EL PAíS › LOS GREMIOS PRESIONAN POR LAS PARITARIAS

Yasky y la UTA tiran números

Ante la proximidad de las paritarias, los gremios empiezan a calentar el ambiente con las primeras cifras. Los gremialistas hablan del 25. Boudou reclamó una negociación con “la mayor racionalidad posible”.

La discusión paritaria se acerca y los gremios comienzan a posicionarse para iniciar la negociación. El incremento salarial que negociarán rondará “el 25, 24 por ciento” porque “es lo que se tiene registrado como aumento del costo de vida en la mayoría de las provincias”, aseguró ayer el líder de la CTA, Hugo Yasky. El secretario general de la cegetista Unión Tranviaria Automotor (UTA), Roberto Fernández, señaló que la cifra “tiene que estar por arriba del 25 por ciento”. En el Gobierno apuestan por una recomposición salarial con “racionalidad para cuidar el crecimiento”, como afirmó el vicepresidente Amado Boudou, aunque el número que barajaban era de 18 por ciento que los empresarios ven con buenos ojos, pero los sindicatos descartan.

“Yo creo que el aumento de los precios ha andado más o menos en el 25 por ciento, un poquito más abajo si se quiere. Entiendo que la discusión va a rondar más o menos esos números”, señaló Yasky poniendo la mirada por fuera del índice elaborado por el INdEC. El dirigente docente destacó que la cifra estaba basada en “lo que se tiene registrado como aumento del costo de vida en la mayoría de las provincias”. El propio Boudou, con la presidencia en ejercicio mientras se recupera la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de la operación de tiroides, reclamó una negociación “con la mayor racionalidad posible. Apostamos a la racionalidad de las partes que están negociando”. La discusión por las mejoras salariales suele ser el primer mojón caliente del año, pero esta vez se suma la crisis económica internacional que influirá sobre la negociación y las posiciones de la Unión Industrial Argentina (UIA) y los empresarios.

El inicio de las paritarias suele traer aparejado el conflicto entre los números que baraja el Gobierno y el que los sindicalistas ponen sobre la mesa. El líder de la CGT, Hugo Moyano, cada vez que la mesa de negociación se acerca anuncia que la central obrera “se maneja con el índice del supermercado” para dejar en claro cuál será la posición de los gremios que le responden. Pero también es una referencia que utilizan los sindicatos la paritaria docente nacional, que en general redondea el número que finalmente se pone en juego.

Yasky aseguró que “una discusión que estuviera por abajo de esa cifra (el 25 por ciento) estaría cediendo por parte de los trabajadores frente al aumento de los precios”, y agregó que “en el caso específico de los docentes, la discusión en los gremios la van a plantear estrictamente sobre lo que es el valor de aumento de los precios y la canasta alimenticia”. En tal sentido y apuntando a la paritaria docente, sostuvo que los maestros cobran entre “2300 y 2450 pesos, con lo cual hablar de un 18 por ciento con esa cifra significa 15 pesos por día. Evidentemente es una cifra que escapa a la realidad del bolsillo de los docentes”.

Por su parte, el cegetista Fernández acentuó su posición en que “una paritaria debe ser libre”, descartando cualquier cifra que se quisiera imponer y siguiendo la línea de Moyano que ya había señalado que no iban a aceptar ningún “techo” en las paritarias, y destacó que “los empresarios están en condiciones de dar un aumento salarial”. El titular del gremio que agrupa a los choferes de colectivos, micros de media y larga distancia y subtes recordó que “el 23 (por ciento) fue el año pasado. Este año aumentaron montones de cosas, se hace muy costosa la situación de los obreros. Tiene que estar arriba del 25 por ciento” el arreglo salarial. Pero, además, el secretario general de la UTA emparentó la negociación con los reclamos que viene arrastrando la CGT. “Además está el impuesto a las ganancias. Tenemos un sueldo mínimo de 6400”, afirmó dejando entrever la importancia de la baja del mínimo no imponible de ganancias por el que clama la CGT y que le generó más de un encontronazo con el gobierno nacional.

“Es parte del folklore y no hay que preocuparse tanto”, señaló el diputado y titular del gremio de los canillitas, Omar Plaini, refiriéndose a las paritarias en cierne. Plaini recordó también que “nunca nos dejamos llevar por las cifras” oficiales del INdEC “ni por las consultoras privadas”, y para bajar la tensión que existe con el Gobierno volvió a asegurar que su sector era “parte de este proyecto y modelo de país”.

Yasky advirtió que la mirada estaba puesta sobre la discusión salarial que “tiene que plantearse con un ojo puesto sobre la crisis que se está viviendo en los países del Norte y, por lo tanto, tiene que incorporar otros temas”, pero que no era “menos importante la convocatoria al consejo del salario, tener un ámbito tripartito donde estén los empresarios con los cuales podamos discutir mirándonos a los ojos el tema de la remarcación de precios y la protección a la producción nacional”.

Compartir: 

Twitter
 

Para el titular de la CTA, Hugo Yasky, “el 24, 25 es lo que aumentó el costo de vida en todas las provincias”.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.