EL PAIS

No pueden salir del país

La Cámara Federal de Casación confirmó la prohibición de salida del país al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime y al ex jefe de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) Pedro Ochoa en la causa por la tragedia de Once, en la que ambos están procesados y cerca de ir a juicio oral. La Sala II del tribunal ratificó así la decisión del juez Federal Claudio Bonadío, considerando que “todo imputado se encuentra sometido a ciertas restricciones” cuando es investigado. “Independientemente de la mayor o menor responsabilidad que en el hecho se les atribuya, el cumplimiento de las pautas de conducta fijadas es ineludible, pues su imposición obedece a la necesidad exclusiva de asegurar los fines de la investigación”, sostuvieron los camaristas Eduardo Farah, Horacio Cattani y Martín Irurzun, quienes la semana pasada habían ratificado los procesamientos en la causa por la tragedia ferroviaria de Once, que se produjo el 22 de febrero pasado y provocó 51 víctimas mortales. Además de no poder abandonar el país, Jaime y Ochoa deben presentarse cada treinta días en la Delegación de Córdoba de la Policía Federal, no pueden ausentarse de sus domicilios por más de 24 horas y tampoco trasladarse a más de 60 kilómetros sin comunicarlo. Jaime, Ochoa, el ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi, Eduardo Sícaro (quien sucedió a Ochoa en su cargo al frente de la CNRT) y el ex subsecretario de Transporte Ferroviario Antonio Luna están procesados por los delitos de estrago culposo y administración fraudulenta, que contemplan penas de hasta once años de prisión. Además, Bonadío procesó al dueño de Trenes de Buenos Aires (TBA), Claudio Cirigliano, a otra veintena de empresarios y al maquinista del tren siniestrado, Marcos Antonio Córdoba, como acusados en la causa que elevó a juicio la semana pasada.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared