EL PAíS › PUNTOS OSCUROS DE UN CASO QUE PUEDE TERMINAR CON LA INTERVENCION JUDICIAL

Siete misterios capitales de la causa

Inicialmente fue un caso más. Pero enseguida apareció el condimento político, la vinculación con el poder. Aquí, un repaso por la causa que, cinco meses después, no pudo desentrañar las dudas básicas del doble crimen que conmueve a la provincia.

 Por Alejandra Dandan

Desde Santiago del Estero

¿Qué es el doble crimen de La Dársena? ¿Un caso policial? ¿Un pase de facturas político? ¿O uno de los 250 casos denunciados en Santiago del Estero que repentinamente salió a luz porque quienes habitan estos lugares un día se cansaron? La historia del crimen recogió en estos últimos meses una lista de sospechosos y detenidos; reunió en la provincia a la Comisión de Derechos Humanos de Diputados y habilitó la posibilidad de una intervención del Poder Judicial local. A lo largo de la instrucción han pasado testigos directos reales y quienes están denunciados por farsantes. Se construyeron hipótesis y presunciones sobre una misteriosa Leyla Bshier Nazar que aparece en ocasiones como rehén de los narcos, como transportista de droga o como una de las mujeres ligadas al mundo de la noche, de los hoteles y de la prostitución de Santiago. Detrás de estas historias se habló de una fiesta, de reanimación y del encubrimiento del Servicio de Informaciones. Se habló de ácidos, de torturas, de descuartizamientos y hasta el juez Dardo Herrera le preguntó a uno de los detenidos si alguna vez había visto la película Viven. ¿Cuáles son las dudas qué persisten en torno de esas hipótesis y especulaciones? Aquí, Página/12 plantea los siete puntos oscuros del doble crimen de La Dársena.
u ¿Cuándo desapareció Leyla? Aunque parezca imposible, este dato aún no está preciso. Hasta ahora, la única información sobre este punto está en la primera parte de la causa. Leyla desapareció el miércoles 16 de enero a las 3.30 de la mañana. La última vez que la vieron fue dentro del boliche Saravah. Ese mismo día jueves, pero a las 18.18, su familia recibió una llamada donde quedó grabada su voz. Desde ese momento, no se supo nada más. Aún quedan esas 15 horas de misterio: la primera denuncia de desaparición aparece un día después, el 17 de enero a las 11.30 de la mañana. Este esquema original se fue complejizando con el correr de los meses y de los testigos que repentinamente llegaban para aportar datos en la causa. Fue el caso de un testigo de apellido Díaz, ahora sospechado de falso testimonio. Sobre el esquema original, Díaz incorporó el de una fiesta hecha en Guayamba (Catamarca) el 18 de enero, donde había visto a Leyla. Este dato fue retomado hace unos días en la denuncia de la familia Villalba, que volvió a instalar el tema de la fiesta en Guayamba, que se habría extendido durante tres días.
u ¿Hubo o no hubo una fiesta? Si la hubo, tal vez existió en esas 15 horas que aún no se explicaron. Pero hasta el día de hoy, de acuerdo al expediente, la hipótesis de la fiesta no tiene pruebas. Durante la primera etapa de la investigación, la fiesta no fue pronunciada por ninguno de los testigos que estuvieron o vieron a Leyla Bshier Nazar la última noche. Aun así, hoy es uno de los temas más importantes de la investigación. La fiesta o la posibilidad de que haya existido tomó fuerza por varias razones. La fiesta es uno de los ámbitos de la provincia para los que suelen reclutarse a las chicas que, como lo hacía Leyla, trabajan como alternadoras en los hoteles del centro o en los boliches como Saravah, uno de los sitios frecuentados por ella. La segunda razón es que su padre, Younes Bshier, incorpora la opción de la fiesta al expediente después de hacer una pesquisa casera de datos en los hoteles, los bares y entre los conocidos de Leyla. Estos dos elementos tuvieron la capacidad de convertir un supuesto en realidad. Más adelante, la idea de la fiesta quedó reforzada por los relatos de dos testigos. Uno, de identidad reservada, mencionó una fiesta en el Mishky Mayu, uno de los barrios marginales de Santiago. El otro sostiene la denuncia presentada la semana pasada contra Musa Azar y situó la fiesta a 130 kilómetros de Santiago, en una finca de Guayamba. * ¿Hubo o no hijos del poder? Desde el comienzo, los familiares de Leyla y de Patricia relacionaron los crímenes con las fiestas habituales entre los hijos del poder donde las drogas y el sexo son una presencia constante. La trama de irregularidades de la primera investigación reforzó la sospecha de que la investigación no avanzaba porque existía una estructura de encubrimiento destinada a proteger a algunos sectores. Pero así como nadie habló de una fiesta durante esa parte de la investigación, nadie vinculó a los hijos del poder con los crímenes sino con el entorno de Leyla. Los nombres y los hombres del poder aparecen como clientes de Leyla o de su amiga Cristina Juárez. Solo más tarde, cuando la causa cambió de manos, estos nombres comienzan a ser convocados al juzgado.
u ¿Cómo la mataron? Los peritos que intervinieron en la reconstrucción de ayer creen que se pueden descartar –a partir del estudio de los restos óseos– las hipótesis que mencionaban un baño de agua hirviendo para hacerla desaparecer, los baños con ácidos y hasta el descuartizamiento. A Leyla la habrían arrojado al monte con el cuerpo entero y tal vez atada con un cable semejante al que rodeaba el cuerpo de Patricia Villalba. El cuerpo podría haberse descompuesto naturalmente por la acción de las altas temperaturas y de los animales carroñeros que transitan el lugar. El dato del cable fue uno de los aportes que hizo la mujer que descubrió los cuerpos en febrero y que hasta ayer no había declarado (ver aparte).
u ¿Cuál era la relación entre Leyla y Patricia Villalba? Las chicas aparentemente no se conocían. Pero existen datos llamativos. Durante la madrugada del 16 de enero, Patricia volvió tarde a su casa. Esa madrugada desaparecía Leyla. ¿Estuvieron juntas esa noche? ¿Habrían participado de una misma fiesta? ¿Patricia podría haber conocido ahí a Leyla? Es una opción, pero de todos modos, existe otro punto de contacto: Patricio Llugdar, el único procesado del caso que salió algunas noches con Leyla y era una de las personas conocidas de Patricia.
u ¿Por qué Patricia muere 21 días después del crimen de Leyla? Existe un día importante en la causa: el 4 de febrero. Patricia estaba viva, pero Leyla llevaba varias semanas de desaparecida. Ese día, en la televisión apareció por primera vez un aviso con su foto. Según los Villalba, Patricia vio esa imagen. Dos días después, la mataron. ¿Preguntó por Leyla cuando se enteró? ¿Y esa pregunta fue dirigida a los asesinos? Aún no se sabe, pero esa línea alimenta la idea del encubrimiento. Según esa hipótesis, a Patricia la mataron porque sabía o conocía del crimen de Leyla.
u ¿A Patricia la mataron para encubrir el crimen de Leyla? Esa hipótesis se desprende de la primera investigación. El juez Mario Castillo Solá planteó el vínculo entre Leyla, Llugdar y Patricia para instalar la muerte por encubrimiento. Fuera de esa línea, existen detalles como las marcas de tortura sobre el cuerpo que, según los forenses, estarían indicando que antes de matarla, el o los asesinos habrían pretendido saber qué otras personas sabían del crimen. El tipo de metodología está asociada a los métodos usados por los grupos de tareas de la dictadura, grupos que en esta provincia estaban bajo las órdenes de Musa Azar. Este es uno de los aspectos que rescata la denuncia de los Villalba contra el comisario.

Compartir: 

Twitter
 

Los peritos también participaron en La Dársena para la “reconstrucción” del hallazgo de los cuerpos.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.