EL PAIS › EL GOBIERNO JUJEÑO REMOVIO AL JEFE DE POLICIA CARLOS CARRIZO

Cuando la purga llega bien arriba

Fellner aceptó la renuncia del jefe de la policía a consecuencia de los crímenes de Ledesma. La Gendarmería se hará cargo de las pericias futuras, para evitar suspicacias. La reautopsia se conocerá mañana. Hoy habrá marchas de repudio en todo el país, con centro en Jujuy. Fellner prometió no reprimir.

 Por Carlos Rodríguez

El tembladeral derivado de la violenta represión ocurrida en la noche del jueves pasado en Libertador General San Martín provocó la caída del jefe de la policía de Jujuy, coronel retirado Carlos Carrizo Salvadores, quien desde hace tiempo venía siendo acusado por la Corriente Clasista y Combativa (CCC) de ser un hombre presuntamente vinculado al aparato represivo de la dictadura militar. Al presentar ayer su renuncia, Carrizo Salvadores dijo que había decidido retirarse “para no obstaculizar las investigaciones judiciales” en torno del asesinato del militante de la CCC Luis Marcelo Cuellar, ocurrido durante los sucesos del jueves, aunque lo cierto es que dio el paso al costado porque se quedó sin apoyo político. La dimisión fue aceptada por el gobernador Eduardo Fellner, horas antes de las movilizaciones programadas para hoy por la CCC, en todo el país, pero con epicentro en Jujuy, para reclamar el esclarecimiento de las muertes de Cuellar y de Cristian Gabriel Ibáñez, otro militante de la organización político-sindical que falleció cuando estaba detenido en una comisaría.
Al confirmar la renuncia del jefe de policía, el ministro de Gobierno, Educación y Justicia, Armando Berruezo, anunció que el comisario Néstor Cafaggi, actual subjefe de la fuerza, quedará interinamente al frente de la jefatura. El juez Argentino Juárez confirmó ayer que el único policía detenido por el crimen de Cuellar, durante la represión del jueves, es el cabo Daniel Orlando Suvia, tal como había adelantado Página/12. Sobre la muerte de Cuellar, el magistrado aclaró que el joven recibió “un solo disparo y no tres” como se había dicho al principio.
Los policías detenidos en relación con la muerte de Ibáñez son el oficial inspector Daniel Avalos, el oficial ayudante Juan Ramírez, los sargentos David Condorí, Juan Carlos Quispe y Esteban Ibáñez, y el cabo Orlando Sulca. El juez Juárez aclaró que esa medida fue dispuesta administrativamente por decisión del gobernador Fellner y no en el marco de la causa judicial. El sábado se hizo la reautopsia sobre el cuerpo de Ibáñez y los resultados se conocerán recién mañana. Según la versión oficial de la policía, el joven “se suicidó ahorcándose con el cordón de su pantalón bermudas”.
La familia y la CCC pusieron en tela de juicio esa versión y el juez dispuso que todas las pericias futuras queden en manos de personal de Gendarmería con sede en Santiago del Estero, quitándole la responsabilidad a la fuerza policial “para que la opinión pública no tenga dudas de que vamos a llegar al total esclarecimiento de estos hechos”. Los familiares de Ibáñez estaban molestos porque finalmente no los dejaron presenciar la reautopsia, aunque sí asistió un perito de parte designado por ellos. De los 17 manifestantes, la mayoría de la CCC, que estaban presos por los incidentes que terminaron con la muerte de Cuellar, sólo siete seguían anoche en esa condición y se esperaba su libertad en forma inminente.
El juez habría tomado la decisión de retirar uno de los cargos que pesaba sobre los detenidos, el de “robo en poblado y en banda” cometido contra un supermercado de la zona. La CCC había rechazado de plano esa acusación y había señalado que el asalto fue cometido por personas ajenas a la manifestación. Trascendió que la Justicia, a partir de las filmaciones obtenidas dentro del supermercado, habría verificado que ninguno de los detenidos participó del robo.
Al retirarse esa imputación, todos los manifestantes presos podrían quedar en libertad aunque seguirían procesados por otros delitos menores. Jorge Ruiz, uno de los detenidos, está internado en el hospital zonal por las heridas que sufrió durante la violenta represión policial.
Carlos “El Perro” Santillán, miembro de la conducción nacional y provincial de la CCC, recordó a este diario que el renunciante jefe de la policía de Jujuy, coronel Carlos Carrizo Salvadores, había sido denunciado por la organización “hace mucho tiempo” porque “hay información que indica que formó parte del aparato represivo durante la dictadura, al mando del general (Antonio Domingo) Bussi”, que desde la provincia de Tucumán teníael control operativo en todo el noroeste argentino. Santillán recordó que en los últimos tiempos “la policía jujeña viene siendo denunciada por hechos de violencia y tortura en las comisarías”.
En torno del crimen de Luis Marcelo Cuellar, habría sido determinante la declaración testimonial aportada por familiares y amigos, en contra del cabo Suvia. Ana María de Cuellar, la madre de la víctima, dijo a la prensa que habría intervenido otro policía, que seguiría prófugo y que “le tenía bronca (a su hijo) desde hace mucho tiempo”. La familia de Cristian Ibáñez denunció haber recibido amenazas de muerte en forma telefónica, mientras que los Cuellar expresaron dudas acerca del juez Juárez, a quien cuestionaron por una causa anterior en la que habría considerado “un accidente” el extraño caso de dos jóvenes piqueteros que aparecieron muertos en una ruta provincial.
Para hoy la CCC convocó a una jornada nacional de cortes y movilizaciones en repudio “a los asesinatos de los compañeros Cristian Ibáñez y Luis Cuellar”. La organización reclamó la “inmediata libertad” de los manifestantes detenidos en Jujuy, la destitución –ya producida– del hasta ayer jefe de la policía provincial y que el gobierno nacional “garantice el esclarecimiento de estos asesinatos” y “cumpla la palabra empeñada ante el pueblo de respetar la lucha social” garantizando “el cese de las persecuciones y de la criminalización de la protesta”. La CCC demandó por último la “libertad y desprocesamiento de los 3000 luchadores detenidos y procesados” en todo el país.
En Buenos Aires, a partir de las 12.30, se realizará una concentración frente a la Casa de la Provincia de Jujuy, en Santa Fe y Carlos Pellegrini. Desde ese lugar, a las 14, marcharán hacia el Congreso de la Nación. Las movilizaciones cuentan con el apoyo de distintas agrupaciones sociales y políticas, como Teresa Vive, el Movimiento Teresa Rodríguez y la Multisectorial contra la Deuda, que reúne a más de 50 organizaciones. En Jujuy, desde las 9, habrá cortes de ruta en 32 localidades de la provincia. En Libertador General San Martín se hará una concentración a partir de las 18. También se realizarán actos en la provincia de Buenos Aires, Tucumán, Salta, Chaco, Misiones, Mendoza y Neuquén.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Carrizo Salvadores, coronel retirado, era hasta ayer el jefe de policía de Jujuy.
Se fue del cargo elogiando generosamente a Fellner. “Me retiré para no obstaculizar la investigación”, agregó.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.