EL PAíS › LOS PRINCIPALES CANDIDATOS BUSCARON MARCAR SUS DIFERENCIAS EN EL PRIMER DíA DE RECORRIDAS

En la provincia la campaña arrancó a fondo

El kirchnerista Insaurralde compartió un acto con el gobernador Scioli. Massa iba a mostrar sus candidatos, pero debió cambiar sobre la marcha. Stolbizer y Alfonsín hicieron una presentación junto a Binner.

La campaña electoral bonaerense ya empezó y los principales candidatos de cada uno de los frentes que compiten salieron a marcar territorio sobre el electorado que aspiran a captar, sin que faltaran los cruces en medio de la disputa. “El objetivo es trabajar para seguir transformando este país con este modelo que empezó en 2003”, afirmó el intendente de Lomas de Zamora y primer candidato a diputado por el kirchnerismo, Martín Insaurralde. Francisco de Narváez, que va en sociedad con el moyanismo en Unión por la Libertad y el Trabajo, definió como “tibia” la posición del intendente de Tigre e insistió en que “no vaya a ser que Massa sea el caballo de Troya” del “proyecto re-reeleccionista” de la presidenta Cristina Kirchner. En tanto, Margarita Stolbizer proclamó al Frente Progresista, Cívico y Social como “la única opción a la interna del peronismo oficialista y opositor que gobierna la provincia hace 25 años” y también le apuntó a la “indefinición” de Massa. Por la tarde, el intendente de Tigre y candidato del Frente Renovador salió a mostrarse con su “equipo de trabajo”: “Las diferencias con el oficialismo son muchas”, sostuvo y mencionó la relación con “Irán, la Corte Suprema de Justicia, las reelecciones indefinidas, la reforma de la Constitución y la Justicia, son temas en los que muchos pensamos distinto”, afirmó Massa.

“Lo que queremos principalmente es seguir trabajando sobre la igualdad de oportunidades y la defensa del empleo, porque estos cinco millones y medio de puestos de trabajo tenemos que fortalecerlos”, dijo Insaurralde durante un acto en su municipio y afirmó que “no hay políticas inclusivas, de seguridad, de justicia si los bonaerenses no tenemos trabajo”.

“Para mí es un gran honor y orgullo poder representar al Frente para la Victoria en la provincia de Buenos Aires y seguir trabajando para este proyecto colectivo que lidera la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que se articula en todo el país”, remarcó Insaurralde, al tiempo que definió que en la campaña quiere “plantear lo que vamos a seguir haciendo y cómo vamos a resolver las dificultades” que existen en la provincia.

Desde el FpV también salieron a apuntalar la lista de candidatos bonaerenses. “Nuestra lista es coherente. Hay hombres y mujeres comprometidos con el proyecto político que viene transformando a la Argentina desde hace diez años y que tiene todavía mucho por hacer”, afirmó Juliana Di Tullio, la jefa de la bancada K en la Cámara baja y quien secunda a Insaurralde en la boleta.

Di Tullio tampoco fue benévola con el intendente de Tigre, a quien equiparó con el ex vicepresidente Julio Cobos. “En política es muy difícil ser coherente y responsable con los ideales que se pregonan y defienden. Mucho más cuando se gobierna, porque se tocan intereses y privilegios que se resisten a cambiar. En ese sentido, creo que el FpV ha demostrado que nunca cambiamos, que seguimos haciendo lo que dijimos desde el primer día de gobierno. Eso no se puede decir de Cobos y Massa”, señaló.

Con Massa dedicado a pulir los detalles de las listas antes del vencimiento del período de impugnaciones, Darío Giustozzi –el intendente de Almirante Brown que lo secundará en la lista– fue el encargado de fijar la postura del frente. “No hay final de ciclo, hay final de mandato”, y se postuló como recambio: “Llegó la hora de esta generación, de los que nos formamos en democracia”.”Tenemos el desafío de iniciar un ciclo que dé por tierra con esta historia recurrente y trágica de la Argentina en la que todos los períodos (gubernamentales) se inician como fundacionales y terminan en tragedia”. sentenció Giustozzi.

Decepcionado por no haber logrado un acuerdo con el intendente de Tigre, con quien ahora disputa parte del mismo electorado, De Narváez –que va por su tercer mandato como diputado– salió a cuestionarlo. “Massa dice que en diciembre ve si es oficialista u opositor”, dijo el Colorado en declaraciones radiales y sostuvo que su sensación es que “no quiere definirse”. Consideró que la lista del massismo tiene “una variedad muy amplia” de integrantes y es poco clara respecto de si será “oficialista u opositora”. Allí volvió a deslizar la sospecha sobre si Massa será “el caballo de Troya” del “proyecto re-reeleccionista” de Cristina.

A primera hora de la tarde de ayer, el FPCyS presentó a sus candidatos bonaerenses en un hotel de la zona de Congreso. “Es la única alternativa claramente progresista para una provincia que ya no puede insistir en fórmulas de gobernantes conservadores”, afirmó Stolbizer, acompañada por su segundo en la boleta, el radical Raúl Alfonsín, el resto de los candidatos y el presidente del socialismo, Hermes Binner.

“Está muy claro que los temas no resueltos de la interna del PJ se resuelven en las internas generales. La gran intriga alrededor de Massa era si sería candidato oficialista u opositor, y después de haberse presentado seguimos con la misma intriga”, deslizó la titular del GEN y afirmó que “su candidatura es funcional al kirchnerismo”.

Apuntado por todos sus adversarios, Massa –que había postergado ayer al mediodía la presentación ante la prensa de sus candidatos– los convocó de urgencia a Tigre para mostrarlo como su “equipo” y salir a defenderse.

“Un equipo con corazón peronista y cerebro modernista”, dijo Massa rodeado de candidatos, aliados y operadores políticos, y luego afirmó que “nunca nos olvidaremos de la gran prioridad del peronismo, que es la protección de los trabajadores y de los más pobres”.

“No, para nada, yo voy a asumir” como diputado, respondió Massa cuando los consultaron si su candidatura era testimonial. “Apostamos a la diversidad”, dijo luego sobre el abanico variopinto de sus candidatos y se negó a responder a las críticas de oficialistas y opositores: “Yo no hablo de los demás, hablo de nosotros, del sindicalismo joven y moderno que representa Héctor Daer (del gremio de Sanidad y ex vocero de la CGT oficial), de la potencia de la industria, como José de Mendiguren (ex presidente de la UIA)”.

Finalmente, Massa –que aspira a pescar votos de bonaerenses oficialistas y opositores al Gobierno– mostró sus diferencias con el Gobierno. “Son muchas”, dijo y enumeró: “Irán, la Corte Suprema de Justicia, las reelecciones indefinidas, la reforma de la Constitución y la Justicia: son temas en los que muchos pensamos distinto”, insistió. Fue el final de un día agitado, el primero hábil tras la presentación de las listas de candidatos en una campaña que promete no dar respiro.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.