EL PAIS › EL ARTICULO EN THE NEW YORKER

Un largo racconto

La revista norteamericana The New Yorker publicó un extenso artículo sobre la muerte del ex fiscal Alberto Nisman, haciendo un recorrido por los inicios de la investigación del caso del atentado a la AMIA, además de la trayectoria y los últimos meses de vida del ex titular de la UFI -AMIA, recogiendo testimonios de distintos actores del país, incluyendo algunas pocas declaraciones de la extensa entrevista que el enviado de la publicación mantuvo con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que ayer Página/12 publicó completa.

El artículo, titulado “La muerte de un fiscal”, habla del caso AMIA y está centrado fundamentalmente en la figura de Nisman, a quien describe como “un entusiasta de la noche porteña” y “una celebridad que gastaba en lentes de contacto azules e inyecciones de botox”. En la nota, que también incluye, entre otros, testimonios del canciller Héctor Timerman, el técnico informático Diego Lagomarsino, la diputada Patricia Bullrich y el subsecretario de Inteligencia Juan Martín Mena, el periodista de The New Yorker Dexter Filkins, realiza un largo recorrido por informaciones ya publicadas por los medios argentinos, preferentemente por los opositores, sobre todo en las primeras semanas tras la muerte del fiscal. Publicada seis meses después del evento, sorprende la repetición, siempre en boca de alguna fuente, como manda el “periodismo norteamericano”, de teorías e hipótesis ya desmentidas por la investigación o los sucesivos fallos judiciales, que no merecen siquiera una descripción seria o un análisis por parte del periodista. A ello se suman flagrantes errores, tanto en la descripción de los hechos como en conceptos adjuntados, entre ellos la forma en que la religión judía resuelve el entierro de los supuestos suicidas.

Entrevistado por Filkins, el ex director de Interpol Ronald Noble reconoció que el canciller Timerman le planteó “en varias ocasiones que las alertas rojas quedaran en su lugar”, descartando la posibilidad de que se interrumpiera la búsqueda de los iraníes acusados del ataque terrorista y además agrega Noble que Interpol “no podía actuar hasta que los cargos fueran eliminados” por la Justicia argentina.

Por su parte, el canciller Timerman explicó que en su momento negoció el Memorándum de Entendimiento con Irán “en una serie de reuniones” con su ex contraparte Ali Akbar Salehi, que comenzaron en septiembre de 2012 y finalizaron con la firma del acuerdo en la ciudad etíope de Addis Abeba.

Timerman señaló que para la negociación se encontraron con el problema de que la Constitución iraní “prohíbe extraditar criminales” y que la Constitución argentina “prohíbe juzgar en ausencia”.

“Sin esperanza de resolver el caso a través de los canales legales estándar, Timerman quería encontrar una forma de que los acusados comparecieran ante la Justicia. La Comisión de la Verdad (que el canciller reconoce como nombre poco afortunado) al menos permitiría a los jueces argentinos ir a Teherán para una posible entrevista con los acusados, aseguró el canciller Timerman”, indicó la publicación.

Cristina Kirchner difundió la entrevista completa con Filkins, de casi dos horas, de la cual sólo algunas citas textuales fueron volcadas en la publicación. En su lugar, otorga un espacio a las críticas de los medios opositores sobre un supuesto exceso de cuidado estético de la Presidenta.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.