EL PAíS › CARLOS RAIMUNDI, DIPUTADO NACIONAL POR NUEVO ENCUENTRO

“Hay una diferencia entre líderes y liderados”

 Por Ailín Bullentini

Es “imposible y desligitimante” que el Congreso se desentienda de “la agenda planteada por quien ha recibido aquel apabullante respaldo popular” en las elecciones pasadas, la presidenta Cristina Fernández, considera el diputado por la provincia de Buenos Aires Carlos Raimundi (Nuevo Encuentro). Sin embargo, cuando hace foco en el territorio bonaerense, el integrante de la alianza que lidera Martín Sabbatella hace un análisis muy diferente. “Me propongo luchar para que Scioli y lo que él representa no tenga un lugar más preponderante en la definición del rumbo nacional”, desafió Raimundi, a poco de iniciar su tercer mandato en la Cámara baja.

–¿Cuáles son los desafíos legislativos de este año?

–La desaparición del Grupo A me parece central. Un grupo que había unido a sectores en principio irreconciliables con el solo efecto de homologar parlamentariamente sucesivos golpes de Estado, como fue el boicot al Banco Central, no va a tener expresión parlamentaria. El nuevo Congreso no puede sustraerse a la legitimidad muy reforzada con la que cuenta la Presidenta. Será imposible y desligitimante que se desentienda de la agenda de prioridades planteada por quien ha recibido aquel apabullante respaldo popular, aunque aquello no significa la conversión en escribanía. Uno puede proponer, mejorar, y de hecho lo hemos hecho en diferentes proyectos de ley.

–Más allá de la agenda del Gobierno, ¿qué temas el Poder Legislativo debería tratar?

–Existe un eje y políticas alrededor de él que siguen estando correctas. La obligación a las petroleras y mineras de liquidar divisas en el país, la eliminación de los subsidios a los sectores sociales más acomodados, el control de cambios, las medidas sancionatorias a las petroleras que abusaban de su posición dominante, el control del comercio exterior... Son medidas populares. Respecto de esa última, me ubico en las antípodas de los que dicen que hay cosas que faltan porque (el secretario de Comercio Interior Guillermo) Moreno las tiene paradas en el puerto. Gracias a eso seguramente existen nuevos puestos de trabajo. La Argentina decidió mantener su superávit comercial a partir de la sustitución de importaciones, un eje fundamental para recuperar el sentido de país industrial.

–¿Cree que se llegará a la recuperación del petróleo por parte del Estado?

–Nunca aprobamos la privatización de YPF, signo de la enajenación de una de las rentas sociales más importantes del país. La recuperación de la presencia estatal en esos recursos, sea mediante retenciones, control de precios, renacionalización, reestatización, es una medida fundamental. La apoyo y la apoyaría eventualmente si se tomara.

–¿Cuál es el papel de Nuevo Encuentro en territorio bonaerense luego de la derrota en las elecciones pasadas?

–Estoy convencido de que hicimos lo correcto. Tratar de ser parte del alma del proyecto nacional, pero marcando drásticamente las diferencias que tenemos con la gestión del Ejecutivo provincial porque creemos que no expresa lo mismo que el proyecto nacional. Estoy convencido de que si (el gobernador bonaerense, Daniel) Scioli hubiera tenido una responsabilidad mayor en la conducción del país, no tendríamos una ley que desmonopolice Papel Prensa, no hubiéramos tenido ley de medios o la firmeza que tuvo la Argentina en las reuniones de Unasur.

–Pero Scioli forma parte del FpV.

–Sí. Es cierto que las batallas tan fuertes que se han dado contra (el CEO de Grupo Clarín, Héctor) Magnetto o (el titular de la Sociedad Rural, Hugo) Biolcati hubieran sido imposibles si el proyecto nacional no se apoyaba sobre estructuras sólidas y fuertes como la del PJ bonaerense o la de sectores sindicales. Pero hay una diferencia central entre los líderes y los liderados. Scioli liderado y conducido no tuvo más opción que acompañar. Me propongo firmemente luchar mucho para que Scioli y lo que él representa no tenga un lugar más preponderante en la definición del rumbo nacional.

–Desde Nuevo Encuentro se muestran cada vez más cerca del vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto. ¿Por qué?

–Tengo con Gabriel Mariotto y con otros sectores políticos cuestiones en común. Compartimos la recorrida por el barrio La Cárcova y el acto por la conmemoración del aniversario del asesinato de Franco (Almirón) y Mauricio (Ramos), en la masacre de José León Suárez. No puede ser que a un año del crimen se mantengan las mismas autoridades policiales del distrito, tal como lo planteó Mariotto. Las políticas públicas de seguridad bonaerense son de lo más flaco del gobierno de Scioli. Debemos volver a un Ministerio de Seguridad propio que sea coordinado fuertemente desde la política para que no sea complaciente con el autogobierno policial.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.