de algo que pasa en alguna de las pantallas. Así, tranquilo pero en guardia, a 72 horas de las PASO, recibió a Página/12 para anticipar esta experiencia electoral inédita.

–Desde algunos sectores de la oposición, e incluso del Poder Judicial, se alentó la idea de que no daban los plazos para realizar las primarias, ¿cómo llegan al día de los comicios?

–Muy bien. Está todo dado para que el domingo se desarrollen las PASO con absoluta normalidad. Estamos dando un paso muy importante para mejorar la calidad de la política argentina.

–¿A qué atribuye las dudas que se proyectaron sobre el sistema?

–Creo que hubo una resistencia importante desde el mismo momento en que la presidenta de la Nación, allá por el 9 de julio de 2009, planteó la construcción de una mesa de diálogo para discutir una reforma política integral. Llevamos adelante reuniones con todos los partidos políticos con representación parlamentaria, con académicos, con organizaciones no gubernamentales y acordamos algunos aspectos que fueron llevados al Parlamento y se transformaron en ley. Es la vieja cultura política que se resiste a este cambio tan importante. Por otro lado hay algunos dirigentes que por falta de madurez política apelan a la chicana, por no tener la grandeza de reconocer que una reforma que surgió de la iniciativa de la Presidenta es muy buena en muchos aspectos.

–¿Cuáles son las principales ventajas de las PASO?

–Es un sistema de selección de candidatos que deja atrás el viejo, que estaba objetado por el conjunto de la sociedad porque tenía que ver con un candidato elegido a dedo, con poca participación de los afiliados o por las burocracias partidarias. Hoy pasamos a un sistema de selección participativo que va a mejorar muchísimo la calidad de la democracia, la calidad de las instituciones y la calidad de los dirigentes que conducen esas instituciones. Por otra parte incorporamos también un reclamo de los partidos chicos: equidad respecto de hacer conocer sus propuestas, tener igualdad de oportunidades. Prohibimos la contratación de publicidad audiovisual por parte de los privados y los partidos políticos; ahora se asigna a través del Estado, que otorga el 10 por ciento del total de la emisión para las campañas electorales y lo reparte 50 por ciento en forma igualitaria a todos los partidos y el 50 por ciento restante de acuerdo con la cantidad de votos que sacaron en la última elección. Eso ha permitido que todos los candidatos hagan conocer sus propuestas en todo el país: sistemas de cable, televisión abierta, AM, FM.

–El Frente de Izquierda sostiene que el piso de 1,5 por ciento que se exige para llegar a las generales es proscriptivo...

–Me parece sumamente razonable, teniendo en cuenta que según la legislación argentina si un partido se presenta en dos elecciones sucesivas y no saca el 2 por ciento del padrón pierde la personería jurídica. Me parece mucho más importante darles a los partidos chicos la oportunidad de que hagan conocer sus propuestas por canales audiovisuales, algo que no tuvieron nunca, para que precisamente los ciudadanos que estén de acuerdo con sus propuestas los puedan votar. Por eso no creo para nada que esto sea proscriptivo.

–¿Qué expectativas tienen respecto de la participación?

–Va a ser muy buena. Primero porque hay una cultura democrática en la Argentina, cada vez que se va a votar es una fiesta cívica, un hecho trascendente, y así lo ha demostrado la historia en los últimos 28 años. Estamos convencidos de que los argentinos no estamos dispuestos a dejar en manos de pocos cosas que competen a muchos, sobre todo nuestro futuro.

Algunos sostienen que al haber definido cada partido su candidatura por su cuenta, las PASO son superfluas...

–Muchas veces es por falta de conocimiento de cómo opera la ley. O eso o hay mala fe. Primero, la ley tiene todas las garantías para que si había competencia en alguna de las organizaciones políticas se podía dar la interna sin ningún inconveniente. Además, sí hay competencia en otras categorías. Por ejemplo, en lo que hace a diputados nacionales, hay 261 listas en todo el país, en lo que hace a senadores hay 61 listas. Y ni que hablar de aquellas provincias que han adherido a la simultaneidad de las PASO. Para poner un ejemplo, sólo en la provincia de Buenos Aires hay más de mil listas. Así que esa crítica no tiene demasiado sustento.

–¿Habrá complicaciones con el escrutinio?

–Hay que tener en cuenta que el acto se desarrolla desde las 8 hasta las 18, pero a esa hora todavía quedan muchos ciudadanos dentro del establecimiento escolar que aún no votaron, lo que hace que el cierre de la votación se dé una hora y media más tarde del cierre. Recién ahí se lleva a cabo el escrutinio por parte de las autoridades de mesa. El telegrama se manda vía fax a los centros de información, donde lo escanean y recién después se hace la carga doble. Si coinciden los datos, ahí se computa. Este procedimiento va a ser seguido por primera vez en línea por terminales que va a tener cada partido político. La ley prevé que nosotros recién podemos dar información oficial después de tres horas de cerrado el acto comicial, es decir desde las 21. Creemos que no va a haber inconvenientes para tener los primeros datos a esa hora.

–¿Cuánta influencia tendrá el resultado de las PASO en lo que suceda en las generales?

–Me parece ingenuo no creer que va a tener una implicancia sobre octubre. Sin lugar a dudas, por las características particulares, la elección de este domingo será muy similar a la primera vuelta. A diferencia de las que se han desarrollado en el calendario electoral desde marzo a la fecha, que tenían que ver con cuestiones locales.

–¿Se refiere a los resultados adversos en Capital, Santa Fe y Córdoba?

–No creemos que haya que extrapolar los resultados de las elecciones locales a esta elección nacional. Eso lo hemos dicho cuando los resultados fueron favorables al oficialismo y cuando no lo fueron. Si uno analiza el cronograma electoral hay un común denominador, con la sola excepción de Catamarca, y es que siempre ganó el oficialismo. Creo que esto responde a las bondades del gobierno nacional que tienen su correlato en las provincias, con mejores condiciones de vida para la ciudadanía.

–¿En qué quedó la resolución de Servini de Cubría quedice que quienes se ausenten a las PASO no podrán votar en octubre?

–Es una resolución de la jueza para la Capital Federal, y como tal la aceptamos. No es así para el resto del país, pero es importante recordar que el voto es obligatorio. El que no pueda ir a votar tendrá que justificarlo. Lo que importa es que hay que ir a votar. No importa por quién, pero que esta decisión tan importante no quede en mano de unos pocos.

Compartir: 

Twitter
 

“Es la vieja cultura política que se resiste a este cambio”, asegura el ministro Florencio Randazzo.
Imagen: Jorge Larrosa
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.