EL PAíS › BUSCAN UN ACUERDO DE RESPALDO MUTUO PARA LAS ELECCIONES

Ibarra puso a Kirchner en su agenda

El jefe de Gobierno podría apoyar públicamente al candidato oficial en las nacionales si éste hace lo propio con él en los comicios porteños. De todos modos, no cierra puentes con la candidata del ARI Elisa Carrió.

 Por Fernando Cibeira

Aníbal Ibarra confirmó que se encuentra en conversaciones con el candidato presidencial Néstor Kirchner para sellar un acuerdo político. “Estamos en este esquema de buscar alianzas transversales y expresar a distintos sectores”, explicó ayer el jefe de Gobierno porteño. En ese sentido, se habría reunido el viernes a la noche en la Casa Rosada con el presidente Eduardo Duhalde y, según versiones que salían de Gobierno, habrían acordado hacer el anuncio del apoyo en estos días, incluso se rumoreaba que podría hacerse hoy. El acuerdo, por ahora, no incluiría candidaturas: simplemente Ibarra anunciará que su candidato es Kirchner, mientras que el santacruceño apoyará al jefe de Gobierno en la búsqueda de su reelección.
Ibarra buscó bajarle trascendencia a la noticia. “Es cierto, estamos manteniendo contactos con diferentes sectores, entre ellos con el de Kirchner”, deslizó, en declaraciones radiales. “Pero también con el radicalismo antidelarruista, el socialismo y con sectores independientes”, agregó. El añadido confunde un poco el panorama. A mediados de febrero, en su calidad de presidente del Frente Grande, Ibarra había anunciado que dejaba a los afiliados en libertad de acción para que respaldaran a cualquiera de los tres candidatos que consideran dentro del espectro progresista: Kirchner, Elisa Carrió o Alfredo Bravo.
Por otro lado, ayer circularon rumores que aseguraban que Ibarra se había encontrado con Carrió, también para analizar posibles escenarios electorales. La versión había intranquilizado al entorno de Ibarra, en donde son amplia mayoría quienes piensan que el jefe de Gobierno debe cerrar trato con Kirchner cuanto antes. Uno de estos funcionarios ayer analizaba: “Vemos un escenario nacional muy complejo, con el menemismo instalado. La posibilidad de que Kirchner no llegue a la segunda vuelta obliga a salir a apoyar su candidatura sin más demoras”.
En la preferencia también deben residir motivos electorales: Kirchner marcha primero en casi todos los sondeos, mientras que Carrió recién aparece detrás de los tres postulantes del justicialismo. Con todo, de acuerdo a algunos encuestadores, el 27 de abril la diputada del ARI podría ser la candidata presidencial más votada en la Capital.
Uno de los ejes de la campaña de Ibarra es salir a explotar la relación entre quien marcha primero en las encuestas para la elección en la ciudad, el empresario Mauricio Macri, y el ex presidente Carlos Menem, de una imagen negativa muy alta entre los porteños. Como contracara, la gente de Ibarra quiere que el jefe de Gobierno se muestre del brazo de Kirchner como líderes de un modelo alternativo al neoliberalismo.
Ibarra convocó a las elecciones en la Capital para el 8 de junio y ahora cerca de él piensan que la cercanía con las presidenciales hará que la campaña se nacionalice. Y que si no se inclina por ninguno de los aspirantes a la Rosada, se terminará desdibujando el perfil de Ibarra como candidato. La intención de los funcionarios políticos del gobierno de la ciudad es polarizar el comicio en un enfrentamiento entre la derecha y el centroizquierda, confiando en la tradicional inclinación del electorado porteño por las opciones más progresistas.
Si bien la discusión por las candidaturas quedaría afuera de un eventual acuerdo Duhalde-Kirchner-Ibarra, no deja de ser un obstáculo que el santacruceño ya tenga sus favoritos en el distrito. Por ejemplo, sólo como sus posibles jefes de Gobierno están Rafael Bielsa y Gustavo Beliz. Ni Ibarra ni su gente pueden ver a Beliz, así que dan por descontado que si firman una alianza con Kirchner, el ex ministro del Interior de Menem se abrirá y será candidato por las suyas. No es una pérdida que lamenten, porque en esta campaña Beliz figura con menos intención de voto que otras veces. En cambio, Bielsa es un dirigente que les interesa.
Cerca de Bielsa admiten haber recibido ofertas tanto para ir como compañero de fórmula de Ibarra como para encabezar la lista de candidatos a diputados nacionales. Bielsa las rechazó. Sin embargo, no está dicha laúltima palabra: el ex titular de la Sigen siempre aclaró que no pondrá reparos si se trata de formar una boleta que sirva para ganarles a las opciones de derecha.
Pero no es el único nombre que suena para acompañar a Ibarra, una vacante que quedó libre ex profeso. El gran triunfador de la interna radical de ayer, Cristian Caram, es una de las posibilidades que se barajan desde hace tiempo, ratificado ayer por Ibarra cuando mencionó al “radicalismo antidelarruista”. Tampoco están cerradas las conversaciones con el postulante del socialismo, Norberto La Porta, quien, sin embargo, insiste con que no se bajará de la candidatura a jefe de Gobierno.

Compartir: 

Twitter
 

Aníbal Ibarra conversa personalmente con el candidato oficial Néstor Kirchner.
“Estamos en este esquema de buscar alianzas transversales”, explicó el jefe de Gobierno.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.