EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER LLEGA ESTA TARDE A CHINA, DONDE EL MIéRCOLES LA RECIBIRá XI JINPING

Nuevo impulso para una alianza

La Presidenta partió ayer desde Marruecos rumbo a Beijing. Mañana iniciará una agenda de tres días y firmará nuevos convenios.

 Por Santiago Rodríguez

Página/12 En China

Desde Beijing

Cristina Fernández de Kirchner llegará hoy a Beijing con el objetivo de dar impulso definitivo a los acuerdos que en julio pasado firmó en Buenos Aires con su par chino, Xi Jinping, con quien volverá a reunirse este miércoles. China es la mayor economía mundial y la Presidenta apunta a que la Argentina aproveche para su propio desarrollo económico las inmejorables alternativas que ofrece la alianza estratégica integral que sellaron ambos países. Durante su visita oficial de tres días, firmará nuevos convenios bilaterales, dialogará con directivos de las principales compañías chinas y disertará en un foro del que participarán empresarios locales y argentinos que llegaron a Beijing en busca de nuevos negocios.

El momento más trascendente de la visita de CFK a la capital china será el miércoles por la tarde, cuando a su paso se abran las puertas del Gran Palacio del Pueblo, frente a la histórica Plaza de Tiananmen, donde Xi Jinping la estará esperando para un nuevo encuentro.

Ambos se reunieron el 18 de julio pasado en la Casa Rosada y allí firmaron la alianza estratégica integral entre la Argentina y China. Aquel salto cualitativo en la relación bilateral estuvo acompañado por la rúbrica de una serie de acuerdos en los que la Presidenta buscará avanzar. Entre esos acuerdos sobresalen el de la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic en Santa Cruz y de la central nuclear Atucha III, la recuperación del Belgrano Cargas, el swap de intercambio de monedas destinado a fortalecer las reservas del Banco Central y el de cooperación en materia aeroespacial –un área en la que se promete que “habrá novedades”–, además del compromiso de apertura de los mercados chinos a productos de exportación de origen argentino.

La asimetría entre lo que la Argentina exporta y lo que importa de China es una dificultad de larga data y de compleja resolución, en la que no se avanzó en la medida deseada. Al desequilibrio en la balanza comercial –en 2014, el país les vendió a los chinos por 5 mil millones de dólares y les compró por casi 11 mil millones– se suma que el grueso de las exportaciones argentinas a China son de materias primas y lo que importa son productos manufacturados. Así como en este asunto, en la comitiva argentina también hay interés de avanzar en la puesta en marcha del acuerdo por el cual China garantizará crédito a tasas bajas y largo plazo para la construcción de un cuarto reactor nuclear, que se instalará en la localidad bonaerense de Lima, junto a Atucha I y II, como así también en lo relacionado a la cooperación espacial entre ambos países.

El financiamiento para la construcción de las represas en Santa Cruz, que venía demorado, se destrabó. El ministro de Planificación, Julio De Vido, y el secretario de Obras Públicas, José López, adelantaron su viaje a Beijing y consiguieron que se efectivizara el desembolso del primer tramo para la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic por un total de 287.723.536 dólares. “Estos casi 300 millones de dólares van a incorporarse primero en divisas y luego en pesos a partir de los pagos a la UTE, que se traducirá en más puestos de trabajo y consumo”, destacó De Vido, quien precisó que con la construcción de las represas –que demandará 4714 millones de dólares– se crearán 5 mil empleos directos y 20 mil indirectos. El ministro remarcó, además, la importancia que tuvo el swap de intercambio de monedas para el fortalecimiento de las reservas del Banco Central. Del Ministerio de Planificación Federal también viajó con antelación el secretario de Minería, Jorge Mayoral, para ultimar los detalles de un acuerdo de cooperación y promoción que se firmará con el Organismo Minero Nacional chino.

Cristina Kirchner llegará a Beijing durante la tarde y se alojará en el Hotel St. Regis, ubicado en la zona de embajadas y también el distrito financiero de la capital china. Es el mismo hotel donde estuvo durante la visita que realizó como mandataria en julio de 2010, oportunidad en la que se reunió con el entonces presidente chino Hu Jintao. Aquella vez, CFK se encontró con una ciudad dominada por una humedad y un calor que aún hoy recuerdan quienes la acompañaron. Ahora, en cambio, la capital china la recibe en pleno invierno, con temperaturas máximas pronosticadas que no superan los 10 grados durante su estadía hasta el jueves y mínimas del orden de los 5 grados bajo cero.

La Presidenta arribará procedente de Marruecos, adonde hizo escala en su viaje desde Buenos Aires y habló de su visita por Twi-tter. Además de contar su propósito de profundizar “la Alianza Estratégica Integral de Argentina con la economía más grande del mundo”, remarcó “los cambios operados en la aldea global”, que eran “impensables” hace 60 años. “En 1949, Mao, El Gran Timonel, dirigiendo a un gran pueblo, llegaba al final de la larga Marcha de la Revolución y empezaba otra: convertir a un país milenario, con demografía geométrica y pobreza inenarrable en lo que es hoy la mayor economía mundial, producto de la construcción de un modelo propio de crecimiento y desarrollo”, escribió CFK en la red social.

Entre sus acompañantes a bordo del Tango 01 viajaban el canciller Héctor Timerman; los ministros de Agricultura, Carlos Casamiquela, y de Turismo, Enrique Meyer; el titular del Banco Nación, Juan Forlong; el secretario de Comunicaciones, Norberto Berner; y el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro. El ministro de Economía, Axel Kicillof, llegará por separado y en la delegación hay que contar también al gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, quien participara del acuerdo con China para de-sarrollar un proyecto de riego de 250 mil hectáreas. Entre los que vinieron antes, además del equipo del Ministerio de Planificación, está el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Carlos Bianco (ver página 4).

La actividad oficial de Cristina Kirchner arrancará mañana, cuando reciba en el hotel donde se hospeda a los directivos de 30 de las principales empresas de China. A los empresarios, ya no sólo chinos sino también argentinos y muchos de ellos del sector pyme, se dirigirá en la mañana del miércoles en la apertura del Foro Empresarial Argentino-Chino. Ese mismo día, por la tarde, será la reunión con Xi Jinping, quien luego del encuentro le brindará un agasajo. Los últimos dos compromisos de su paso por Beijing, el jueves, son una entrevista con el primer ministro y secretario del partido en el Consejo de Estado de China, Li Keqiang, y una visita a la Asamblea Popular Nacional.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner ya participó de un encuentro con empresarios chinos en su visita anterior, en 2010.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.