EL PAíS › FLORENCIO RANDAZZO SALIO AL CRUCE DE HUGO MOYANO

“Habló como político opositor”

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, criticó al camionero. “Ya poco representa a los trabajadores”, destacó. Los gremialistas Momo Venegas, Omar Plaini y Julio Piumato retrucaron con los votos que le aportaron a CFK.

Tras la consagración de Hugo Moyano al frente de una de las dos CGT, el gobierno nacional lo caracterizó más como un dirigente de la oposición que como un sindicalista. “Moyano ya poco representa a los trabajadores. No habló en defensa de sus intereses, sino como dirigente político y de la oposición”, indicó el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, que recibió una respuesta inmediata de parte de los adláteres del camionero. “Si Randazzo habla en representación de los trabajadores, que le haga pagar el aguinaldo en una sola vez a los empleados públicos bonaerenses”, afirmó el dirigente de peones rurales Gerónimo “Momo” Venegas, desresponsabilizando así al gobernador Daniel Scioli. Por las dudas el judicial Julio Piumato aclaró que Scioli no es aún el candidato presidencial de Moyano.

Tras escuchar el discurso florido de Moyano en Ferro –donde dijo que en 2013 habrá que “repensar el voto” de 2011 por CFK– desde el oficialismo salieron a caracterizarlo como un dirigente más de la oposición. Es una evaluación similar a la que se hizo en Casa Rosada luego de ver su diatriba en la marcha a Plaza de Mayo, en donde tuvo la compañía ocasional de los partidos trotskistas. “No habló en defensa de los intereses de los trabajadores, que ya poco representa, sino como dirigente político y de la oposición”, sostuvo Randa-zzo, quien recordó que Moyano eligió tópicos como la inflación y la seguridad para su discurso. “Moyano se olvidó el postulado peronista de que primero está la patria, después el movimiento, y por último los hombres”, afirmó Randazzo. El ministro del Interior y Transporte también indicó que “los argentinos aspiramos a un movimiento de trabajadores unificado con un objetivo único, que es el de mejorar las condiciones de los trabajadores, lo cual ha sido el objetivo de todas las políticas de este gobierno”.

En defensa de Moyano salió Venegas, el dirigente de Uatre que acompañó la candidatura de Eduardo Duhalde en 2011, cuando cosechó un magro 5,98 por ciento, lo que lo dejó en el quinto lugar. “No tiene autoridad para hablar así”, sostuvo el dirigente de peones rurales, el sector que detenta el mayor índice de informalidad y trabajo en negro. “Si intenta hablar en representación de los trabajadores, que les haga pagar en una sola cuota el aguinaldo a los empleados públicos bonaerenses”, afirmó Venegas, que escamoteó así la responsabilidad del gobierno de la provincia de Buenos Aires. “Mas allá de que sea un funcionario nacional, no debe olvidarse que él también es bonaerense”, le apuntó Venegas.

“Se ha cumplido en tiempo y forma con la transferencia de recursos a todas las provincias”, recordó, sobre este punto, Randazzo. También recordó que CFK “ha decidido enviar mil millones de fondos extraordinarios para contribuir con el pago de salarios y aguinaldo. El resto de la administración es responsabilidad de la provincia”.

En defensa de Moyano también salió el dirigente de los canillitas Omar Plaini. “Aquellos que dicen que el sindicalismo argentino debe ser solamente de reivindicaciones, no conocen la historia o la están falseando: todos sabemos que la dirigencia peronista siempre ha participado políticamente”, respondió. Consideró que lo dicho por Randazzo “es una chicana que no tiene sentido, ningún valor”. Plaini le aconsejó al Gobierno que “no se olvide de que mucho de ese 54 por ciento que muestra es de los trabajadores”.

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos de la CGT, Julio Piumato, afirmó que la CGT no eligió como candidato a Scioli. “Se mezcló lo de Moyano y Scioli. Lo que sí hay que respetar es la institucionalidad en la provincia. Moyano criticó lo que parece un golpe de Estado encubierto, pero a Scioli no lo acompañamos.” Sobre el 2015, Piumato dijo que no cree que Moyano “quiera ser candidato, pero todo está por verse”.

El apoderado del PJ nacional Jorge Landau, en tanto, cuestionó “la división del movimiento obrero” e indicó que el discurso de Moyano “no representa a los trabajadores”. “La gran enseñanza que nos dejó Perón, es tener un movimiento obrero unificado y fuerte”, dijo.

Compartir: 

Twitter
 

El canillita Omar Plaini y el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.