EL PAíS › ARMANDO GOSTANIAN FUE CONDENADO POR UN NEGOCIADO QUE HIZO AL FRENTE DE LA CASA DE MONEDA

Cinco años de prisión por cobrar coimas

El empresario amigo de Carlos Menem seguirá en libertad mientras la condena no quede firme, pero tendrá que devolver unos 800 mil dólares que cobró por la compra de equipos a una empresa alemana. También fueron condenados otros dos ex funcionarios.

El empresario Armando Gostanian, presidente de la Casa de Moneda durante los diez años que duró el gobierno de Carlos Menem, fue condenado ayer a cinco años de prisión y a devolver unos 800 mil dólares que cobró como coima de una empresa alemana por la compra de equipos técnicos. A casi veinte años del comienzo de los hechos, el Tribunal Oral Federal 4 condenó también por el delito de peculado a otros dos ex funcionarios y al representante en la Argentina de la firma Atlantic Zeiser, a quienes les impuso penas de entre dos y tres años de prisión en suspenso más el decomiso de aproximadamente 400 mil dólares. El “Gordo bolú”, como lo llamó alguna vez Menem, agradeció a los jueces “el respeto” que le dispensaron. Seguirá libre cuanto menos hasta que la condena quede firme.

Los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Néstor Costabel condenaron a tres años de prisión al ex vicepresidente de la Casa de Moneda Juan Carlos Kalfaian y al ex gerente general Rubén Chorbadjian y a dos años de cárcel a Jorge Molina, representante en Argentina de la empresa alemana Atlantic Zeiser. Cada uno de los ex funcionarios deberá devolver cerca de cien mil dólares y Molina poco más de 200 mil. El tribunal consideró probado que los cuatro cobraron coimas para hacer la operación de compra de las máquinas.

Los jueces determinaron que luego de seis operaciones comerciales que hicieron la Casa de Moneda y Atlantic Zeiser en 1996, 1997, 1998 y 1999, la compañía le depositó a Gostanian en una cuenta bancaria radicada en Suiza el 30 por ciento del valor de la orden de pago en concepto de coima. Los magistrados también consideraron probado que Kalfaian, Chorbadjian y Molina recibían un quince por ciento de la operación en coimas. La causa la había elevado a juicio en abril de 2012 el juez federal Ariel Lijo, que en el marco de la investigación libró exhortos a Suiza, Alemania y Estados Unidos para identificar las cuentas donde se habían depositados las coimas.

La condena al ex funcionario y dueño de la camisería Rigar’s es de cumplimiento efectivo pero por ahora no irá preso: el tribunal ordenó que la detención se concrete recién cuando el fallo quede firme. Por su edad (81 años) y por su estado de salud, Gostanian había planteado sin suerte ser eximido del juicio. Durante el proceso estuvo presente sólo en las audiencias en las que por ley no tenía permitido ausentarse, con lo cual seguramente pedirá cumplir la pena en arresto domiciliario. La defensa del empresario está a cargo del abogado Oscar Salvi, juez federal en los años ’80 que defendió a Menem en la causa por venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia.

El fiscal Diego Luciani, luego de dar por probado que recibieron coimas por cerca de 1,2 millón de dólares, había pedido penas de seis años de prisión para Gostanian, cinco para Kalfaian y Chorbadjian y cuatro años para Molina. El representante del Ministerio Público Fiscal estableció en su momento que al valor de venta de la máquina numeradora de billetes “se le habría agregado entre un 40 y un 50 por ciento más de precio”, plus por más de un millón de dólares que “era estipulado por los funcionarios argentinos, quienes lo habrían negociado con la empresa germana a través del representante comercial”.

“Sólo quiero agradecer el respeto con el que he sido tratado por el tribunal”, le dijo Gostanian a los jueces en sus últimas palabras antes del veredicto, en el que no estuvo presente. Los magistrados lo condenaron como coautor del delito de peculado y el próximo 9 de octubre darán a conocer los fundamentos de su decisión. El tribunal fijó la devolución de dinero en marcos alemanes, moneda en la que se hicieron las operaciones y que ya no existe porque en Alemania rige el euro, por lo que se hace la conversión a dólares.

Gostanian es amigo personal y era uno de los hombres de mayor confianza del ex presidente y actual senador Menem, al punto que lo alojó en su casa quinta cuando el ex presidente tuvo que cumplir arresto domiciliario en la causa por el tráfico de armas, ordenado por el entonces juez federal Jorge Urso.

Compartir: 

Twitter
 

Armando Gostanian, el “Gordo bolú”, como lo llamó alguna vez durante su presidencia Carlos Menem.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.