EL PAIS › MACRI RECORTO FONDOS DE GASTOS SOCIALES Y LOS DERIVO A PROPAGANDA

De las villas a la publicidad

El gobierno porteño quitó 12 millones de pesos del programa de intervención en villas y los envió a una cuenta con fondos sin fines especificados. De ahí giró 32 millones más a propaganda.

 Por Werner Pertot

El gobierno de Mauricio Macri volvió a recortar el dinero destinado a las villas. A través de una transferencia de fondos, le quitó 12 millones al programa de Intervención Social en Villas y lo envió a una cuenta con fines no especificados. De esa misma cuenta hizo luego otra transferencia y envió otros 32 millones a publicidad oficial, que globalmente es una partida que aumenta todos los años más que el promedio del gasto general y el año próximo llegará a ser 14 veces el monto que existía cuando Macri llegó al gobierno en 2007.

Los datos surgen de un informe de La Fábrica porteña, el think tank del kirchnerismo, que toma la información del Boletín Oficial de la ciudad. No es la primera vez que el gobierno de Macri recorta los fondos de las villas a través de las transferencias. Este diario ya informó sobre otras transferencias, como la que el año pasado le recortó tres millones de pesos y destinó una parte a un programa que organiza desfiles de moda y que es conducido por Julieta Spina, la cuñada de Horacio Rodríguez Larreta. También hubo otro recorte al programa de Intervención Social en Villas de un millón de pesos para refaccionar el edificio El Dorrego, antes de entregárselo a la productora de Adrián Suar. Otros cinco millones fueron recortados a las villas para refaccionar la entrada del zoológico de Palermo, que sigue en manos privadas; casi tres millones más fueron recortados para incentivar un proyecto inmobiliario privado en Villa Urquiza (el barrio Donado-Holmberg). Incluso les recortaron tres millones y medio a las villas para pagar los carteles de Buenos Aires Rock.

El informe de La Fábrica porteña alerta sobre un nuevo recorte, en este caso, de 12 millones 400 mil pesos al programa de Intervención Social en Villas, que tiene a su cargo la Unidad de Intervención Social (UGIS). De los 12,4 millones que recortaron, cinco estaban destinados a obras cloacales, otros cinco millones para agua potable y 2,4 eran para dar energía eléctrica a los asentamientos que están en la zona del Riachuelo, bajo la jurisdicción de Acumar. Se trata de barrios que deben ser relocalizados por el gobierno porteño a raíz de un fallo de la Corte Suprema de 2008, que está lejos de ser cumplido en su totalidad. En esa zona, un estudio de Acumar indicó que el 25 por ciento de los niños tienen un alto nivel de plomo en sangre.

A través de la Resolución 1880 del Ministerio de Hacienda, los 12 millones recortados a las villas van a parar a “Obligaciones a cargo del Tesoro”. Según señala el informe de La Fábrica porteña, esta partida es utilizada por Hacienda para administrar “aquellas obligaciones que por sus características no tienen reflejo en los ministerios, y atiende con recursos del Tesoro de la Ciudad”. El informe de La Fábrica advierte que esto es un eufemismo para usar esa cuenta como “caja negra” o bien como “puente financiero” para luego enviar los fondos a otra partida, sin el escándalo que representó que enviaran directamente partidas de las villas a desfiles de modas, como ocurrió el año pasado.

De esa misma cuenta a la que enviaron los fondos de las villas –se titula “otras erogaciones no asignables a programas”– extrajeron en el mismo acto 32 millones 500 mil pesos que fueron a parar al programa “desarrollo de actividades comunicacionales”, de la Secretaría de Comunicación Social porteña.

Los fondos, según concluye el informe de La Fábrica, fueron de las villas a la publicidad. La entidad encargada de atender la infraestructura de las villas, la UGIS, tenía asignados para este año 273 millones de pesos, pero tras diversos recortes le quedaron 189 millones. Es decir, que tuvo un ajuste del 31 por ciento. Del monto asignado por la Legislatura en el presupuesto de este año, ejecutaron sólo el 58 por ciento.

La cuenta de publicidad es la contracara. Ya a fines de septiembre había ejecutado el 80 por ciento de su presupuesto y todo indica que pasará el ciento por ciento antes de que termine el año. Ese programa específico, el de actividades comunicacionales, siempre gastó más de lo presupuestado: en 2008 tenía 62 millones y gastó 67; en 2013, tenía 277 millones y gastó 380. Este año tiene asignados 364 millones.

De 2007 a 2013, las partidas de vivienda aumentaron un 253 por ciento. La partida de comunicación, en cambio, tuvo un incremento del 467 por ciento, un 44 por ciento por encima del aumento promedio de las cuentas del gobierno porteño. “Cuando se analizan los números concretos de la administración del PRO, se advierte que las únicas prioridades del Gobierno de la Ciudad son: ‘venderlo’ a Macri como presidenciable a través del continuo crecimiento de la inversión en marketing y publicidad y la construcción de verdaderas cajas negras de recursos sin destinos especificados”, afirma Matías Barroetaveña, uno de los coordinadores de La Fábrica porteña, quien agrega: “Todo esto ocurre a espaldas de las necesidades de los porteños”.

Compartir: 

Twitter
 

La partida publicitaria aumentó 14 veces desde que asumió Macri.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared