EL PAIS › MACRI CONTRA LA ASISTENCIA SOCIAL Y LOS GASTOS EN TECNOLOGIA

Del ajuste no se salva nada

En su discurso en la CAME, el jefe de Gobierno porteño se quejó del “despilfarro”, entre los que incluyó a las empresas tecnológicas. También prometió bajar o eliminar todas las retenciones si llega a la presidencia.

 Por Werner Pertot

“Hay mucho despilfarro. Nunca vi un gobierno que malgaste tanto los recursos. Hacen empresas tecnológicas que no hacen falta, se generan empresas satelitales que no funcionan e invierten en cuentas”, se quejó amargamente Mauricio Macri. Lo escuchaba un auditorio embelesado en la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME). De esta forma, el todavía procesado jefe de Gobierno cuestionó la construcción en la Argentina del satélite Arsat-I. El líder del PRO dijo que si llega a ser presidente la inflación seguirá por “dos o tres años” y también dio pistas sobre cuál será su política social: “Dan asistencia social intermediada por supuestos líderes sociales, piqueteros, en el mundo de la tecnología”, sostuvo. La semana pasada, Macri firmó un decreto para hacer un ajuste sobre diversas partidas de su gestión y culpó a “la recesión”.

En consonancia con su discurso, el viernes pasado Macri firmó el decreto 353, que dispone “restricciones presupuestarias” en diversas áreas. El decreto enumera algunas (“pasantes y viáticos para misiones oficiales, caja chica especial, eventos, subvenciones o subsidios”), pero luego aclara que “las materias mencionadas son meramente enunciativas”. Los encargados de aplicar esa disposición serán el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, y el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, quien en su reciente viaje a China se hizo acompañar por un asesor de prensa que le costó a la Ciudad 124 mil pesos, según la resolución 722/14. Fueron 70 mil pesos en pasajes, 34 mil pesos en alojamiento y 20 mil pesos en viáticos, que autorizó con su firma Larreta para tener una persona que se ocupara de promocionar su viaje por el Lejano Oriente.

“La prioridad tiene que estar en la inversión, no en el gasto, y menos cuando es clientelismo puro. Estoy harto de ser la paradoja del mundo, de que me digan a donde voy ‘qué cosa la Argentina, con la riqueza que hay’”, aseveró Macri. A los empresarios les prometió que bajará drásticamente las retenciones, aunque no explicó de dónde saldrán los fondos para revertir ese déficit (la gestión porteña de Macri tuvo déficit en todos los años, excepto en 2010).

“Eliminación de todas las retenciones a las economías regionales y de cualquier impedimento para exportar, así como bajar 5 puntos por año las retenciones a la soja”, detalló Macri su plataforma. “No podemos permitir la animalada de restringir importaciones. Esto no puede seguir ocurriendo, no se puede seguir alterando las reglas de juego, porque siempre pierden los pequeños como ustedes”, aseguró.

Sobre la inflación, Macri prometió que con él en la presidencia “se iría reduciendo en un lapso de 2 a 3 años, no será algo mágico que ocurrirá en un año. No va a pasar a cero en el primer día”. “El 99 por ciento de los países tiene inflación de un dígito, y un dígito chiquito. Si no entramos en ésa, vayámonos todos a casa”, propuso Macri y lo aplaudieron a rabiar. “Es un impuesto que perjudica al que menos tiene y existe porque no se sabe administrar, y en este gobierno es imperdonable, porque es el que más impuestos ha cobrado en la historia argentina”, consideró.

“Hay que recuperar la estabilidad y la previsibilidad en las reglas de juego”, consideró en el discurso que dio en el Hotel Intercontinental por el Día de la Industria. “El futuro de la Argentina pasa por el desarrollo de las economías regionales, que debe tener un listado claro de reglas y un compromiso de realizar la infraestructura faltante en estos últimos 30 años”, estimó Macri, quien afirmó que lo “angustia la situación de la economía actual” y, en particular, “la destrucción del empleo gratuito e innecesario, que genera un daño irreparable”. “La recesión se sigue agravando, y no por una causa externa, sino por la mala gestión del gobierno nacional. La inflación, el descontrol presupuestario, se destruye la confianza, y la Ley de Abastecimiento es más de lo mismo. Es un instrumento de hace 40 años”, estimó. Su bloque ya anunció que votará en contra de todo el paquete de leyes en defensa del consumidor, dado que lo consideran un gasto superfluo.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, dijo a los empresarios lo que querían escuchar.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared