EL PAíS › FELISA MICELI FUE CONDENADA POR EL CASO DE LA BOLSA CON DINERO HALLADA EN SU DESPACHO, PERO NO IRá PRESA

Una pena reducida para la ex ministra

El Tribunal Oral Federal Nº 1 confirmó la condena a la ex titular de Economía, pero redujo la pena a tres años de prisión en suspenso. Miceli, que no podrá ocupar cargos públicos por seis años, dijo “sería una tremenda injusticia que yo vaya presa”.

El Tribunal Oral Federal Nº 1 condenó a tres años de prisión en suspenso a la ex funcionaria Felisa Miceli, y en el veredicto redujo la pena dictada con anterioridad de modo tal que no irá presa, aunque no podrá ocupar un cargo público por seis años. Así culminó el proceso por el cual la ex ministra de Economía fue juzgada por el hallazgo de una bolsa con dinero en su despacho, bajo el cargo de “encubrimiento agravado de una maniobra irregular”. Antes de escuchar la sentencia, Miceli dijo estar “arrepentida de haber llevado” esa plata, solicitó al tribunal no ir a la cárcel y aseguró que “jamás” volvería a la función pública.

El veredicto fue dictado por los jueces Oscar Amirante, Pablo Laufer y Adrián Grunberg en la causa que se abrió a Miceli por la bolsa de papel madera con 100 mil pesos y 31.670 dólares que fue encontrada en el baño de su despacho de Economía, en junio de 2007. “Cuando fui sospechada, cuando pidieron mi indagatoria, pedí que se aceptara mi renuncia porque los funcionarios públicos no pueden trabajar ni hacer su labor bajo la sospecha de que van a ser indagados. Eso habla de cómo me comporté, he estado a disposición siempre”, manifestó ayer la ex funcionaria.

La ex ministra concurrió a la audiencia donde la fiscalía había pedido que se la condenara a tres años y seis meses de prisión por lo ocurrido en 2007. Otro tribunal, el Oral Federal Nº 2, la había condenado a cuatro años de cárcel, pero la Cámara Federal de Casación ordenó dictar un nuevo fallo que podría confirmar esta pena o reducirla. “Sería una tremenda injusticia que yo vaya presa, estoy arrepentida de haber llevado el dinero, fue un error. Nunca jamás voy a ocupar un cargo público, ya aprendí la lección. No es por miedo, es porque me da rabia tanta injusticia”, concluyó Miceli entre sollozos, muy nerviosa. Poco antes, su defensa había propuesto un año de prisión en suspenso, al tiempo que el fiscal Juan García Elorrio solicitaba tres años y seis meses de cárcel.

Según su abogado, Eduardo Bonino Méndez, “no puede ponerse una pena de efectivo cumplimiento a una persona que se encuentra plenamente integrada a la sociedad. La señora Miceli encontró su adaptación al medio, nada ha sucedido posterior al hecho que justifique una medida de prisión, la señora Miceli siempre ha estado a derecho”.

En junio de 2007, una inspección de rutina de bomberos encontró en el despacho que Mi-

celi ocupaba en el Ministerio de Economía una bolsa con dine-

ro, y la entonces funcionaria fue procesada. Durante el juicio alegó que el dinero era producto de un préstamo para realizar una operación inmobiliaria. Cuando renunció a su cargo en el Pala-

cio de Hacienda, que desempeñó durante dos años, trabajó como asesora de la Asociación Madres de Plaza de Mayo y dirigió un centro de estudios económicos

en su universidad.

El 27 de diciembre de 2012, el Tribunal Oral Federal Nº 2 la condenó a cuatro años de prisión y ocho de inhabilitación para ocupar cargos públicos por los delitos de “encubrimiento agravado” de una supuesta maniobra financiera ilícita, y “sustracción y ocultamiento de documento público”, por la desaparición del acta policial del hallazgo. Como Miceli apeló, la Cámara Federal de Casación Penal, en julio de 2014, confirmó su culpabilidad, pero hizo lugar al pedido que alegaba que la pena no estaba debidamente fundamentada. Ahora, además de los tres años de prisión en suspenso, el nuevo fallo dispuso el decomiso del dinero en cuestión, por lo que Miceli debería reintegrar los fondos y, de no tenerlos, la Justicia podría ejecutar su casa de Núñez, que se encuentra embargada.

Felisa Josefina Miceli es economista, tiene 62 años y fue nombrada en Economía por el presidente Néstor Kirchner el 28 de noviembre de 2005, en reemplazo de Roberto Lavagna, convirtiéndose en la primera mujer en la historia argentina en estar a cargo de esa cartera. Miceli fue alumna de Lavagna en la Universidad de Buenos Aires. En los años ’70 fue activista de izquierda. Se desempeñó como directora de presupuestos provinciales cuando era ministro de Economía José Alfredo Martínez de Hoz y formó parte del directorio del Banco de la Provincia de Buenos Aires entre 1983 y 1987. A principios de los ’90 trabajó en la consultora de Lavagna, Ecolatina. En mayo de 2002, durante la presidencia de Eduardo Duhalde y en el pico más álgido de la crisis económica, pasó a formar parte del equipo de trabajo de Lavagna como representante del Ministerio de Economía ante el Banco Central. Se convirtió en presidenta del Banco de la Nación Argentina el 30 de mayo de 2003. Una de sus últimas apariciones públicas fue el 14 de agosto de 2013, durante un seminario que organizó ella misma en la casa central del Banco Nación.

Compartir: 

Twitter
 

“Nunca jamás voy a ocupar un cargo público, ya aprendí la lección”, dijo Miceli.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.