EL PAíS › EL EX GOBERNADOR BONAERENSE FELIPE SOLA CONFIRMO SU ACERCAMIENTO AL KIRCHNERISMO

Si siempre estoy llegando

“Dejé de sentirme parte de la oposición dura. Me pasó hace mucho, cuando se murió Néstor Kirchner, que me di cuenta de que habíamos visto lo malo del gobierno y nunca la parte buena”, dijo el diputado que se alejó del Gobierno por la 125.

 Por Nicolás Lantos

Y un día, volvió Felipe Solá. El dirigente bonaerense rompió un silencio que se había autoimpuesto desde que se bajó de la precandidatura presidencial para confirmar un nuevo acercamiento al kirchnerismo (al que adhirió entre 2003 y el conflicto con las patronales rurales de 2008) y abjurar del Peronismo Federal, cuya bancada, que presidía, abandonará para formar un bloque propio. “Dejé de sentirme parte de la oposición dura. Me pasó hace mucho, cuando se murió Néstor Kirchner, que me di cuenta de que habíamos visto lo malo del Gobierno y nunca la parte buena”, confesó en declaraciones radiales el ex gobernador bonaerense, que ya aceita sus lazos con Daniel Scioli para volver a hacer pie en la provincia.

“Ahora soy independiente”, aclaró Solá ante la consulta de si había saltado a las filas del kirchnerismo. Lo cierto es abandonará el rol de jefe del bloque de diputados del Peronismo Federal, que ocupa desde que se formó esa bancada, luego de que los dirigentes que abandonaron el gobierno nacional durante el conflicto con el campo unieran sus fuerzas al duhaldismo parlamentario.

Como anticipó Página/12, su decisión es armar un nuevo bloque, donde lo acompañarían, al menos, otros dos “arrepentidos” que trabajan a su lado desde sus épocas en el palacio de gobierno de La Plata: Roberto Moulleirón y Raúl Rivara. Desde ese lugar, acompañará las políticas del Ejecutivo, “pero siempre de forma crítica”, aclaran en su entorno. En el escenario que se maneja en la Casa Rosada para después de diciembre, al kirchnerismo le faltaría un puñado de diputados para obtener quórum propio, por lo que esta noticia fue recibida con optimismo.

De todas formas, no debería sorprender a nadie si, con el paso del tiempo, la relación entre Solá y el oficialismo se profundiza. El mismo dejó abierta la puerta con sus declaraciones de ayer, en las que reconoció que le “gustaría entrar dentro de lo que se llama un colectivo político”. Ese colectivo político sería el justicialismo bonaerense, con cuyo jefe, el gobernador Daniel Scioli mantuvo siempre una relación fluida.

“Por supuesto colaboraría con Scioli, si estamos de acuerdo en lo que hay que hacer –aseveró–. Hablo mucho con Daniel. Yo vivo en una zona rural. El baja con el helicóptero a veces y hablamos mucho de distintas cosas y yo me siento halagado porque hablamos de la provincia de Buenos Aires, de lo que haría él, de lo que haría yo”, dejó caer.

Desde el gobierno provincial abrieron rápidamente las puertas al regresado y destacaron su “giro político”, aunque descartaron que vaya a formar parte del próximo equipo de gobierno de Scioli, algo que sí podría hacer algún dirigente felipista. El jefe de Gabinete, Alberto Pérez, destacó que Solá es un cuadro “valioso que debe ser tenido en cuenta” y resaltó su “experiencia de haber sido dos veces gobernador” bonaerense y su cercanía con quien lo sucedió en ese cargo: “Es una persona con la que el gobernador Scioli siempre tuvo un gran respeto político y personal, que permite pensar cosas juntos para adelante”, lo halagó.

Además, dio un guiño al kirchnerismo al opinar que “fue un error haberlo citado” a Sergio Schoklender al Congreso por las supuestas irregularidades en los planes de construcción de viviendas de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, pero que sí “estaría bien citarla a Hebe”, en cambio. “No va a ir, pero por respeto a su historia, más allá de las barbaridades que dice, está bien que vaya. Son invitaciones, no citaciones”, explicó.

En la oposición, en cambio, la noticia cayó como una bomba: aunque ya se hablaba del tema desde hace un tiempo, el rol institucional que ocupaba Solá, al frente de la bancada del justicialismo disidente en la Cámara baja (el principal activo político de ese espacio, ahora, en acelerada descomposición) le da a la defección un valor doble.

Mauricio Macri, quien fuera socio suyo en las elecciones de 2009, salió a atacarlo ayer, cuando se conoció el pase: “Me da lástima escucharlo decir esas cosas –dijo–, sus palabras principalmente no le hacen nada bien a él”. Por su parte, el diputado de esa bancada y candidato a gobernador bonaerense por el duhaldista Frente Popular, Eduardo Amadeo, fue irónico con su –hasta hace poco– compañero y cuestionó la decisión que tomó: “Se equivoca al suponer que el camino político a mediano plazo es el kirchnerismo, se equivoca en eso. Pero que elija su camino, le deseo suerte”.

Compartir: 

Twitter
 

Felipe Solá abandonará el rol de jefe del bloque de diputados del Peronismo Federal.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.