EL PAíS › UN DESAYUNO CON JULIO COBOS

“La política necesita certezas”

 Por Fernando Cibeira

Maratonista amateur, Julio Cobos decidió adelantarse en la salida y lanzó su candidatura presidencial antes que nadie. “Todos dicen que hay que esperar que pase el Mundial, pero creo que la política necesita certezas”, justifica el ex vicepresidente. Su ilusión con respecto a 2015 es que el Frente Amplio Unen haga de su debilidad una virtud y consiga la suma aritmética de lo que obtienen sus cinco precandidatos por separado. Hoy parece muy difícil, pero él sostiene que se puede conseguir si los postulantes logran unificar posiciones en algunos puntos y se muestran juntos, como hizo el fin de semana con Elisa Carrió.

El encuentro es en el despacho de su comprovinciana, la diputada radical Patricia Giménez, vicepresidenta segunda de la Cámara baja. Cobos espera con mate, un termo y una docena de facturas. El uso de un despacho ajeno viene a recordar que el radicalismo evitó designarlo como jefe de bloque y lo obligó a ejercer como diputado raso, un hecho que marcó la desconfianza que todavía inspira en algún sector de la dirigencia de su partido, que le sigue cobrando su paso por el kirchnerismo. “Fue en algún momento; hoy por hoy eso está superado aunque, si tengo que ser sincero, algo puede quedar”, asegura.

El recuerdo llega hasta la campaña electoral con Cristina Kirchner y un viaje a Viena, en el que le tocó compartir horas de running en cinta con el entonces presidente Néstor Kirchner. “Ahí por lo menos le ganaba”, bromea. Dice que cuando mira hacia atrás, prefiere ver las cosas buenas, como la relación “sincera” que llegó a armar con Kirchner cuando él era gobernador, luego de superar algunos choques iniciales. Está convencido de que no fue su culpa que las cosas terminaran como terminaron. Que cuando fue lo de la 125 agotó “todas las instancias” antes de dar su voto no positivo, que en una madrugada lo convirtió en ídolo para una parte de la población y en traidor para otra. El viaje de vuelta a Mendoza en que la gente lo paraba en el camino para saludarlo, las remeras con sus frases, sus altos niveles de popularidad, todo aquello de a poco fue quedando en el pasado. “Tampoco era mi intención mantenerlo”, asegura ahora.

Recuerda que entre las muchas cartas que recibió había una de una mujer muy humilde, con faltas de ortografía, que le había escrito que ella los había votado a los dos y que quería que volvieran a estar juntos. El se la mandó a Cristina Kirchner para pedirle una reunión. Quedó en su memoria como un encuentro tenso en la Casa Rosada. No hubo forma de ponerse de acuerdo y fue la última vez que se vieron. En su análisis, no fue él quien cambió los términos del acuerdo sino el kirchnerismo el que abandonó la idea original de la Concertación, por lo que como él hubo otros extrapartidarios que se fueron y hoy integran la oposición, como Graciela Ocaña y Martín Lousteau.

Cobos acepta que cada tanto hay alguien que le dice alguna cosa no muy linda por la calle, pero que no es el sentimiento que recibe de la mayoría y remite a los votos que recibió en la última elección en Mendoza, que lo puso de nuevo en la carrera hacia la Casa Rosada. Se entusiasma con la posibilidad de que los candidatos del FA-Unen sumen todos sus votos a quien se imponga en las PASO, y eso dependerá del nivel de acuerdos que consigan entre ellos. La desventaja es que en cada tema de coyuntura aparecen cinco opiniones diferentes que no suelen ser coincidentes. La principal: el posible acuerdo con Mauricio Macri, cuestión que tiñó desde un principio la construcción del frente. “Y dale con Pernía”, dice Cobos, un chiste mundialista, pero para mayores de 40. Considera que la discusión parte más que nada del radicalismo, porque cuanto más grande es el partido, mayor es el espectro que abarca. Que algunos intendentes del interior quieren asegurar su triunfo y piensan que pueden hacerlo si FA-Unen y el macrismo van en la misma lista y no dividen el electorado. Tal vez sea así, pero lo cierto es que en público no lo plantearon los intendentes sino Carrió y Lousteau. “Ellos están viendo el escenario de la Capital, pero insisto en que debemos dar certezas. No fue fácil llegar al acto del 22 de abril en el Broadway, nosotros estamos tratando de construir un espacio socialdemócrata”, intenta definir.

La diputada Giménez saludó y se fue a seguir con sus cosas a otro sitio. Es un día de trabajo en el Congreso y hay movimiento en el edificio, también en la antesala del despacho, con gente citada para la próxima reunión. Cobos ofrece un mate. Comenta que en las charlas que da, propone tres ejes de lo que hará si llega al gobierno: tienen que ver con las instituciones, la economía y el bienestar de la gente. Le cuesta reconocer logros en la década kirchnerista. De la AUH, por ejemplo, dice que tiene que ser por ley y realmente universal; que la jubilación está bien que sea estatal, pero que hay que atender las sentencias a favor de los jubilados; que lo de las netbooks debería salir de un fondo específico; que YPF debió haber sido una empresa federal y así con todo. En definitiva, cree que en la “década ganada” hay sólo etapas para rescatar. “Hubo etapas de inflación de un dígito”, recuerda.

Quedaron dudas respecto de algo que dijo sobre los militares en su discurso de lanzamiento. “Ya tenemos coroneles de la democracia. Hay jóvenes que quieren seguir esa carrera, le tenemos que devolver el prestigio”, insiste. ¿Entonces propone terminar con los juicios por crímenes de lesa humanidad? “No, los juicios están en la Justicia, tienen que seguir”, responde. En unas horas, Cobos volverá a su provincia por una actividad programada. Mendoza, convertida en una especie de meca del radicalismo, aporta los dos precandidatos para la interna del FA-Unen y, curiosamente, la gobierna el kirchnerismo. “Sí, es raro”, admite Cobos sin muchas ganas de explayarse sobre Ernesto Sanz. “¿Sabe que nunca hubo un candidato presidencial mendocino? Bordón nació en Rosario”, se despide.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.