EL PAíS › LA JEFA DE SU BLOQUE BONAERENSE SE FUE CON MASSA

Baja para De Narváez

La diputada provincial Mónica López dejó el bloque de Francisco de Narváez, del que era presidenta, para pasarse a las filas del intendente de Tigre, Sergio Massa. La legisladora bonaerense lo anunció en un comunicado de prensa en el que aseguró que su alejamiento fue “una decisión personal”.

López viene de ser una figura muy visible en el espacio de De Narváez. Casada con el sindicalista de los trabajadores petroleros Alberto Roberti, los afiches y gigantografías con su retrato suelen cubrir durante todo el año, en sucesivas oleadas, las paredes del conurbano. En las últimas elecciones, la diputada fue compañera de fórmula del Colorado como candidata a vicegobernadora en las boletas de Udeso, la alianza que el empresario hizo con el radicalismo.

En el mundillo político se dice que el matrimonio Roberti-López hizo fuertes aportes a la campaña del Colorado, en una sociedad política que aparentaba tener cierta solidez. Una muestra de esto fue que, si bien en el 2011 la fórmula De Narváez-López quedó muy lejos de la gobernación, el empresario mantuvo a su compañera de fórmula como presidenta del bloque de diputados bonaerenses –Unión Celeste y Blanco–, a pesar de que la legisladora tenía una relación muy tensa con sus compañeros de bancada.

López anticipó que ahora se sumará al bloque del Frente Renovador Peronista que responde a Massa, ex jefe de Gabinete nacional pero hoy de relación fluctuante con el kirchnerismo.

Con la ruptura siguió los pasos de su esposo, que es diputado a nivel nacional. Roberti entró al Congreso en el 2011 en las listas de De Narváez, donde integró su bloque –Frente Peronista–, hasta diciembre pasado, cuando se fue de la bancada como parte de un reacomodamiento político que había sido precedido de otro sindical.

El año pasado, cuando se rompió la CGT, Roberti se separó de Hugo Moyano para sumarse a la central obrera conducida por Antonio Caló. Desde entonces, sus diferencias con De Narváez se fueron ahondando. Con la llegada del verano, un episodio definió la ruptura: De Narváez organizó una comida política en el balneario CR de Pinamar –el lugar donde Massa para sus vacaciones– para pinchar al intendente de Tigre. López se negó a concurrir, mientras que Roberti se mostró indignado y mandó un mail a todos los dirigentes denarvaístas, considerando a la comida como un agravio gratuito. Luego se fue del bloque calificándolo de “patético”.

Su mujer se quedó en el bloque denarvaísta de la Legislatura bonaerense, pero en una situación tirante.

La salida de López de la bancada menguará aún más el desgastado poder de De Narváez en la Legislatura, donde su bloque quedará con cinco diputados, Gonzalo Atanasof (hijo del ex ministro duhaldista Alfredo Atanasof), Mauricio Dalessandro, Guillermo Britos, Fernando Rozas y María Elena Torresi (la mujer de Osvaldo Mércuri). En el Senado, el denarvaísmo no tiene representantes.

Compartir: 

Twitter
 

Mónica López dejó al Colorado por el intendente de Tigre.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.