EL PAíS › DEFINICIONES PRESIDENCIALES SOBRE LOS FONDOS BUITRE EN PARAGUAY

“Se trata de derechos”

 Por Santiago Rodríguez

Desde Asunción

Cristina Fernández de Kirchner puso nuevamente ayer en el centro de su agenda el tema de los fondos buitre y reafirmó su decisión de no ceder ante los especuladores financieros. “Este no es un problema de la Argentina, es un problema del mundo contemporáneo”, afirmó en Asunción, donde se reunió con su par Horacio Cartes y restituyó a Paraguay los muebles confiscados al mariscal Francisco Solano López durante la Guerra de la Triple Alianza. Con ese acto de reparación como telón de fondo, la Presidenta trazó un paralelo entre lo que les ocurrió a los paraguayos a mediados del siglo XIX y lo que padecen hoy los argentinos. “Esto les pasa a los países cuando empiezan a emerger”, advirtió CFK, quien recordó que le pasó “a ese Paraguay único que producía locomotoras y tenía fundiciones de hierro” y hoy le pasa a una Argentina “que está absolutamente desendeudada y saliendo”. Por eso, señaló “Patria o buitres no es solamente una consigna, se trata de derechos de un país soberano”.

En cada uno de sus últimos viajes al exterior Fernández de Kirchner habló de los fondos buitre y de la necesidad de establecer una normativa internacional para impedir su accionar. También lo hizo en Asunción, adonde la acompañaron ocho gobernadores –“nunca hubo tantos en una comitiva”, remarcó la propia Presidenta– y tres ministros: Héctor Timerman (Relaciones Exteriores), Julio De Vido (Planificación Federal) y Axel Kicillof (Economía).

La Presidenta se refirió a los fondos buitre en un acto improvisado, ante un grupo de paraguayos que se acercaron a manifestar su respaldo al país y a militantes kirchneristas que viajaron desde provincias limítrofes para saludarla en la puerta del hotel en el que se hospedó. Fue allí donde insistió en que la especulación financiera es un “problema del mundo contemporáneo” que excede el caso puntual de la Argentina.

Los manifestantes paraguayos contra los fondos buitre llegaron a la puerta del Crowne Plaza Asunción una hora y media antes del horario previsto para la salida de Fernández de Kirchner hacia la sede del gobierno paraguayo. También se acercaron a saludarla hasta ese lugar alumnos y docentes de la Escuela de Educación Básica Nº 1 República Argentina. La instalación de un micrófono y un par de parlantes dio la pauta de que la Presidenta diría allí algunas palabras. A la hora del discurso, antes de subir al auto que la llevó a su encuentro con Cartes, estaban también los militantes de La Cámpora de Misiones y Formosa que viajaron para darle su apoyo.

“Argentina y Paraguay un solo corazón”, fue lo primero que dijo Fernández de Kirchner. De inmediato agradeció “la presencia de los jóvenes, fundamentalmente hermanas y hermanos paraguayos que también nos acompañan en esta verdadera patriada que es la lucha contra los capitales especulativos, que son los buitres, los fondos buitre”.

Los militantes de La Cámpora agitaban sus banderas. Los paraguayos, que habían colgado en una valla la bandera roja, blanca y azul de su país, exhibían carteles que decían “Fuera fondos buitre de América latina” y “Paraguayos agradecemos al gran pueblo argentino salud”.

Después de advertir que los fondos buitre no sólo representan un problema para la Argentina, la Presidenta enlazó el presente con el pasado, puntualmente con la historia del pueblo paraguayo. “Tal vez Paraguay lo sepa más que nadie”, dijo y recordó: “Eso le pasó al Paraguay de Francisco Solano López. En aquella etapa del siglo XIX se combatían el desarrollo y el patriotismo desde los países colonizadores con armas, con buques y muchas veces se utilizaba a países hermanos para aplastar también a otros países, a ese Paraguay único que producía locomotoras y fundiciones de hierro”.

Fernández de Kirchner remarcó que “hoy ya no es necesario recurrir a invasiones, ataques o guerras” y enfatizó que en el caso de la Argentina “que supo estar endeudada hasta más allá de la cabeza, cuando hoy estamos absolutamente desendeudados y estamos saliendo, vuelven otra vez”. También planteó que “no se trata solamente de un patrioterismo vacío, sino de patria con derechos porque tenemos derecho a crecer, a que nuestra gente viva bien, a que nuestros chicos estudien, a que nuestros trabajadores ganen buenos sueldos, a que tengan salud y vivienda”. “Queremos ejercer los derechos que tenemos como país soberano que somos y algunos todavía intentan retornarnos a la Argentina o a la Latinoamérica de las colonias allá por el siglo XIX”.

El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, también les apuntó a los fondos buitre. “Quieren impedir un modelo de desarrollo autónomo en Latinoamérica”, afirmó el entrerriano, quien consiguió cumplir en Asunción la misión que se había propuesto: restituir los muebles del mariscal Francisco Solano López que estaban en poder de su provincia y firmar, además, la carta de intención del acuerdo para que Paraguay pueda operar desde el puerto de Ibicuy.

Del mismo modo que la Presidenta, Urribarri comparó a los fondos buitre de hoy con el imperio británico durante la Guerra de la Triple Alianza. “Después de 150 años enfrentamos lo mismo que enfrentó Paraguay en la Guerra de la Triple Alianza cuando Gran Bretaña apuntó contra el modelo de desarrollo autónomo industrial que estaba llevando adelante nuestro país hermano. Los años han transcurrido y este accionar de los fondos buitre también tiene como objetivo impedir que haya un modelo de desarrollo autónomo en Latinoamérica”, comparó el gobernador de Entre Ríos y destacó que “hoy Cristina le demuestra al mundo que se puede resistir a esta extorsión pensando en la historia y en el futuro”.

Compartir: 

Twitter
 

CFK junto al presidente Horacio Cartes y el gobernador Sergio Urribarri.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.