EL PAíS › SIGUEN LAS PRESIONES PARA QUE SE PRODUZCA UN ACUERDO ENTRE MASSA Y MACRI

En el círculo rojo no tiran la toalla

A pesar de que los candidatos del PRO y del Frente Renovador dieron señales de que no harán un pacto de cara a octubre, volvieron a surgir presiones. Proponen que Massa se baje y, a cambio, Vidal renuncie a su postulación.

Las presiones para encontrar una alquimia que permita acumular los votos de Sergio Massa y Mauricio Macri de cara a las elecciones generales de octubre siguen operando, a pesar de que ambos dirigentes dieron varias señales de que no habrá ningún acuerdo electoral para vencer al candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli. Tras haber fracasado las conversaciones antes de la inscripción de candidaturas y alianzas, el ensayo que plantean ahora desde ciertos sectores es que Massa decline su postulación y, en contrapartida, María Eugenia Vidal retire de la suya a la gobernación bonaerense. En diálogo con Página/12, el radical Daniel Salvador, compañero de fórmula de Vidal, desestimó esas especulaciones y ratificó las candidaturas de Cambiemos. Desde el PRO, la diputada Laura Alonso salió al cruce de esa propuesta, explicitada también por Beatriz Sarlo en un reportaje: “Sarlo trabaja para Scioli. No sé por qué no me sorprende. Quiero sugerirle que se baje ella. Con todo respeto, eh”, tuiteó la legisladora macrista.

Los resultados de las PASO dejaron preocupados a distintos sectores económicos y sociales, que vieron cómo Daniel Scioli quedó cerca del 40 por ciento de los votos mientras el frente Cambiemos que lidera Macri alcanzó el 30. El frente UNA, de Massa, en cambio, acumuló 20 puntos, incluidos los 14 del tigrense y los 6 del gobernador cordobés, José Manuel de la Sota. En ese contexto, otra vez el “círculo rojo”, que incluye empresarios, intelectuales y editorialistas de medios de comunicación empezó a mandarles mensajes a sus interlocutores políticos. El diario La Nación, a través de unos de sus columnistas, le avisó al PRO que tiene dos opciones: “Sentarse a rezar para que Scioli no llegue al 45 por ciento de los votos o buscar un trabajoso y difícil acuerdo con el Frente Renovador que derive en un renunciamiento histórico de Massa en aras del triunfo de la oposición”. En esa línea también se expresó Sarlo, quien consideró que en caso de cumplir con el postulado de bajar a Vidal y a Massa, “no les gana nadie”.

El candidato a gobernador del massismo fue bastante contundente ante esa hipótesis: “Jódanse”, dijo Felipe Solá, esta semana, sin rodeos. El ex intendente de Tigre y el diputado Francisco de Narváez habían mantenido antes de las PASO un encuentro con el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, donde trataron de convencerlo de unificar la propuesta opositora. De Narváez incluso renunció a su postulación a la gobernación como una suerte de “prenda de unidad”. Finalmente nunca se logró emular a nivel nacional aquel acuerdo que en 2009 había reunido en Buenos Aires a Solá, De Narváez y el PRO, ni tampoco el de las legislativas 2013, que llevó a Massa al triunfo y que tenía también al macrismo integrado en las listas.

“Sabemos que es una movida nada sencilla, que el oficialismo sacó un 40 por ciento. Pero también hay un 60 que no los votó y que eligió un cambio. Las primarias ampliadas que no pudimos hacer los dirigentes de la oposición, que ahora las haga la gente”, consideró Salvador, en referencia a que los votantes opten ahora por el candidato que haya sacado más votos de los opositores. Otros dirigentes como el macrista duhaldista Eduardo Amadeo también salieron al cruce de esa hipótesis: “Sarlo, muy inteligente, ha caído en el peor vicio de los intelectuales: enamorarse de sí misma! Para qué sirve esto?”, aseguró en su cuenta de Twitter.

Compartir: 

Twitter
 

Vidal y Massa deberían resignar sus aspiraciones a presidente y gobernadora para lograr la unidad.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.