EL PAíS › EL INTENDENTE DE MALVINAS ARGENTINAS, JESUS CARIGLINO, EN CONTRA DEL PLAN PROGRESAR

“Usan la plata para estar ‘de gira’”

El intendente massista propuso la vuelta del servicio militar y dijo que “hace falta orden”. Afirmó que los jóvenes “están en la esquina, empiezan con una birra y después, quizá, roban un teléfono”.

El intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, afirmó ayer que los jóvenes incluidos en el Plan Progresar “usan la plata para estar ‘de gira’”. El dirigente del conurbano, referente del Frente Renovador, que lidera Sergio Massa, aseguró que “nadie tiene control sobre ninguno de los ciudadanos que cobran los planes”, en referencia a los programas sociales implementados por los gobiernos kirchneristas –la asignación familiar, Argentina Trabaja– y demandó orden: “Acá en este país hace falta orden, algo que no ocurre en todos los hogares”. Por último, apuntó a “los chicos que están solos todo el día”, como consecuencia de aquello: “A veces es mucho más fácil estar en la esquina, empezar con una birra y después, quizá, robar un teléfono”. Antes, había propuesto el regreso del servicio militar.

Cariglino había dicho que estaba analizando con su equipo la idea de impulsar la vuelta del servicio militar, pero “no para los que estudian o trabajan”. Al ser consultado para que amplíe su opinión sobre este tema, fue escurridizo. “Fue un tema que le propuse a mi equipo, para que debata sobre si es posible o no”, explicó, para “solucionar una problemática que tenemos hoy, la calle, la barrita de la esquina, la birrita, el paco”. “Yo buscaría la forma, tal vez le cambiaría el nombre”, reconoció finalmente. Luego habló de los “planes de asistencialismo”. Y allí reapareció aquel argumento tan gráficamente esbozado por el radical Ernesto Sanz para oponerse a la Asignación Universal: el de “la canaleta de la droga y el juego”.

“El último anuncio de la Presidenta –en referencia al Plan Progresar–, que otorga 600 pesos a los chicos de entre 18 y 24 años, si no recuerdo mal, es darle plata a un chico para que esté ‘de gira’”, opinó Cariglino. Y continuó: “Los primeros días le va a alcanzar, porque no tenían lo suficiente. El primer mes, el segundo, y después el tercero seguramente se va a tomar una botella”. En ese tren, cuestionó cuando le mencionaron los controles que se siguen sobre los planes sociales, que exigen, por ejemplo, certificados de estudios o de vacunación. “Me va a disculpar, pero debo decirle que está equivocado. Ninguno de los planes que se ha lanzado, ni Argentina Trabaja, ni ninguno de ellos se cumple, ninguno tiene control sobre ninguno de los ciudadanos que cobran esos subsidios. Eso se lo puedo garantizar desde ya”, afirmó.

Dijo que el planteo lo realizaba “como papá”: “tengo chicos jóvenes, hijos adolescentes, y me preocupa como a cualquier padre, trato de estar con ellos, de escucharlos, decirles qué se puede, qué no se puede” y se ubicó como ejemplo de lo que “no ocurre hoy en todos los hogares”, en los que “papá y mamá trabajan”: “Los chicos quedan en la casa solos desde muy pequeños, y a veces es mucho más fácil estar en la esquina, empezar con la birra, quizás robar un teléfono”, aunque advirtió: “No estoy generalizando”.

Compartir: 

Twitter
 

El intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.