EL PAíS › LA REACCION DEL OFICIALISMO

En apoyo de Boudou

Los oficialistas señalaron que el vicepresidente es sometido a un “linchamiento mediático”. Recordaron que Macri está procesado.

Tras el llamado a indagatoria que dispuso el juez Ariel Lijo, desde el oficialismo sostuvieron ayer que el vicepresidente Amado Boudou “siempre estuvo a disposición” de la Justicia y que podrá “ejercer ahí su legítima defensa”. Los funcionarios y legisladores también coincidieron en señalar que el vicepresidente, en el marco de la causa Ciccone, se vio envuelto en un “linchamiento mediático”.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, fue el primero que salió a hablar tras la resolución del juez Lijo y consideró que fijar la fecha para la indagatoria el próximo 15 de julio constituye una “rara coincidencia”, porque es la misma prevista para que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner asista a la reunión del grupo de los Brics, en la que Argentina participará por primera vez.

Además, Capitanich remarcó que la situación de Boudou “es la misma que tiene el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en una causa en la que está procesado”. “Lo que tiene que hacer el vicepresidente es lo que ha hecho ya oportunamente: presentarse, respetar el procedimiento de carácter institucional y estar a disposición de la Justicia”, sostuvo el funcionario.

Por su parte, la jefa del bloque del Frente para la Victoria (FpV) en la Cámara de Diputados, Juliana Di Tullio, calificó de “una buena noticia” a la citación a indagatoria y consideró que el vicepresidente “va a poder ejercer ahí su legítima defensa”.

“Le han negado los derechos constitucionales porque lo han condenado mediáticamente”, apuntó la legisladora nacional y también cuestionó que en la causa “no ha actuado la Justicia y han actuado los medios suprimiendo un hecho judicial”.

“El primer interesado en que la causa se acelere es el vicepresidente de la Nación”, aseveró Di Tullio y señaló que “hay gente que cree que es un delincuente y no hay forma de hacerles entender que no está ni siquiera procesado”. En ese sentido, la diputada del FpV comparó con el caso del jefe de Gobierno porteño e indicó: “Macri está procesado y no pasa nada”.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, tuvo una postura similar y aseguró que Boudou “sufrió una campaña con un nivel de virulencia enorme” y que “debe haber soportado más de 300 tapas en contra de los diarios Clarín y La Nación”. El funcionario nacional también trazó un paralelismo con Macri y con el diputado del PRO Federico Sturzenegger y cuestionó el hecho de que ambos están “procesados y nadie dice nada”.

En tanto, el diputado nacional Héctor Recalde reiteró que Boudou estuvo siempre “a disposición de la Justicia” y defendió al vicepresidente tras asegurar que está “convencido de que va a ser imposible que haya pruebas que justifiquen el relato de los denunciantes”.

Recalde también cuestionó “a los medios hegemónicos” por “un linchamiento mediático” del vicepresidente. “Cuando declare Boudou se termina toda esta pantomima, que no sólo es una venganza personal contra el vicepresidente por la estatización de las AFJP, porque los medios hegemónicos perdieron mucho dinero, sino además una forma de querer erosionar la fortaleza de nuestro gobierno”, puntualizó.

En la misma línea, la senadora del FpV Liliana Fellner remarcó que “la causa Ciccone se movió al ritmo de la tapa de los diarios”, recordó que Boudou “en mil oportunidades dijo que estaba a disposición del juez” y consideró que la indagatoria permitirá que el vicepresidente “pueda defenderse y dejar en claro esta situación”.

“No es casualidad que en un día tan importante para los argentinos, después de que el gobierno nacional selló un acuerdo tan importante como la deuda con el Club de París dan a conocer una decisión judicial como esta”, subrayó Fellner.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, también fue consultado por su opinión respecto del pedido de declaración indagatoria a Boudou, pero evitó hacer comentarios sobre el tema.

En cambio, la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, salió en defensa del vicepresidente y consideró que la Presidenta “no va a ser tan tonta si cree que él tiene algún problema de dejarlo a cargo de la presidencia cuando ella se va” a Brasil para participar de una cumbre internacional. Consultada sobre si creía que Boudou había cometido un delito, la titular de Madres sostuvo: “Yo creo que no”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.