EL MUNDO › ENTREVISTA A FIDEL RONDON, MIEMBRO DE LA DELEGACION DE PAZ DE LAS FARC

“Si peleamos, es para buscar la paz”

En medio de la suspensión de los diálogos que se espera continuar ahora que fue liberado el general Alzate, el insurgente habló con Página/12 sobre las condiciones que hay que renegociar para continuar en la mesa.

 Por Katalina Vásquez Guzmán

Desde La Habana

Fidel Rondón extraña las caminatas, el campamento, la disciplina y las marchas, el agite de la selva, las madrugadas y el fusil. Desde hace nueve meses integra la Delegación de Paz de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que negocia en esta ciudad el alto el fuego y la entrega de armas, la reforma agraria, el manejo de cultivos ilícitos, las consecuencias en las víctimas y la participación política de la guerrilla directamente con el gobierno de Colombia. En medio de la suspensión de los diálogos que se espera continuar ahora que fue liberado el general Alzate, el insurgente habló con Página/12 sobre las condiciones que hay que renegociar para continuar en la mesa. También habló de los gestos recíprocos de respeto a los derechos humanos para los prisioneros de guerra de la guerrilla en cárceles de Colombia.

–Colombia está hastiada del conflicto. ¿En las FARC también sienten el cansancio? ¿Están cansados de hacer la guerra?

–Si estamos en guerra es en busca de la paz. Los revolucionarios tenemos una enorme vocación de paz. Si estamos en la guerra es en busca de la paz. Las contradicciones en Colombia se deben dirimir a través de la vía revolucionaria armada o a través de la vía política, del diálogo. En este momento estamos apostando al diálogo a ver si desde ahí somos capaces de empezar a transformar la contradicción social tan enorme que existe en el país. La contradicción se dirime de una o de otra manera. Pero el país no puede seguir hacia el precipicio, donde solamente una minoría que ostenta el poder económico está bien, y las grandes mayorías como borregos de ellas.

–¿Cómo van los diálogos de paz con el gobierno colombiano?

–El presidente Juan Manuel Santos decidió, unilateralmente, suspender la negociación. En este momento desde la Delegación de Paz pensamos que para reanudar el proceso toca redefinir las reglas del juego para que se respete la agenda común pactada con el gobierno, y que haya actos de reciprocidad y ecuanimidad mientras se termina la guerra, o mientras se firma con el gobierno un mínimo tratado humanitario, si es que somos incapaces de frenar el conflicto fratricida en Colombia. No puede ser que mientras nosotros les damos buen tratamiento a los soldados y generales de la república en las selvas colombianas y los entregamos al CICR y los países garantes, en las cárceles los guerrilleros tengan que coserse la boca para exigirle a Caprecom (empresa de salud) y al gobierno nacional que tengan en cuenta sus derechos como colombianos. Aun siendo rebeldes, aun estando presos, siendo presos políticos, también tienen derechos.

–¿Cuál es la situación de los guerrilleros de las FARC en las cárceles de Colombia actualmente?

–Es casi igual a su situación jurídica, es una tragedia. La mayoría de los guerrilleros caen en poder del régimen heridos, caen mutilados, caen lisiados, y así es que los han podido capturar. Esa tragedia la viven ellos en las cárceles, que no son sitios de resocialización sino antros donde se cosecha el delito. En la cárcel Picota (Bogotá), donde hay más de 200 guerrilleros de las FARC, se vive una situación de tragedia. Son decenas de ellos que padecen de graves dolencias de salud. Hace varios días desarrollan una huelga de hambre, y cuatro de ellos se cosieron la boca para llamar la atención a las autoridades para que le pongan atención en la salud de los prisioneros y presos.

–¿Por qué los guerrilleros presos son prisioneros de guerra y por qué presos políticos?

–De acuerdo con el Derecho Internacional Humanitario, en un conflicto armado interno hay dos o más fuerzas en disputa. El que cae en poder del otro, en medio de las hostilidades, es un prisionero de guerra. Desde la época en que Manuel (Marulanda Vélez –Tirofijo–) estaba en vida, una de las grandes preocupaciones era cómo se lograba en medio del conflicto un canje de prisioneros. Hoy en día esa correlación de fuerzas ha cambiado. La irregularidad de la guerra nos ha llevado a que quieran desdibujar que tengamos prisioneros por razones políticas o prisioneros de guerra.

Los presos en las cárceles del país en este momento, y desde hace más de 10 años, han sido condenados y catalogados como terroristas, y los campesinos que caen presos por colaborar con la guerrilla, por transitar en las mismas áreas donde vive la guerrilla, han sido catalogados como guerrilleros.

–¿Y qué pasó con el compromiso de las FARC de no cometer más secuestros como gesto de paz cuando ya se habían iniciado los diálogos en La Habana?

–A ver. Está vigente la orden en las FARC de que siempre que haya oportunidad y que se rindan en combate o podamos capturarlos, a los enemigos, militares o policías o personas que formen parte del régimen, lo iremos a hacer. Lo que se dijo en el pasado de que fue quedaba fuera de vigencia el artículo de la Ley 002, donde estaba la política de retención de civiles con fines económicos. Eso se abolió en nuestro accionar.

–¿Quién es Fidel Rondón?

–Soy un perseguido político. Vengo de las filas del Partido Comunista y de la Unión Patriótica. Fui concejal por la UP en el año ’86 en el municipio de Puerto Lleras, Meta. Cuando empezó la guerra contra el partido en el Batallón XXI Vargas me dijeron: o se uniforma para la guerra o se muere. Me vine para las FARC. Soy orgullosamente guerrillero desde hace 25 años. He estado siempre en el Bloque Oriental, en varios frentes: el 16, el 26, en la Emisora del Bloque y en otros. Desde marzo de este año fui delegado por el Estado Mayor Central para ser parte de la Delegación de Paz en representación del Bloque Comandante Jorge Briceño, antiguo Bloque Oriental de las FARC.

Compartir: 

Twitter
 

“Los rebeldes, aun estando presos, siendo presos políticos, también tienen derechos.”
SUBNOTAS
  • “Si peleamos, es para buscar la paz”
    Por Katalina Vásquez Guzmán
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared