EL PAíS › EL FRENTE GREMIAL DOCENTE BONAERENSE ACEPTó LA PROPUESTA SALARIAL DEL GOBIERNO PROVINCIAL

El comienzo de las clases sin conflicto

La aceptación llegó tras la aprobación de la oferta por parte de la Federación de Educadores Bonaerenses. Las otras entidades que integran el frente sindical ya habían dado su visto bueno al aumento del 24,5 por ciento sobre el básico.

A tres meses y medio del comienzo del ciclo lectivo, los maestros de la provincia de Buenos Aires aceptaron el aumento salarial que les ofreció el gobierno de Daniel Scioli. La aceptación de la propuesta oficial por parte del Frente Gremial Docente pone fin a un conflicto que provocó doce días de paro.

En virtud del acuerdo que sellaron con la administración provincial, los maestros bonaerenses tendrán un aumento del 24,5 por ciento sobre su salario básico a partir de septiembre. Desde marzo perciben ya un 12,5 por ciento de incremento. En una segunda etapa antes de llegar a su máximo, la suba trepará al 15 por ciento en julio.

La aceptación de la propuesta formulada por el gobierno de Scioli llegó tras su aprobación en un congreso extraordinario que realizó ayer la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), uno de los dos sindicatos fuertes de la provincia de Buenos Aires y, por ende, de mayor incidencia dentro del Frente Gremial Docente. El otro sindicato importante es el Suteba, la entidad de base de Ctera en el distrito, cuyas bases ya se habían pronunciado el jueves a favor de aceptar la oferta. Ese día dieron, además, su vista bueno la UDA, los técnicos de AMET y los privados del Sadop, también integrantes del Frente Gremial Docente.

El ofrecimiento que los maestros aceptaron ayer es el que les propuso el último martes el jefe de Gabinete de la provincia, Alberto Pérez. El funcionario –principal colaborador del gobernador Scioli– se puso al frente de las negociaciones tras el paro por 96 horas que dejó sin clases a las escuelas bonaerenses durante casi toda la semana pasada y ante el anuncio de nuevas medidas de fuerza.

Al arrancar la discusión, antes del comienzo del ciclo lectivo, la primera propuesta de aumento fue del 17,6 por ciento, a pagar en tres cómodas cuotas, la última de ellas en diciembre. Después llegó la oferta, también rechazada por los docentes, del 22,6 por ciento en los mismos tres tramos y el cierre unilateral de la paritaria por parte del gobierno provincial. La suba en el porcentaje de incremento y el acortamiento de los plazos de pago fue lo que permitió destrabar un conflicto que –aun con la tregua que dieron los docentes por las inundaciones y la que forzó la administración sciolista con la conciliación obligatoria– se cobró doce días de clase.

“Luego de debatir y poner a consideración la propuesta en todos los distritos durante esta semana, los docentes decidieron aceptar la oferta salarial sin resignar otros reclamos a los que aún no se han dado respuestas”, explicó la secretaria general de la FEB, Mirta Petrocini, y agregó: “Exigimos la liquidación en tiempo y forma de los salarios adeudados o pagados de manera irregular, que vienen afectando a miles de docentes”.

Al anunciar la aceptación del ofrecimiento por parte del gremio que conduce, Baradel también habló de cuestiones que las autoridades aún no han solucionado. El titular del Suteba citó en concreto “las problemáticas de IOMA e infraestructura”.

Entre las razones que llevaron a acceder al ofrecimiento de la administración sciolista, Baradel mencionó “el no descuento de los días de paro”. Ante la repetición de los paros, el gobierno provincial decidió descontar las jornadas no trabajadas, pero como suele ocurrir en todo conflicto, el tema de los salarios caídos formó parte de la negociación. Los maestros se comprometieron a recuperar los contenidos de las clases perdidas y a cambio las autoridades accedieron a restituir el dinero que fue descontado.

En el congreso extraordinario de la FEB de ayer tampoco pasaron por alto el asunto de los descuentos y fueron claros al respecto: advirtieron que realizarán nuevas medidas de fuerza si el gobierno de Scioli incumple con su compromiso de devolver los días de paro descontados.

La nota disonante la dieron los docentes de Udocba. Ese sindicato minoritario, que no está alineado con el Frente Gremial Docente e integra la CGT opositora, que conduce el camionero Hugo Moyano, mantuvo su rechazo a la oferta de aumento salarial y cumplió ayer la tercera jornada del paro por 72 horas al que había convocado.

Compartir: 

Twitter
 

La FEB advirtió que retomará las medidas de fuerza si no devuelven los días de paro descontados.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.