EL PAIS › CANDIDATOS QUE NADAN, JUEGAN AL GOLF, COCINAN Y HABLAN CON FISCALES

Sábado para los asados y las cábalas

Todos los candidatos volvieron a sus pagos: Kirchner cocinó, Menem jugó al golf y fue a Anillaco, Carrió viajó al Chaco, El Adolfo comió lo que cosechó en su quinta, López Murphy leyó en Adrogué.

Un asado con amigos; una charla en la costanera de Corrientes; un partido de golf con los mismos de siempre; un rato de natación y un almuerzo en familia; un plato de verduras de huerta y el contacto con sus fiscales. Con la veda impidiéndoles hacer campaña, los principales candidatos presidenciales dedicaron la jornada de ayer al descanso y las cábalas.
Néstor Kirchner:
Se levantó temprano en su casa de Río Gallegos, corrió un rato en la cinta y se trasladó a la sede de la gobernación, donde lo esperaban amigos y periodistas. Cuando le recordaron que en noviembre se cumplen 20 años de democracia, el candidato del Frente por la Victoria hizo memoria. “Me acuerdo la elección del ‘83. Yo trabajaba en el estudio jurídico, militaba y voté a Luder. Parecía algo impensable que pudiera ganar (Raúl) Alfonsín. Fue un día tremendamente importante para los argentinos, más allá del resultado. Fue el reencuentro con la democracia”, recordó.
Kirchner se sacó fotos en el jardín de invierno de la gobernación y mostró orgulloso el centro de cómputos instalado al lado de su oficina. “Es para que vean, por las dudas, que no hay fraude”, bromeó. Pantalón azul, camisa a cuadros y campera marrón, el gobernador santacruceño esperó al mediodía para cumplir la cábala de todas las elecciones: un asado en el taller de su viejo amigo Francisco “Batata” Mansilla. “¿Usted hace el asado”, le preguntaron. “Yo no, no me tienen confianza”, respondió Kirchner. Concluido el asadito, el gobernador encaró una recorrida, a pie, por las calles de Río Gallegos, ciudad de la que fue intendente, para mirar de cerca las nuevas obras de infraestructura. Después volvió a su casa, con la idea de acostarse temprano.
Carlos Menem
Campera azul y pantalón claro, el ex presidente aterrizó en el aeropuerto de La Rioja ayer por la tarde, acompañado por Jorge Castro, Ramón Hernández y Francisco “Paco” Mayorga. Una hora después, Menem se dirigió al club de golf La Rioja, donde jugó durante dos horas. Concluido el partido, el postulante del Frente por la Lealtad se trasladó a Anillaco junto a Víctor Alderete para visitar a otro de sus amigos, el empresario Carlos Spadone. En ningún momento del día habló con los medios.
Según la tradición, Menem abrirá hoy la mesa electoral en la Escuela Normal Pedro Castro Barros, en el centro de La Rioja, y al mediodía viajará a la Capital para esperar el resultado del escrutinio en el Hotel Presidente. Allí se reencontrará con su mujer, Cecilia Bolocco, que ayer no pudo viajar a La Rioja a raíz de su reciente y –publicitado– embarazo.
Elisa Carrió
La candidata presidencial del ARI llegó ayer a Resistencia. En el aeropuerto la esperaba su madre, María Elisa Rodríguez, que además es la jefa del ARI en el Chaco, junto a sus hijos más pequeños, Victoria e Ignacio. Sonriente y de buen humor, la candidata presidencial del ARI fue a su casa, a comer y a dormir la siesta.
A la tardecita, cuando el calor había amainado, Carrió comenzó a recibir a amigos y periodistas, que se acercaban hasta su casa para comer un asado. Mientras, recibía informes de los dirigentes del ARI de todo el país, que le acercaban datos sobre el operativo de fiscalización para los comicios de hoy. “Tenemos garantizadas las mil mesas de Lomas de Zamora”, confirmó uno de los referentes del ARI bonaerense. Por la noche, luego de la cena, la diputada tenía previsto acercarse hasta la costanera de Corrientes para tomar una cerveza buen fría junto a sus amigas. “Vamos a ponernos al día”, explicaba ayer la chaqueña.
Hoy, bien temprano, Carrió asistirá a misa y después votará en una escuela de Resistencia. A las tres de la tarde sale el vuelo de línea paraBuenos Aires. Cuando llegue, se trasladará al Hotel Regente, para esperar los resultados junto a sus seguidores.
Ricardo López Murphy
El miércoles tuvo un doble cierre de campaña, en Lanús y en La Boca. Dedicó el jueves a desfilar por los programas de televisión y el viernes a reuniones con los integrantes del comando de campaña y del equipo de gobierno. Ayer por la mañana, el candidato preferido de los empresarios se trasladó durante un rato al centro para conversar con sus colaboradores en la sede de su partido.
Al mediodía volvió a Adrogué, para nadar en el Club Burzaco. Más tarde almorzó con su mujer, Norma Ruiz Huidoboro, y su hijo menor Ezequiel, de 18 años. Por la tarde, López Murphy leyó documentos de trabajo de su partido y habló mucho por teléfono. La preocupación principal es, por supuesto, conseguir los fiscales que aún faltan, sobre todo en algunas zonas del interior. Sus asesores aseguran que “es tan racional que ni siquiera tiene cábalas”.
Hoy a las 9.30 el ex ministro de Economía votará en el colegio Irlandés de Adrogué. Tiene previsto almorzar con su familia. Por la tarde se acercará hasta la sede de su partido, donde aguardará los resultados.
Adolfo Rodríguez Saá
El jueves encabezó un acto nocturno y larguísimo en la capital de San Luis junto al vice del Frente Nacional y Popular, el radical Melchor Posse, y después cenó con su hermano Alberto, uno de los hombres de mayor confianza y candidato a gobernador provincial.
El viernes estuvo en su quinta de Las Chacras, a doce kilómetros de la capital, donde se dedicó a cocinar, uno de sus hobbies, un plato con verduras de huerta. Hoy también descansó, aunque pasó buena parte del día hablando por teléfono con los referentes de su movimiento en las diferentes provincias, que trabajan contrarreloj para garantizar la fiscalización en las 60 mil mesas habilitadas.

Compartir: 

Twitter
 

Kirchner invitó a amigos y periodistas a un asado en la casa de gobierno en Río Gallegos.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.