EL PAíS › EL BCRA ABSORBIO 200 MILLONES Y ESTIRO LAS COMPRAS EN EL AÑO A 6300 MILLONES

El Central acapara la compra de dólares

La autoridad monetaria está tomando las divisas que no compran los privados por los mayores controles. El blue, a 5,60.

 Por Cristian Carrillo

La cotización del dólar en agencias y bancos oficiales cerró ayer en 4,47 pesos, con un alza de un centavo respecto del viernes previo. Por su parte, el precio del dólar blue, que se ofrece en el circuito informal de cuevas y arbolitos, concluyó en 5,60 pesos, luego de haber neutralizado el leve descenso con el que inició la jornada. En la primera semana completa desde que la AFIP endureció los controles a la compra de moneda extranjera, el mercado paralelo de dólares recobró protagonismo y la cotización en ese segmento evidenció una fuerte volatilidad, tironeada entre las especulaciones y las inspecciones oficiales.

Otro síntoma del desborde que generó el endurecimiento en las condiciones cambiarias se vio en la caída de los depósitos en dólares. Según el Informe Monetario Semanal del Banco Central, las colocaciones en moneda extranjera entre el 7 y el 11 de mayo últimos –incluye tres días del nuevo régimen– se redujeron en 117 millones de dólares. A pesar de la menor cantidad de jugadores en el mercado mayorista, el Central compró unos 200 millones de dólares y el stock de reservas se ubicó en 47.581 millones.

El elevado nivel de rechazo de operaciones –superior al 90 por ciento– resultante de nuevos parámetros utilizados por la AFIP para aprobar solicitudes de compra de moneda extranjera llevó a que la demanda se traslade a canales alternativos. Junto con el rebrote de los arbolitos en la city porteña, los depósitos en dólares volvieron a estar en la mira de los ahorristas, tal como sucedió a fines del año pasado, luego de que se implementara el sistema de validación de las operaciones por parte de la AFIP. Tal como anticipó este diario, las colocaciones del sector privado en dólares se retrajeron levemente, aunque el efecto en el mes todavía es positivo, dado el aumento registrado la semana previa como consecuencia del pago de capital e intereses a los tenedores de Boden 2013. Por este título, el Estado nacional depositó a los tenedores cerca de 250 millones de dólares.

El cumplimiento de los vencimientos de deuda pública es uno de los factores que explican que las reservas no crezcan al mismo ritmo de la compra de dólares que realiza el BCRA. Según detallaron a Página/12 fuentes oficiales, la autoridad monetaria acumula en el año compras netas en el Mercado Unico y Libre de Cambios (MULC) por 6300 millones de dólares. Sin embargo, las reservas crecieron en el año 1215 millones. En esta brecha también impactan los movimientos de pases y depósitos (encajes) de los bancos en el Central.

De todos modos, el ítem que más pesa por estos días en la ecuación entre la compra de dólares y la recomposición de reservas del Central, dado que todavía no hubo grandes vencimientos de deuda pública, es el repago al Banco Internacional de Pagos (BIS) de Basilea. La corrida cambiaria que se vivió en las semanas previas a las elecciones presidenciales llevó al Central a solicitar asistencia al BIS para amortiguar la caída en la contabilidad de las reservas. La utilización de esa línea de crédito, un sobregiro con los bancos centrales europeos, es una herramienta habitual que utilizan los reguladores monetarios para atravesar situaciones de volatilidad en sus reservas. La deuda con el BIS forma parte de la línea “otros pasivos” del balance del BCRA y los préstamos se concretan según un “acuerdo de confidencialidad”.

La menor actividad cambiaria también se evidenció en el mercado mayorista, donde el Central se posicionó como el principal demandante de un mercado al que arriban las últimas liquidaciones de la cosecha de soja de la actual campaña. El Central acumuló compras por unos 460 millones en la semana y 840 millones en el mes. El volumen negociado ascendió a 470 millones de dólares en el mercado de contado y a 155,6 millones en contratos a futuro, donde el Central intensificó su intervención para marcar un horizonte previsible en la cotización de la divisa. Las operaciones de dólar a fin de mes se mantienen en 4,47 pesos, y para fin de junio se resolvieron en 4,52 pesos. La intervención oficial no pierde de vista el real, moneda del principal socio comercial del país, que cayó más de 2 por ciento, a 2,05 unidades por dólar.

Compartir: 

Twitter
 

La cotización del dólar en agencias y bancos oficiales cerró en 4,47 pesos.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.