EL PAíS › MACRI Y LOS PROBLEMAS PARA RESOLVER EL NOMBRE DEL CANDIDATO

“No hay apuro para la decisión”

Ante la resistencia de Gabriela Michetti de abandonar la pelea porteña, Macri buscó ayer distender el espeso clima interno. Ahora, mientras él se encuentra de vacaciones, gente de su entorno buscará convencer a la senadora.

 Por Werner Pertot

Mauricio Macri ensayó una frase para distender las internas en torno de la postulación de Gabriela Michetti. “No hay apuro para tomar una decisión”, afirmó antes de partir en unas vacaciones al sur, que postergarán la charla entre el jefe de Gobierno y la senadora PRO hasta enero. Mientras tanto, varios de los acólitos de Macri tienen tareas a cumplir en su ausencia. Algunos deberán ocuparse de “ablandar” a Michetti, mientras que otros deberán aplicarle un correctivo a los funcionarios y asesores que responden a la ex vicejefa como una advertencia hacia ella. “Algún contrato será ejecutado”, prometen o amenazan en el PRO. Se concentrarán en aquellos a los que identifican como los consejeros de Michetti.

Luego del anuncio de la fecha electoral, en el PRO se desató la interna que estuvo latente durante este año y que apunta a que Michetti abandone definitivamente sus aspiraciones en la Ciudad y sea la compañera de fórmula de Macri. Hasta ayer, los distintos mensajes que le envió Macri a Michetti a través de los medios no habían dado resultado: la senadora PRO seguía decidida a lanzarse en la Ciudad y competir con Horacio Rodríguez Larreta, quien no ahorra recursos para intentar que no se lance a pelear las PASO porteñas. Otro que aconseja que Michetti no compita en la Ciudad es el consultor político Jaime Duran Barba.

Pese a que tuvieron un breve encuentro en Santa Fe e intercambiaron mensajes de texto, la tan esperada charla entre Macri y Michetti no ocurrió. El jefe de Gobierno optó por evitar el momento en que deberá enfrentar –con toda probabilidad– un “no” de Michetti similar al que le tocó tragar cuando quiso que ella fuera candidata en la provincia de Buenos Aires. Ayer, Macri trató de bajar los decibeles y patear la discusión para enero: “No hay apuro para tomar una decisión –dijo–. Estas cosas se debaten, no son cosas que se deciden de un día para el otro. Está todo dentro del contexto de la reflexión y el debate interno”.

Macri destacó el valor de una “fórmula propia”, y señaló que “Gabriela, por sus cualidades, es una de las grandes candidatas para una posición de ese tipo”. El líder del PRO destacó el valor del debate interno dentro de su fuerza política.

Mientras Macri no esté, algunos dirigentes del PRO tienen la tarea de ocuparse de restarle aliados a Michetti en su posición de resistir en la Ciudad. En la mesa chica del PRO señalan a algunos dirigentes y asesores como los responsables de “llenarle la cabeza” a la senadora. “Se viene la Noche de los Cuchillos Largos con los que le dan manija a Gabriela”, metaforiza un macrista con acceso a la mesa chica. “Algunos serán advertidos. Algún contrato y alguna caja serán ejecutados. Eso tendría que servir de ejemplo para que ella entienda”, indicó.

Si Macri finalmente consigue retirar a Michetti de la interna porteña, el escenario quedará despejado para su elegido: Rodríguez Larreta. A los dos adversarios peronistas también podrían pedirle que se retiren. En el PRO comentan que Cristian Ritondo debería hacerlo motu proprio “tras la patinada con la amenaza de Quatromanno”. En tanto, Diego Santilli admitió que, si Macri se lo pide, dará un paso al costado. “Mis apetencias como candidato a jefe de Gobierno están sujetas al proyecto colectivo”, indicó en diálogo con Nacional Rock. Santilli indicó que con Michetti “es otra primaria”. Habrá que ver si ella logra resistir las presiones que se vienen.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri inauguró ayer un árbol de Navidad junto al arzobispo Mario Poli.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.