EL PAíS › RADIO PASILLO

Misceláneas

Manías del Senado. Si Chacho lo dice. El amigo de Cavallo. Pregunta embarazosa para Bolocco. Kirchner el visionario. Ojo con Pampuro. De Vido love. El papelón de los muchachos de Carrió. Miceli rompe corazones.

Por Diego Schurman *

El primero te lo regalan
Con la llegada de Néstor Kirchner al poder, el Senado buscó ponerse a tono con la política de austeridad del Presidente. Por eso los legisladores mantuvieron la decisión de no recibir el paquete de diarios, que se financiaba con dinero del Presupuesto nacional, y lo reemplazaron por una síntesis informativa. Sin embargo, en las últimas semanas comenzó a verse en cada despacho un ejemplar de Cuarto Intermedio. Se trata de la revista de Carlos Bercún, complicado en su momento en el segundo escándalo de coimas. En la Cámara alta recuerdan que los primeros números se repartieron por gentileza, pero que el último que llegó al recinto, titulado “Reina Cristina” (en alusión a la mujer del Presidente que encabezó las investigaciones por el citado hecho de coimas) se pagó a través de la dirección de compras del Senado.

---
Nunca es triste la verdad
Chacho reapareció después de mucho tiempo. Explicitó su apoyo a la reelección de Aníbal Ibarra y finalmente habló de fútbol. Para eso se habían congregado los estudiantes de la escuela de periodistas deportivos de la Asociación Cristiana de Jóvenes. Cuando le preguntaron si, para la final de la Copa Libertadores, se inclinaba por Santos o por Boca, contestó como un canciller: “Somos todos del Mercosur”. Pero tiró por la ventana su perfil diplomático a la hora de hablar de las chances de campeonato de su amado Racing. “Yo aspiro a que sea como la economía, que tenga un ciclo cada diez años”, dijo sabiendo que la historia por ahora estableció para el club de Avellaneda una demora de 30 años entre festejo y festejo.

---
Con amigos así
Domingo Cavallo volvió al país por unas horas para atender compromisos familiares. El ex ministro vino a ponerse el jacquet para asistir al casamiento, por iglesia, de su hijo Eduardo, quien sigue sus pasos estudiando en la Universidad de Harvard. Dicen que la fiesta fue para un grupo de 200 personas de amigos cercanos. Pero no todos los invitados recibieron el mismo tratamiento, ya que algunos fueron sentados en un balcón cerrado, lejos del salón principal del Palacio Sans Souci, el imponente solar de San Isidro que hoy se alquila por horas. Entre los delegados, descolló el diputado José Luis Fernández Valoni (foto), otrora abanderado del “sí-minguismo”. Valoni, que hoy es candidato a legislador de Mauricio Macri por la Alianza de Centro, se perdió el vals por estar sentado atrás de unos helechos. Y no fue la primera vez. Ya en otros casamientos de los hijos de Cavallo, Fernández Valoni fue ubicado peligrosamente cerca de los sanitarios.

---
Pregunta
conspirativa
¿Alguien vio la panza de embarazada de Cecilia Bolocco?

---
Por lo menos así lo veo yo
El viernes, a poco de embarcar hacia Chubut, Néstor Kirchner vaticinó ante los periodistas que Julio Nazareno renunciaría este miércoles a la Corte Suprema de Justicia. Pocos minutos después, por teléfono satelital le comunicaron la dimisión del supremo y rápidamente trasladó la noticia a los medios que lo acompañaban en el vuelo. “Cómo los engañé, ¿vieron?”, bromeó sobre su fallido pronóstico. Pero lejos de amilanarse continuó con sus apuestas. “Al equipo de Barrionuevo esta noche le vamos a ganar.” Sin embargo, Racing apenas le arrancó un empate a Chacarita. Como si fuera poco, en el Tango 01 informaron que en la interna futbolística de “Los Fernández”, el santacruceño decidió inclinarse por Argentinos Juniors, el equipo de Alberto, el jefe de Gabinete. Pero, como quedó demostrado, el vencedor de la primera final del Nacional B fue Quilmes, el club de Aníbal, el ministro del Interior. En el barrio dirían que como pronosticador Kirchner es un buen presidente.

---
Poderoso el chiquitín
Los testigos dicen que hasta hubo insultos. Pero por suerte la pelea entre José Pampuro, de breve humanidad, y Daniel Gallo, para nada breve, fue telefónica. El incidente, sin embargo, llegó a la Casa Rosada, cuando el vicegobernador de Tierra del Fuego le fue a plantear las penas directamente a su amigo Néstor Kirchner. “Mejor que no tengamos que ir a una guerra con este ministro de Defensa porque nos entrega en la primera de cambio”, se quejó Gallo ante el Presidente. Pero Kirchner lo sorprendió con la advertencia: “Ojo, no te metas con este ministro, es muy peligroso porque es maestro de karate”.

---

Malabarismos
El Gobierno defendió de distintas maneras el nombramiento de la esposa de Julio De Vido en un cargo para controlar las actividades oficiales. Pero la noticia más curiosa se conoció el viernes cuando alguien afirmó y se difundió con entusiasmo que Alessandra Minnicelli, recientemente designada como síndico de la Sigen, es nada más que la mujer del ministro de Planificación. Dicho de otro modo: que la pareja, que se conoció en 1984, no está legalmente casada.

---

Despacito, despacito,
despacitooooooo
El antecedente más cercano es la Selección Argentina de Alfio Basile. Después de más de 30 partidos invictos, de repente fue humillada 5 a 0 por su par colombiano en el mismísimo estadio de River. Algo así le sucedió a “Los Lilitos”, el combinado de fútbol de Elisa Carrió, que venía de una racha ganadora de más de 10 partidos hasta que se topó con “La banda de los jueves”, un equipo del que participan periodistas de Página/12. Laderrota fue por mucho más que cinco goles, pero por decoro y respeto a los fueros no se publicará. El ARI formó con los diputados Fabián “Rojo” De Nuccio, Eduardo “Beatle” Macaluse y Carlos “Ojota” Raimundi, este último candidato a gobernador bonaerense. También estuvo Matías Méndez, jefe de prensa de Carrió, quien intentó en vano demostrar su fama de habilidoso. Los que le rompieron el invicto fueron Ariel Greco, Gabriel “Magoo” Zelarayán (Página/12), Diego Díaz (Olé), Adolfo Morales (Télam), Manuel Rud, Manuel Díaz, Diego Marinelli, todos dirigidos por el inefable José María Pommarés. ¿La revancha? Por ahora no hay lugar en la agenda.

---
Me sube la bilirrubina
A pesar de su bajo perfil, la directora del Banco Nación, Felisa Miceli, es centro de conversaciones en la Casa Rosada. Pero no sólo por su trabajo sino también por su atractivo. “La mina tiene lo suyo”, se animó un ministro en una conversación informal con otros miembros del gabinete. Pero, al advertir la presencia de periodistas en la zona, enseguida giró la conversación hacia lo previsible. “¿Ustedes saben de los créditos del Nación?”, dibujó una pregunta para salir del apuro. Ya era tarde y finalmente se rindió a la curiosidad sobre el estado civil de la economista.

* Colaboraron José Natanson y Martín Piqué.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.