EL PAíS › TODAVíA SE ESPERA EL LLAMADO PARA QUE DECLARE LA ESPOSA DE CARLOS SORIA, EL GOBERNADOR ASESINADO

La indagatoria que aún no llega

El fiscal que investiga el homicidio del mandatario de Río Negro dijo que Susana Freydoz podría ser convocada mañana por el juez Emilio Stadler, aunque otras fuentes judiciales estiman que nuevamente podría demorarse.

Susana Freydoz, imputada por el asesinato de su esposo, el gobernador rionegrino Carlos Soria, podría ser indagada mañana, según anunció el fiscal Miguel Angel Fernández Jahde, quien interviene en la investigación del homicidio. En los tribunales de General Roca, sin embargo, otras voces apuestan a que esa medida se podría demorar, ya que recién ayer asumió la causa el juez natural, Emilio Stadler. Todo indica que el magistrado quiere estudiar las evidencias recolectadas y podría esperar a obtener el resultado de las pericias pendientes, entre ellas las toxicológicas que determinarán qué cantidad de alcohol y ansiolíticos había consumido la viuda. Freydoz es la única sospechosa del homicidio y los peritos psiquiatras que la evaluaron la semana pasada –tanto el oficial como el de parte– coincidieron en que está en condiciones de responder y defenderse en una indagatoria. El perito designado por el juzgado, Ricardo Risso, además, sostuvo que es imputable y que tuvo conciencia de sus actos aunque pudo haber actuado bajo “emoción violenta”. Por el relato de la hija menor del matrimonio Soria, María Emilia, quien estaba en la chacra junto con su novio en el momento del crimen en la madrugada del 1º de enero, los investigadores presumen que Freydoz tuvo noción de lo que hacía. Se basan, por ejemplo, en que la chica habría declarado que al entrar al dormitorio matrimonial tras escuchar el disparo, encontró a su padre tendido en la cama con un balazo en la cara y su madre habría empezado a gritarle “llamá a la ambulancia, llamá, boluda”. La mujer de Soria no estaba perdida ni habló de accidente, al parecer.

En este escenario, y según explicó el juez que tuvo la causa durante los primeros quince días, Juan Pablo Chirinos, hasta ahora se investigó siempre la hipótesis del “homicidio doloso” y estarían disponibles las pruebas para citar a Freydoz a indagatoria. También argumentó que está en libertad porque, a su entender, no se dan ninguno de los dos presupuestos para detenerla antes del juicio: que pueda fugarse o entorpecer la pesquisa. Aclaró que el fiscal tampoco pidió la detención.

En Río Negro, quienes conocen a Stadler dicen que es mucho más proclive que Chirinos a dictar prisiones preventivas; en este caso, como existe una fuerte inquietud tanto en la Justicia como en su familia sobre la posibilidad de que Freydoz intente quitarse la vida, también podrían enviarla a una institución psiquiátrica. Esto lo evaluará el juez una vez que la cite a declarar como sospechosa. Hasta ayer a última hora el magistrado no había concretado la citación. La fiscalía intentaría que se la indague lo antes posible.

Hay dos datos clave corroborados por la Justicia hasta el momento: la única persona que tenía rastros de pólvora en las manos era Freydoz y se estima que el disparo se produjo a más de 50 centímetros de distancia. De todos modos, el abogado de la familia, Alberto Riccheri, y el perito de parte, Carlos Cornaglia, reclaman los resultados de estudios toxicológicos para determinar si los niveles de alcohol en sangre y de ansiolíticos consumidos por la viuda la noche de Año Nuevo, y en forma acumulativa pudieron llevarla a actuar sin control. Estos exámenes fueron encomendados a la bioquímica Cristina Rubio, de Cipolletti.

Otros estudios fueron derivados al Cuerpo Médico Forense, y el fiscal Fernández Jahde pidió que el Laboratorio Regional de Investigación Forense de Salta haga un estudio de la trayectoria de la bala y la distancia del disparo. Todavía no descarta que Soria haya estado dormido o adormecido cuando lo mataron. La hija, sin embargo, declaró que la pareja discutió fuerte hasta que se oyó el disparo. Según allegados a la causa, el motivo habría sido una relación extramatrimonial de Soria.

Ahora habrá que ver qué hace el juez Stadler. Por lo pronto, ayer repartió un comunicado donde anunciaba que no dará información hasta que resuelva la situación procesal de Freydoz.

Compartir: 

Twitter
 

El juez Emilio Stadler regresó de sus vacaciones y volvió a quedar a cargo del expediente.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.