EL PAíS › LA FRATERNIDAD SALIó A DEFENDER AL MAQUINISTA DEL TREN

“Nunca dijo que avisó”

El dirigente del gremio ferroviario Omar Maturano sólo declaró ante el juez que no funcionaron los frenos de la formación y que quien había realizado la advertencia fue otro maquinista.

“El maquinista nunca habló de ningún audio. Lo que alegó frente al juez fue que los frenos no respondieron”, remarcó el dirigente del gremio ferroviario La Fraternidad, Omar Maturano, en defensa de Matías Córdoba, el conductor del tren de la ex línea Sarmiento que el miércoles chocó contra el tope hidráulico de uno de los andenes de la Estación Once. Algunas versiones habían señalado que, en su declaración judicial, Córdoba había dicho que, antes del choque en el que murieron 51 personas y más de 700 resultaron heridas, había advertido al controlador ferroviario de una falla en los frenos. Luego trascendieron grabaciones de los diálogos mantenidos entre Córdoba y la cabina de control antes del choque, en los que no hay indicios de avisos de parte del conductor. Tales audios son el principal argumento de la empresa TBA, accionista mayoritaria de la sociedad concesionaria de la línea, para negar que el accidente se debiera a una falla mecánica.

Maturano aclaró ayer las versiones que trascendieron sobre las declaraciones que el maquinista del tren realizó al juez a cargo de la causa, Claudio Bonadío. “El nunca dijo que avisó a la empresa que no tenía frenos. El que venía avisando era el primer compañero que sacó el tren a las 3.30 de la mañana. Este compañero avisó que el tren tenía el freno largo”, expresó Maturano. Según publicó este diario el sábado pasado, Córdoba relató ante el magistrado que hizo más de un intento por detener la formación y no lo logró.

“Córdoba es la víctima 52. Cuando se enteró ante el juez de que había tantas víctimas, se largó en un llanto y demoró por eso la declaración. Para nosotros ese compañero va a quedar muerto en vida”, aseguró el secretario gremial quien, por otro lado, insistió en remarcar las deficiencias en la gestión del servicio de transportes por parte de TBA y el resto de los socios accionarios: “A las empresas se les dieron plazos para que refaccionen los trenes, pero si no hay inversión y no hay materiales nuevos, sólo reparados, los trenes continúan en la misma situación que hace años”, aseveró.

En el mismo sentido apuntó sus declaraciones el auditor general de la Nación, Alejandro Nievas, quien reiteró que, por sus “fallas graves”, desde 2008 estaban dadas las condiciones para que el gobierno nacional rescinda el contrato de TBA. Además, el radical Nievas aseguró que la compañía “no cumplió nuestras recomendaciones reiteradas”, y ratificó que la Secretaría de Transporte tampoco “exigió su cumplimiento pese a las tantas graves deficiencias en el servicio marcadas”.

Por su parte, TBA niega que el accidente se haya producido por una falla mecánica: “La lectura de las desaceleraciones y frenado del tren en las estaciones (previas a Once) resultan normales”.

Compartir: 

Twitter
 

El choque dejó un saldo de 51 muertos y cientos de heridos.
Imagen: EFE
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.