EL PAíS › POLéMICA ENTRE LOS RADICALES GERARDO MORALES Y SANDRA RIOBOó

Palabras cruzadas en la UCR

El senador aseguró que la diputada no puede presidir el Comité Nacional porque quedó “fuera” del partido al presentarse como candidata en la lista del FAP en octubre. Rioboó aclaró que su afiliación está vigente y renovó sus críticas al alfonsinismo.

Los radicales tienen por delante días agitados. La semana que viene se sacarán chispas en una Convención Nacional en la que habrá más de un pase de factura por el papel que el radicalismo hizo en las elecciones y, en medio de la interna que se desató el mismo 23 de octubre a la noche, deberán elegir el mes próximo al nuevo presidente del partido. Los ánimos están caldeados y ayer fue el jefe del bloque de senadores de la UCR, Gerardo Morales, el que salió al cruce de Sandra Rioboó, quien anunció su pretensión de competir por la presidencia del Comité Nacional. “Está fuera del partido, no es afiliada”, la desacreditó el jujeño. Los alfonsinistas intercambian golpes con Rioboó –que afirmó tener su ficha partidaria en regla– desde la campaña, cuando la diputada cuestionó la estrategia electoral de Ricardo Alfonsín y se postuló a senadora por el FAP.

El alfonsinismo quiere retener el control de la UCR. Su competencia venía hasta ahora del lado del grupo de intendentes encabezado por el cordobés Ramón Mestre y el mendocino Víctor Fayad. Rioboó se lanzó al ruedo alentada por algunos de los radicales que en su momento se encolumnaron detrás de Julio Cobos, con quien antes de anunciar su pretensión de suceder a Ernesto Sanz al frente del Comité Nacional tuvo un par de reuniones en las que habló del asunto.

No bien Rioboó expuso sus intenciones, desde el alfonsinismo advirtieron sobre su supuesta inhabilitación. Argumentaron que quedó automáticamente desafiliada del radicalismo al participar de la lista bonaerense del FAP en octubre. Morales reforzó esa idea. “Está fuera del partido, no es afiliada”, respondió a Radio El Mundo ante la consulta por la postulación de Rioboó al Comité Nacional.

La diputada aclaró que tiene “mandato vigente” como delegada al Comité Nacional porque fue elegida en la interna partidaria de 2010 y replicó con dureza al alfonsinismo: “Resulta patológico que los mismos que ultrajaron a la UCR, violaron abiertamente la Carta Orgánica al no reunir a la Convención Nacional para legalizar la alianza con la Udeso, ni su plataforma, ni la composición con un extrapartidario en la fórmula presidencial, vienen ahora a refugiarse en la normativa vigente para intentar impedir que se expresen las voces que supieron resistir la entrega”.

El cónclave del que surgirá el sucesor de Sanz será a mediados de diciembre, pero los radicales no tendrán que esperar hasta entonces para decirse las cosas en la cara: el próximo viernes harán su Convención Nacional y tienen cosas para decirse, sobre todo relativas al desempeño del partido en las elecciones. Las críticas al alfonsinismo que se escucharon de parte de los intendentes que siguen a Mestre y Fayad, de dirigentes como Federico Storani y de la misma Rioboó anticipan un encuentro movido.

Compartir: 

Twitter
 

La bonaerense Sandra Rioboó y el jujeño Gerardo Morales.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.