EL PAíS › SOLO EL 4 POR CIENTO TIENE MALA IMAGEN DE KIRCHNER

Optimismo escrito con K

Sigue la luna de miel: mayorías nunca vistas aprueban al gobierno, sus medidas sobre el ejército, la policía y la renegociación de autopistas. La ola ya levanta a Solá e Ibarra. Lo único que no aprobaron los encuestados es la frase sobre los derechos humanos en Cuba.

 Por Raúl Kollmann

Tres de cada cuatro argentinos consideran positiva la gestión del gobierno y apenas cuatro de cada cien personas –todo un record– tienen una mala imagen de la administración de Néstor Kirchner. La ola K de optimismo abarca incluso al gobierno bonaerense de Felipe Solá y al porteño de Aníbal Ibarra, produciendo casi el efecto opuesto a aquel “que se vayan todos” de hace algo más de un año. La gran mayoría de las medidas impulsadas por Kirchner son bien vistas, al punto que la renovación de las concesiones de autopistas recoge un 85 por ciento de adhesión y un porcentaje similar apoya el cambio en la cúpula de la Policía Federal. Respecto de la política exterior, que estuvo en el centro de la acción de gobierno en la última semana, la gente está totalmente de acuerdo en una relación de “cooperación, pero no cohabitación” con Estados Unidos y también hay una sólida mayoría que coincide con la estrategia de que la prioridad es la relación con Brasil. Menos acuerdo hay con algunas referencias al gobierno de Cuba.
Las conclusiones surgen de la evaluación que realizó la consultora Equis, que lidera el sociólogo Artemio López, sobre las tres primeras semanas del gobierno de Néstor Kirchner. En total se entrevistaron 960 personas de Capital Federal y Gran Buenos Aires, respetándose las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social.
Prácticamente todas las encuestas coinciden en la altísima imagen positiva que registra Kirchner en estas tres primeras semanas. Algunos sondeos hablan de 75 por ciento, otros de 80 por ciento de aprobación, pero incluso más llamativo es que no existen opiniones contrarias: el trabajo de Equis habla de un 3,9 por ciento de ciudadanos que evalúan en forma negativa al flamante gobierno.
La mirada optimista y positiva respecto del gobierno se asienta en un conjunto de razones:
- La gente percibe una intensa actividad del Ejecutivo.
- El Presidente se mueve con sencillez, viaja a las provincias, vuelve a la suya el fin de semana, rompe el protocolo, toma medidas de repercusión.
- Incluso más allá de lo que haga el gobierno, el ciudadano común está con un intenso deseo de que el país salga de la crisis y objeta a los que considera ponen palos en la rueda.
- Tienen fuerte consenso la renovación de la cúpula de las Fuerzas Armadas, la Policía Federal, el choque con la Corte Suprema y la intención de transformar el PAMI.
- Hay también una nítida aceptación de la política exterior. Seguir con el proceso de establecer límites a la relación con Estados Unidos, acercarse a Brasil y mostrar independencia a nivel internacional son estrategias apoyadas por la mayoría. Incluso la presencia de Fidel Castro en la Argentina tuvo un elevadísimo respaldo, aunque como se ve en el trabajo de Equis, hay cierto cuestionamiento a una de las frases del canciller, Rafael Bielsa: “tengo dudas si se violan los derechos humanos en Cuba”. Bielsa igualmente tiene un 63 por ciento de aprobación.
- Aunque el gobierno sólo anunció que las concesiones de las autopistas no se renovarán automáticamente, esa idea de controlar a las privatizadas, de pelear por bajar los peajes o mejorar el servicio, tiene un fuerte respaldo en la población. En algunos casos –como los trenes, por ejemplo- la gente está directamente a favor de rever la privatización.
Con estos datos a la vista, no es casual que los sociólogos hablen de “luna de miel” entre la gente y el gobierno. Esto ha convertido, al menos por ahora, en antigüedades a algunas frases que imperaban hace muy poco tiempo: “será difícil ganarle a Menem”, “el riojano le va a hacer la vida imposible a Kirchner”, “con el 22 por ciento de los votos es imposible gobernar”, “Kirchner es el Chirolita de Duhalde” y otras parecidas. Escierto que hubo otros gobiernos que al principio también tenían aceptación, como fue el caso de Fernando de la Rúa - Chacho Alvarez, pero lo que no registra antecedentes es que exista un porcentaje tan bajo (3,9 por ciento) de personas que se sienten en la otra vereda.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.