EL PAIS › RUIZ GUIñAZU DIJO QUE SACARON LA RUBRICA DE SABATO EN EL NUNCA MAS

En defensa de una firma que nunca existió

La Editorial Universitaria de Buenos Aires (Eudeba) informó que el prólogo original del libro Nunca Más, tanto en la primera edición de 1984 como en la última de 2012, “jamás llevó la firma” del escritor Ernesto Sabato. Eudeba respondió así a una nota de opinión de Magdalena Ruiz Guiñazú titulada “Robar a los muertos”, publicada ayer en la edición impresa del diario La Nación y reproducida en su sitio online, donde expresa que la reimpresión del libro “no solamente sigue anteponiendo (exactamente desde marzo de 2006) un prólogo firmado por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación al prólogo original, que Ernesto Sabato firmó en el momento de su primera publicación, sino que hoy omite definitivamente la firma de Sabato para entrar directamente en materia, como si este fundamental Informe (que sirvió de base al Juicio a las Juntas de comandantes de la dictadura) fuera un documento anónimo”.

“Eudeba quiere informar que tanto la edición 2012 del libro Nunca Más al igual que la primera edición, publicada en 1984, no llevan la firma de Don Ernesto Sabato en el prólogo”, dice el comunicado oficial de la editorial universitaria. Publicado como libro en 1984, el Nunca Más fue el informe final de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep) creada en 1983 por el presidente Raúl Alfonsín para investigar y documentar los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura, y de la que Sabato fue su presidente y Ruiz Guiñazú una de sus integrantes. La información allí volcada fue considerada un trabajo colectivo de la Conadep y el prólogo que se le atribuye a Sabato “nunca llevó” la firma del escritor.

Todas las ediciones del libro desde 1984 tuvieron ese prólogo, objetado por diversos movimientos de derechos humanos, para los cuales el texto lleva implícita la llamada “teoría de los dos demonios”. Desde 2006, además de ese prólogo original, el libro incluye otro elaborado por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, en sintonía con la doctrina dictada por la Corte Suprema de Justicia y los tratados internacionales sobre terrorismo de Estado y delitos de lesa humanidad.

En su nota, en cambio, Ruiz Guiñazú afirma que “suprimir de este proceso el nombre de Ernesto Sabato es simplemente robarle (a quien no puede replicar) una tarea asumida con enorme responsabilidad en años en los que las Fuerzas Armadas tenían aún un gran poder (recordemos los golpes de Semana Santa, Villa Martelli, La Tablada, etc.)”.

“Por lo tanto –continúa– cabe preguntarse si quienes se permiten semejante atropello no deberían ocupar su tiempo en, por ejemplo, redactar otro ‘Nunca Más’ con los desaparecidos por la Triple A, que floreció durante el gobierno constitucional de Isabel Martínez de Perón. Seguramente su agitado proselitismo partidario no debe permitirles ese tiempo fundamental.” “Apropiarse entonces de escritos jurídicos y considerarse dueños de la defensa de los derechos humanos son hechos vergonzosos que al menos un hombre digno y valiente como Ernesto Sabato por suerte no ha llegado a presenciar”, concluye Ruiz Guiñazú en defensa de una firma que nunca llevó el libro.

Graciela Fernández Meijide, otra integrante de la Conadep, se plegó a las críticas de los supuestos censores: “Es gente que estuvo estrechamente ligada a la proscripción y sobre todo lo que significó la guerrilla de origen peronista: montoneros”. “No quiero ser apocalíptica, pero el intento de rejuvenecer los paradigmas de esos años es patético”, sumó la ex ministra de la Alianza para referirse a los sectores del kirchnerismo que reivindican la década del ’70.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.