EL PAIS › DEFINICIONES EN EL FPV, EL FAP, LA UCR Y LA IZQUIERDA DE CARA A LAS PRIMARIAS

La hora de cerrar alianzas

Antes de que venza la inscripción de coaliciones para las PASO se realizaron congresos del PJ en Catamarca, La Rioja y Formosa, donde se ratificó el apoyo a la Presidenta. Massa postergó su decisión. Llamados a la unidad en la oposición.

“El peronismo unido”

“Tenemos unas elecciones primarias en agosto. Necesitamos llevarle a nuestra Presidenta más compañeros que defiendan el proyecto nacional y popular, necesitamos decirle que Catamarca nuevamente está presente en este proyecto”, sostuvo la gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, al cerrar el congreso del Partido Justicialista de su provincia. Corpacci hizo foco en la necesidad de sumar legisladores para sostener al Gobierno los próximos dos años e hizo un llamado a la unidad del partido: instó a dirigentes y militantes a “mostrar en agosto lo que el peronismo unido es capaz de hacer”. En La Rioja, el gobernador Luis Beder Herrera también cerró el congreso del PJ local. Poniendo el eje en mantener la mayoría del Congreso nacional, Beder señaló que había que “demostrar desde La Rioja que el peronismo está vivo, está vigente y que vamos a ganar las próximas elecciones con holgura y con las banderas del justicialismo”. A su vez, llamando a cerrar filas detrás de la figura de Fernández de Kirchner. Mientras, el justicialismo formoseño realizó también el congreso provincial. Habló el presidente del partido, el gobernador Gildo Insfrán. Aseguró que los que emprenden transformaciones políticas “son atacados por los sectores privilegiados” y llamó a los afiliados partidarios a defender el rumbo del modelo iniciado en el 2003.

Un asado postergado

En el justicialismo bonaerense todavía se espera la definición del intendente de Tigre, Sergio Massa, que juega y especula con su alta proyección electoral en la provincia. El ex jefe de Gabinete suspendió hasta mañana la reunión que iba a mantener ayer con los 16 intendentes que lo apoyan, encuentro donde se iba a discutir si se presentaban en las PASO con Massa a la cabeza de la lista o no. En las reuniones informales que mantuvieron en las últimas horas, se adelantaron algunas posiciones en las que se mezclan necesidades personales de dirigentes con la intención de construir un armado a futuro.

Esperanzas radicales

El radicalismo que acompaña el senador Ernesto Sanz apunta a las presidenciales del 2015. En un acto con la juventud radical cordobesa, el legislador apuntó sus cañones hacia la Casa Rosada, al señalar que se trata del “gobierno más conservador y populista de los últimos años”. El dirigente mendocino, embarcado más en la disputa presidencial prevista para dentro de dos años que en las legislativas de octubre, aseguró que “ésta es una década desperdiciada, y la cuenta la tendrá que pagar el próximo gobierno en 2015”. En la misma línea, y en el mismo encuentro, se expresó el intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre: “El peronismo está en el ciclo final de gobierno en la provincia y vamos a volver a gobernar en 2015”.

Llamado a los disconformes

La líder del GEN, Margarita Stolbizer, hizo un llamado para “alcanzar una lista de unidad que atienda las expectativas de todos los partidos”, enfocada en mantener a los partidos que integran el FAP, que mostraron su disconformidad con el acuerdo cerrado con los radicales, como la Unidad Popular que encabeza el diputado Víctor de Gennaro. Elogiando el frente que armaron el Ciudad de Buenos Aires, opositor tanto al macrismo como al kirchnerismo, Stolbizer señaló que “resuelve las aspiraciones legítimas de todos los postulantes y le da potencialidad electoral a la lista definitiva”. En un sentido similar se expresó también el congreso del Partido Socialista porteño, en el que el diputado Roy Cortina consideró que tienen “la posibilidad cierta de ganar las próximas elecciones legislativas en el distrito”.

El frente de izquierda

Los partidos de izquierda se encuentran en plena definición de acuerdos. El MST de la Ciudad de Buenos Aires, que encabeza el legislador porteño Alejandro Bodart, se mostró a favor de reunir a las agrupaciones que abandonaron el FAP por su alianza con los radicales y otros partidos. El MST integraba Proyecto Sur, que se rompió por la alianza de Pino Solanas con Elisa Carrió. A su vez, Bodart señaló que también quieren sumar al acuerdo al Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT), que integran el Partido Obrero y el Partido de los Trabajadores Socialistas, entre otros.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.