EL PAíS › MARIO OPORTO, DIPUTADO NACIONAL POR EL FRENTE PARA LA VICTORIA

“Saldamos deudas fundamentales”

 Por Nicolás Lantos

“La jefatura política es de la Presidenta y es ella quien va a marcar la estrategia” de cara a 2015, afirma el diputado nacional Mario Oporto, quien llegó el año pasado al Congreso luego de desempeñarse como director de Escuelas en la Provincia de Buenos Aires con los gobiernos de Felipe Solá y Daniel Scioli. En diálogo con Página/12, el legislador aseguró que es necesaria una reforma constitucional, aunque la reelección es un aspecto secundario, y hace énfasis en discutir “la propiedad, los recursos naturales, el rol del Estado y una agenda mucho más amplia que le ponga límites al poder empresarial mediático”.

–Usted fue funcionario bonaerense durante casi una década... ¿Cómo evalúa los reclamos por la coparticipación y la respuesta del gobierno nacional?

–Gobernar la provincia de Buenos Aires siempre es muy dificultoso porque generalmente los recursos son menores que las numerosas necesidades que hay. Es una provincia fiscalmente pobre. Creo que no hay que caer en el simplismo de que eso se resuelve en una puja entre Nación y provincia y es sólo la ayuda nacional lo que puede resolver el tema, aunque la provincia la necesite. Discutir la coparticipación o el fondo del conurbano forma parte de un paquete que tiene más discusiones: la política fiscal, a quién se le cobra, de dónde se consiguen más ingresos, cómo se distribuyen, cuáles son las prioridades, de qué deben ocuparse los municipios. El tema de la coparticipación parece condenado a la inmovilidad por las pautas que impone la Constitución. Los que estamos a favor de reformar la Constitución creemos que es una ocasión ideal para rediscutir la coparticipación.

–¿Qué otros aspectos debería contemplar una reforma constitucional?

–La Constitución del ’94 no cambió la parte dogmática, por lo que sobreviven las ideas alberdianas de mediados del siglo XIX. Hay cuestiones que tienen que ver con tecnología y las nuevas formas de comunicación, hay nuevos derechos que han aparecido en las últimas décadas, hay que discutir el rol del Estado, el tema de la Justicia, los recursos naturales, el federalismo... hay muchos temas que discutir.

–¿La reelección?

–Sí, pero en otro marco: si uno pone la reelección en el primer lugar de la agenda, vamos a discutir solo eso. Los que agitan el tema de la reelección son los opositores, porque es el único tema que une a la oposición. Me parece que, además, hablar solo de reelección les sirve a los que no quieren discutir otros conceptos: la propiedad, los recursos naturales, el rol del Estado, una agenda mucho más amplia que le ponga límites al poder empresarial mediático y le dé más facultades a la voluntad popular. Después, yo, particularmente, creo que cualquier ciudadano que sea votado tiene derecho a ser reelegido.

–Después de trabajar junto a Scioli muchos años, ¿cómo lo ve en la disyuntiva entre romper con el kirchnerismo o esperar a ser el elegido para la sucesión?

–Yo creo que Scioli siempre hasta ahora ha mostrado su fidelidad al proyecto que comenzó Néstor Kirchner en 2003. El fue elegido gobernador dos veces dentro del esquema de este proyecto político, así que no veo por qué querría salir de este proyecto político. En el peronismo en general no se discuten cargos, se discute jefatura política. Y la jefatura política es de la Presidenta y es ella quien va a marcar la estrategia. El peronismo es un movimiento heterogéneo, policlasista, intergeneracional y contradictorio, pero hay un consenso histórico en que el jefe político conduce la estrategia y cada cual estará en el lugar que la Presidenta diga. Dicho esto, Scioli en ese proyecto tiene sobrados méritos y trayectoria.

–¿Cómo ve el próximo año legislativo, luego de un 2012 cargado de leyes importantes?

–Va a ser muy intensa la primera parte del año, seguramente la segunda al renovar la mitad de la cámara estaremos con mucha actividad electoral. El año pasado votamos leyes fundamentales y este año seguiremos en el mismo camino.

–La semana pasada la Presidenta presentó el plan quinquenal para la educación, área en la que usted más ha trabajado. ¿Cuáles son los principales desafíos?

–Desde 2003 se han llevado adelante políticas reparadoras en lo educativo frente al retraso que había. A eso se dirigió el kirchnerismo todos estos años, complementándolo con otras políticas como la Asignación Universal por Hijo. Ahora era el momento de pensar a futuro y dar un salto cualitativo. Todo lo que hay que hacer ahora en educación es producto del progreso: se pueden discutir estos temas porque saldamos deudas fundamentales. Algunos de los objetivos ya están contemplados por las leyes sacadas en estos años: la ley 1420 de educación obligatoria tardó ochenta años en cumplir sus objetivos. Así que un plan de estas características me parece muy positivo.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.